:::: MENU ::::

martes, 11 de febrero de 2020

  • 11.2.20
El presidente del Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS), Francisco Ángel Sánchez, ha iniciado una ronda de visitas a las once Zonas de Trabajo Social (ZTS) de la provincia con el objetivo de conocer el funcionamiento de las mismas y la situación de sus trabajadores. Según Sánchez, "con estas visitas se pretende obtener información para mejorar el servicio que se presta a la ciudadanía, así como las condiciones de los trabajadores.



"Estamos reuniéndonos con la plantilla del IPBS, que supera las 160 personas, para conocer su situación y recoger propuestas de mejora; también con los delegados de Servicios Sociales y alcaldes de los ayuntamientos para trasladarles las ayudas y programas con los que contamos, sobre todo la Unidad de Adicciones, los Equipos de Tratamiento Familiar y los Servicios Sociales Comunitarios", subrayó.

En este sentido, el diputado provincial hizo hincapié en que “una de las cosas que estamos observando es que algunas corporaciones locales desconocían los servicios que prestamos desde la Diputación, de ahí que sea importante que estemos visitando los municipios”.

El IPBS trabaja en los llamados Servicios Sociales Comunitarios en los municipios de menos de 20.000 habitantes. En total, la provincia se divide en once Zonas de Trabajo Social que engloban a 69 ayuntamientos, atendiendo a una población de 278.699 habitantes.

Los centros de Servicios Sociales Comunitarios de las ZTS se encuentran ubicados en Castro del Río, Aguilar de la Frontera, Doña Mencía, Fernán Núñez, Hinojosa, La Carlota, Montoro, Peñarroya-Pueblonuevo, Pozoblanco, Rute y Villaviciosa.

El presidente del IPBS abundó en que “con esta información vamos a elaborar un diagnóstico global de las Zonas de Trabajo Social en cuanto a recursos humanos y materiales y, mientras tanto, estamos trabajando en la reorganización de los recursos existentes”.

Finalmente, aprovechó para destacar el trabajo de los cuatro equipos de tratamiento familiar, formados cada uno por un trabajador social, un psicólogo y un educador social, además de una persona encargada de coordinar todas las actuaciones. Estos equipos trabajan con familias que tienen a menores en situación de riesgo para evitar que salgan de su entorno.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


lunes, 10 de febrero de 2020

  • 10.2.20
En el momento de escribir estas líneas, transcurrida apenas una semana del segundo mes del año, ya han sido asesinadas ocho mujeres en nuestro país a manos de una violencia machista que algunas personas se niegan a reconocer, ocultando la realidad con el relato ficticio sobre una supuesta violencia “intrafamiliar” o “doméstica”. Sin embargo, el cómputo de hombres muertos por sus esposas o exparejas es tan insignificante que compararlo con el de mujeres muertas por un machismo asesino resulta insultante y ofensivo.



Los que niegan esta evidencia insisten tanto en la mentira –como aconsejó Goebbels– que, incluso, algunas mujeres dan su confianza y su voto a partidos que desprecian la realidad y no admiten que la mujer sea víctima de la peor de las desigualdades, la que no reconoce su dignidad como persona y la considera un ser inferior.

Una cultura patriarcal y machista ha consentido durante siglos que la mujer sea tratada como simple objeto a disposición y disfrute del hombre. Y que, por lo tanto, pueda desprenderse y ser eliminarlo, incluso con el asesinato, cuando no sirve o se revela. Es la actitud –asesina– que adopta el engreído de su superioridad machista.

Para estos obtusos a la razón, el feminismo –la lucha por la igualdad en derechos de la mujer– es una peligrosa ideología porque combate la discriminación que la mujer sufre por el mero hecho de ser mujer, algo que los conservadores de las tradiciones –como el machismo en nuestra sociedad– no son capaces de soportar ni tolerar, negando la realidad.

Por tal razón, los reaccionarios que intentan desacreditar o suprimir las políticas feministas que persiguen la igualdad efectiva de la mujer (listas paritarias, colegios mixtos, igual salario a igual trabajo, acceso a trabajos acordes con su formación...) y las de protección contra la violencia machista (amparo judicial y policial, teléfonos de ayuda, casas de acogida...) se ven en la necesidad de recurrir a la falsedad, al bulo y a la abierta mentira para justificar sus prejuicios y “vender” sus mensajes a la ciudadanía.

No quieren aceptar que la mujer sigue siendo víctima de una violencia machista reacia a desaparecer. Y que se expresa, no como violencia intrafamiliar, sino como lo que es: machismo asesino. Si no fueran tan obtusos, les bastaría lo que llevamos de año para comprender que la realidad ha vuelto a ponerse tristemente de manifiesto, contradiciendo sus falsedades negacionistas sobre la discriminación criminal que soporta la mujer, por razón de sexo.

Del mismo modo, es también falso y tergiversado que los inmigrantes sean los culpables de todos los males que padecemos como colectividad. Ni la delincuencia ni el desempleo ni el deterioro de los servicios públicos son debidos a ellos, como proclaman los que exigen vallas, muros y ejércitos en las fronteras para “impermeabilizar” nuestro país de quienes huyen del hambre, la miseria o las guerras.

Mientras los que se dedican extender bulos que criminalizan hasta a los menores sin familia confinados en centros de acogida, propalando el odio al migrante, el jefe del Estado, a la sazón Rey de España, durante los actos celebrados en Jerusalén por el 75.º aniversario de la liberación del campo nazi de Auschwitz (Polonia), donde fueron exterminadas 1.300.000 personas, pedía al mundo entero, lo que incluye a nuestros “puristas” raciales, que había que “poner coto al odio, la xenofobia y el racismo”.

Entre lo expresado por el rey Felipe VI y lo sostenido por esos negacionistas de la diversidad, existe la misma distancia que entre la realidad y la mentira. Sin embargo, se empeñan los xenófobos en manipular los hechos para intentar convencer a los ingenuos de que limitando libertades y recortando derechos ganamos seguridad, necesaria para “resolver” un problema que en realidad no existe: el de la migración.

Al contrario, los inmigrantes representan una oportunidad. Es lo que declara el flamante ministro de Seguridad Social y Migraciones al asegurar que, sin una media de 270.000 migrantes anuales, de aquí al 2050, no se podrá garantizar el sistema público de pensiones, debido al envejecimiento de la población.

La realidad vuelve a desmentir a los populistas xenófobos, quienes, no obstante, no dejan de irradiar el miedo y el odio para ganar adeptos a sus mentiras, bulos y falsedades. Y conseguir votos, a costa de pisotear los Derechos Humanos. ¡Ni la mujer ni el inmigrante merecen respeto como personas!

La última falacia demagógica que circula con profusión es la censura escolar, denominada eufemísticamente “pin parental”, que promueven los mismos que despotrican del feminismo y practican el racismo. No quieren que en las escuelas se eduque a sus hijos en el respeto a la igualdad de las personas, la diversidad de la identidad sexual y la pluralidad social en cuanto a ideas, creencias y costumbres, derechos todos ellos reconocidos y protegidos por la Constitución.

Esgrimen los censores la defensa de la “libertad” de los padres a elegir la educación de sus hijos, pero se guardan en señalar que a lo que aspiran es someter la escuela al sectarismo de una ideología que es contraria a los valores constitucionales de igualdad, tolerancia, respeto y libertad.

Denuncian alarmados un supuesto adoctrinamiento quienes, precisamente, persiguen adoctrinar en las escuelas con ideas religiosas (respetables a título individual) y valores sectarios (válidos como opción política) que hacen prevalecer la desigualdad de la mujer, la tutela moral de la sociedad, la discriminación racial y la injusticia económica que condena los pobres a la pobreza eterna, por condiciones de nacimiento.

Se trata, pues, de otro enfrentamiento que los propagandistas de bulos, falsedades y mentiras mantienen contra las conquistas logradas en democracia y que posibilitan que la educación sirva de “ascensor” social y ayude a emancipar a las futuras generaciones de las ligaduras que nos mantienen atados a convencionalismos trasnochados y a formas de pensar reaccionarias, excluyentes o discriminatorias.

La verdadera intención del “pin parental” no es dar “libertad” a los padres para escoger una educación “a la carta” (podrían pagársela en colegios de élite), sino atacar a la enseñanza pública. Pretenden que el Estado financie centros privados de educación que –¡oh, casualidad!– imparten esas asignaturas que “eligen” los padres para adoctrinar a sus hijos, sin respetar el derecho de los niños a recibir una educación acorde con los derechos y valores que consagra la Constitución. O que los colegios públicos se conviertan en centros religiosos.

La realidad, no obstante, vuelve otra vez a contradecir estas mendacidades, porque el verdadero adoctrinamiento es presentar una creencia como si fuera una verdad científica, impedir que los profesores ejerzan su cometido y arrebatar al Estado su obligación de garantizar modelos educativos basados en valores constitucionales que buscan conformar sociedades más libes, plurales, diversas, abiertas, tolerantes, pacíficas y respetuosas. Solo los sectarios que están en contra de estos objetivos son partidarios del “pin parental”.

Rechazan la pluralidad y la diversidad existente en la sociedad como reniegan del cambio climático. Va en contra de sus intereses y del capitalismo mal entendido. Que no se pueda explotar todo un bosque y ganar dinero por respetar los árboles que contribuyen a fijar el dióxido de carbono de la atmósfera, evitando ese calentamiento atmosférico que hace cambiar el clima, no entra en sus molleras. No creen en la ecología, la sostenibilidad y la salvaguarda del medioambiente. Chorradas.

Para ellos, la contaminación es progreso, las calles atascadas de coches es signo de vitalidad económica, el agotamiento de recursos es capacidad productiva, el destrozo de formas y medios de vidas (para animales y humanos) es libre comercio y poder empresarial, el empobrecimiento de muchos es inevitable para la riqueza de pocos.

Arrasar el planeta es incondicional al emprendimiento… lucrativo de unos cuantos. Y esos cuantos, siempre los mismos, son los que reniegan del ecologismo, la solidaridad, el feminismo, la educación en igualdad y tolerancia, y del bienestar de todos, porque les perjudica.

Todos son explotadores que están en contra de cuantos movimientos de liberación emerjan en el mundo para la emancipación de los oprimidos y la defensa de este barco en el que navegamos por el Universo. Y para engañar a todos, recurren a los bulos, las falsedades y las mentiras.

Se llamen como se llamen (aquí, en Italia, Brasil o Estados Unidos, por citar algunos sitios donde logran convencer), ya los vamos conociendo, aunque crean que con sus populismos ultranacionalistas puedan seguir manipulando nuestra percepción de la realidad. Esta acaba imponiéndose, no solo por terca, sino por responder a la verdad.

DANIEL GUERRERO
  • 10.2.20
El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) atendió durante 2019 en los diferentes programas de ayuda psicológica para mujeres adultas víctimas de violencia de género a 2.226 personas frente a las 1.350 de 2018, lo que supone 876 usuarias más y un incremento del 64,88 por ciento. Asimismo, el pasado año se pusieron en marcha dos nuevos grupos de mujeres de intervención psicológica: uno para situaciones de ruptura y dependencia emocional, y otro para la autonomía y empoderamiento.



En este sentido, la directora del IAM, Laura Fernández, ha subrayado que "la atención psicológica a mujeres víctimas de violencia de género constituye una de las principales líneas de actuación del Instituto para su recuperación integral".

Fernández ha resaltado que "estos programas ofrecen intervenciones especializadas, integrales y gratuitas con una metodología donde se parte de una visión amplia de la violencia de género que incorpora factores explicativos multicausales para tratar de dar respuesta a las necesidades de las usuarias de estos servicios".

Así, el programa de atención psicológica grupal a mujeres víctimas de violencia de género, tanto en los Centros Provinciales del IAM como en el Centros Municipales de Información a la Mujer (CMIM), ofreció apoyo a 1.201 mujeres frente a las 1.161 de 2018, lo que implica un ligero aumento del 3,44 por ciento.

Los objetivos de este servicio son lograr que las mujeres víctimas comprendan el proceso de violencia como primer paso hacia su desvictimización, trabajar sobre las consecuencias de dicho proceso, favorecer la reconstrucción de la autoestima, orientar la búsqueda de apoyo social y de sus redes sociales y, por último, potenciar la escucha activa de las mujeres asistentes a los grupos.

El programa se desarrolla a través de grupos de talleres (de reflexión, terapéuticos y para la autonomía personal) que siguen el protocolo para la intervención psicológica grupal con las mujeres víctimas de violencia de género en Andalucía. El pasado año se realizaron 91 itinerarios de atención grupal y la atención psicológica se efectuó en 36 municipios de Andalucía dando cobertura a un total de 1.201 mujeres.

Por su parte, el taller de acompañamiento emocional a niñas, niños y adolescentes víctimas de violencia de género ofrece un espacio en el que se favorece dicho acompañamiento emocional y su bienestar físico, psicológico y social capacitando a las madres para que se constituyan en figuras de apego seguro, apoyo y protección.

Este taller se dirige a las madres que no acceden al Servicio de Atención Psicológica a hijas e hijos por no existir denuncia, por estar archivado el procedimiento pero detectarse indicadores de violencia de género o si no se les conceden medidas cautelares, entre otros motivos. En 2019 se pusieron en marcha 11 talleres con la participación de 116 mujeres beneficiándose 206 menores. En 2018 la asistencia de madres alcanzó las 189.

Además, se han creado dos nuevos programas de intervención psicológica con grupos de mujeres. El primero es para situaciones de ruptura y dependencia emocional, donde la atención psicológica se centra en el apoyo psicológico grupal acompañado de forma puntual de asesoramiento jurídico, para el acceso a recursos sociales y para la empleabilidad realizado por las distintas áreas de los Centros Provinciales del IAM si lo precisa la usuaria. En 2019 se han efectuado 22 talleres con un total de 308 participantes.

El segundo es la intervención psicológica con grupos para la autonomía y el empoderamiento de las mujeres tiene como propósito favorecer ambos aspectos desde una perspectiva de género. Y es que la socialización de género ha desfavorecido la autonomía y el empoderamiento en muchas mujeres creando situaciones de aislamiento, malestar y déficits en sus relaciones.

En su desarrollo se emplean técnicas de reestructuración cognitiva, de relajación, técnicas de conexión emocional o habilidades sociales, para que las mujeres puedan cuestionar su socialización y desarrollen su autonomía personal. En este programa, que también se desarrolla en los Centros Provinciales del IAM, se han realizado 47 talleres con 601 participantes.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 10.2.20
La competición provincial de ciclismo de montaña conocida como Diputación de Córdoba XCM Series 2020 contará este año con un total de diez pruebas que recorrerán las distintas comarcas de la provincia con una oferta variada de recorridos y paisajes para la práctica de la modalidad de BTT Media Maratón.



La Federación Andaluza de Ciclismo y la Delegación de Juventud y Deportes de la Diputación vuelven a sumar esfuerzos para poner en marcha este calendario de pruebas que “pone de manifiesto la decidida apuesta de la Diputación por el ciclismo y la organización de eventos de calidad”.

Así se ha expresado la delegada de Deportes en la institución provincial, Ana Blasco, quien señaló que “es una competición que es posible gracias a la implicación de los clubes ciclistas de la provincia y que está cosechando cada vez más éxito gracias a la calidad de las pruebas y los recorridos”.

La competición de la Diputación de Córdoba XCM Series 2020 comenzará en la edición de este año el próximo 1 de marzo, con la VI BTT Monte Malagón (en Belalcázar), y concluirá el 15 de noviembre, con la VI Media Maratón AMV Villafranca.

Entre medias, le tocará el turno a la XI BTT Montes Comunales, en Adamuz (8 marzo); a la 8ª Media Maratón de la Subbética, en Priego (22 marzo); la VIII BTT Villaharta (19 abril); la XXVI Ruta MTB Ciudad de Lucena (6 septiembre); y la IV Media Maratón Villa de Montemayor (27 septiembre).

A continuación, la competición continuará con la IV Media Maratón Villa de Rute (4 octubre); la IV Media Maratón BTT Batalla de Ategua, en Santa Cruz (11 octubre); la V Media Maratón BTT Jarota, en Villanueva de Córdoba (1 noviembre); y la VI Media Maratón AMV Villafranca (15 noviembre).

Las clasificaciones del circuito están abiertas a todos los participantes, bien con licencia anual o con licencia de un día. Habrá clasificación por clubes/equipos al finalizar la competición y los que participen en la mitad más una de las pruebas celebradas entrarán en la clasificación final, recibiendo además el maillot oficial del circuito. Más información en www.cordobaxcmseries.com.

 REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

domingo, 9 de febrero de 2020

  • 9.2.20
Una reciente encuesta realizada por una aplicación de seguridad femenina asegura que el 83% de las mujeres encuestadas indicaba que cuando más miedo sentía era cuando tenía que caminar sola por la calle y de noche. La calle se convertía para ellas en un entorno que les hacía aflorar los miedos que en otros lugares no los tienen.



Y si a la calle se le sumaba la oscuridad, los temores se acentuaban. Hemos de tener en cuenta que muchas de las mujeres que respondían al cuestionario ejercían sus trabajos hasta entrada la noche, por lo que necesariamente debían regresar a casa cuando el sol se había puesto.

No se especificaba en la encuesta los lugares de residencia de quienes la habían respondido, aunque, me imagino, que la preocupación crece a medida que se vive en localidades con mayor población, de modo que será en las grandes urbes donde el sentimiento de inseguridad se acentúa, dado que en ellas el anonimato se encuentra mucho más extendido entre la gente.

De todos modos, quisiera apuntar que los miedos que manifestaban en la encuesta se debían al mero hecho de ser mujeres; no porque les pudieran tener incidentes similares a los que les acontecen a los hombres (que también pueden ser víctimas de episodios de agresividad).

En las explicaciones aportadas, de un modo u otro, aparecía descrito el machismo imperante en nuestra sociedad, de forma que a algunos sujetos ese machismo les hace creer que son superiores y que, en consecuencia, tienen la potestad de molestarlas, e, incluso, asaltarlas o agredirlas por el mero hecho de la propia condición femenina de la mujer.

En la encuesta también se les preguntaba acerca de las soluciones que encontraban para sentirse seguras. En su mayoría respondía que la solución más habitual era la de ir acompañadas por alguna persona amiga o conocida y, si esto no fuera posible, mantener el contacto por SMS o WhatsApp con algún familiar, de modo que pudieran estar localizadas durante el recorrido que tenían que hacer hasta llegar a la casa.

La verdad es que la primera vez que me hice consciente de este miedo que afecta de modo especial al género femenino fue en la convocatoria de una concentración que se llevó a cabo tiempo atrás como repulsa a la agresión sufrida por una chica por parte de la tristemente famosa ‘Manada de Pamplona’.

En esa ocasión me vi con algunas compañeras que son profesoras de la Facultad en la que trabajo. En medio de la charla que mantuvimos surgió el tema de la indefensión en la que se encuentran algunas mujeres ante las agresiones de ciertos personajes.

Silvia, una de estas compañeras, me hizo ver que desde su adolescencia siente miedo a caminar sola por la calle en determinadas circunstancias, y que este temor difuso lo padecen muchas de las jóvenes que ella conoce, dado que pueden ser molestadas o agredidas de manera física o verbal por el mero hecho de ser mujeres

Por mi parte, le manifesté que nunca había pensado en ello, dado que yo nunca he sentido ese temor por el hecho de ser hombre. Bien es cierto, que en determinados contextos o situaciones puedo sentirlo, especialmente si pienso que pudiera ser abordado por otros (las mujeres no te atracan) con la intención de ser robado.

A partir de la charla que mantuve con aquellas compañeras, acudieron a mi mente los trabajos de investigación que en cierta ocasión realicé con un grupo de estudiantes de Secundaria acerca de las ideas que tenían de lo que acontece en las calles. Como habitualmente les planteo, esas ideas deberían plasmarlas en dibujos que ellos crearan de forma libre y sin que les preocupara si estaban mejor o peor realizados, pues lo importante era lo que expresaban en la lámina.

Me llamó de modo especial la atención algunas de las escenas que ciertas alumnas habían plasmado, pues reflejaban con bastante claridad ese sentimiento de temor que les generan los espacios públicos como lugares en los que se dan todo tipo de agresiones o violencias.



Es lo que expresó Marina, de 13 años, con el dibujo de una escena urbana. Si lo observamos con cierto detenimiento, nos muestra como elemento central a una madre que sostiene a su hijo pequeño, al tiempo que una voz oculta les dice: “¿Dónde estáis? Vuestros amiguitos no os van a hacer nada…”.

Por otro lado, en un gran plano general se contempla una plaza en la que acontecen distintas formas de agresión. Así, desde una ventana se escuchan: “No me pegues más. ¡¡Desátame!!; a lo que otra voz responde: “No. ¡¡No quiero, estúpida!!”.

Continúa con otras expresiones agresivas como la de un chico que es atropellado por un coche o el atraco en un supermercado en el que matan a una persona. Cierra con una pareja que está sentada en un banco en el que el chico dice: “Me encanta este barrio. ¡Es tan divertido!”, al tiempo que la chica que le acompaña le responde: “Pues a mí no me gusta porque hay mucha violencia. Por esto me voy a mudar a otro barrio”.

Resulta ilustrativo el diálogo que mantiene esa pareja del dibujo anterior, ya que al chico no le molestan todas las formas de violencia que se dan en el barrio en el que vive; mientras que la joven que le acompaña manifiesta tal rechazo que está deseando cambiarse de barrio. Es un modo no planificado de expresar cómo sienten cada uno de los géneros.



Otro trabajo pertenece a Julia, compañera de la anterior y también de su misma edad. En este caso, la autora trazó una calle cargada de tensiones y agresiones. Así, vemos como elementos principales un par de coches que vienen de frente: uno conducido por chicas y el otro por chicos que los conducen con sonido a todo volumen, al tiempo que los conductores que iban en sentido contrario se lo recriminan; también, una niña sola en una acera llorando; un bebé abandonado en la otra acera al lado de una botella rota y colillas; y en una de las esquinas, una mujer que es atracada por un individuo que porta una pistola.

Quizás estos dos dibujos que he seleccionado del conjunto no sean tanto de experiencias directas que las alumnas hubieran vivido, sino el resultado de las noticias alarmantes que cotidianamente nos llegan por los medios de comunicación y que ellas han sintetizado en sus pensamientos y las han trasladado a unos espacios urbanos.

Y es que conviene tener en cuenta que en la actualidad las noticias de las diversas agresiones que sufren las mujeres, con especial significado los casos en los que son víctimas las jóvenes, impactan en los oyentes o espectadores, que, entre atónitos e indignados, sienten la impotencia ante una realidad que parece que se resiste a cambiar.

AURELIANO SÁINZ
  • 9.2.20
La Guardia Civil, con la colaboración de la Policía Local de Baena, ha detenido gracias al desarrollo de tres operativos distintos en la localidad cordobesa de la Campiña del Guadajoz a seis personas como supuestas autoras de un total de cuatro delitos de robo con violencia a personas de avanzada edad, que se venía produciendo desde el pasado mes de diciembre en la zona centro del municipio, por el procedimiento del tirón.



Ante estos hechos, la Guardia Civil estableció un dispositivo preventivo de servicio con el objetivo de prevenir este tipo de robos y, en su caso localizar, y detener a los supuestos autores. Fruto de este dispositivo coordinado por la Guardia Civil, en el que también se integraron varias patrullas de la Policía Local de Baena, se ha logrado identificar y detener en tres operativos distintos a los seis supuestos autores de los cuatro robos investigados.

El primero de estos operativos se llevó a efecto el pasado mes de enero, tras tenerse conocimiento de que se había producido un robo con violencia, por el procedimiento del tirón, donde la víctima, una mujer de 64 años de edad, fue abordada por dos personas que llevaban el rostro cubierto y le sustrajeron de un tirón el bolso que portaba con dinero, un teléfono móvil y documentación bancaria.

La presencia de una patrulla de la Guardia Civil de Seguridad Ciudadana por el casco urbano de la localidad en el momento en que se cometió el robo, permitió localizar inmediatamente el inmueble donde se habían podido ocultar los dos supuestos autores, el cual fue sometido a una vigilancia discreta, detectando a dos hombres y una mujer que sacaban maletas y bolsas a toda prisa con la intención de abandonar inmediatamente la vivienda.

La rápida actuación de los guardias civiles, apoyados por una patrulla de Policía Local, evitó la huida de los sospechosos, en cuyas maletas se localizaron los efectos sustraídos a la víctima, por lo que se procedió a la detención de estas tres personas como supuestos autores de un robo con violencia con resultado de lesiones, decretando la Autoridad Judicial el ingreso en prisión de dos de ellos.

El segundo de los operativos se llevó a efecto también el pasado mes de enero, tras un nuevo robo con violencia por el procedimiento del tirón, en esta ocasión a una mujer de 79 años, que fue abordada en la calle por un joven. Los indicios obtenidos permitieron identificar a un joven vecino de la localidad como supuesto autor de los hechos, conocido por sus antecedentes policiales, y que fue posteriormente sorprendido in fraganti cuando estaba cometiendo un robo en el interior de un vehículo que se encontraba estacionado en una calle de Baena.

Tras su detención como presunto autor de un delito de robo con violencia y otro de robo con fuerza en interior de vehículo, durante la instrucción de diligencias, la Guardia Civil logró vincular al detenido con la comisión de otro robo con violencia y el robo en el interior de una vivienda.

El último de estos tres operativos se saldó con la detención de dos mujeres conocidas por sus amplios antecedentes policiales por la comisión de delitos contra el patrimonio, quienes tras abordar a un hombre de 80 años en la entrada de su casa, donde supuestamente le sustrajeron una cartera que llevaba, provocándole lesiones que requirieron asistencia médica.

Ante ello, se estableció un dispositivo de servicio orientado a su identificación y detención, dispositivo que permitió identificarlas y vincularlas directamente con la supuesta autoría del delito investigado, procediéndose a su detención como supuestas autoras de un robo con violencia.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 9.2.20
La Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad ha convocado incentivos por valor de diez millones de euros dirigidos al impulso del desarrollo inteligente de ciudades y territorios de Andalucía, tal y como se publica en el BOJA. Los destinatarios de las ayudas, los ayuntamientos y entidades locales andaluzas menores de 20.000 habitantes, podrán solicitarlas a partir del próximo martes, 11 de febrero, y dispondrán de un plazo de hasta 90 días naturales.



A través de este programa, que se convoca en régimen de concurrencia competitiva, el Ejecutivo andaluz ofrece apoyo financiero a las entidades locales para implantar proyectos tecnológicos que mejoren la calidad de vida de la ciudadanía en todos los ámbitos que conforman los actuales modelos de ciudades inteligentes: economía, movilidad, medio ambiente, sociedad, bienestar y gobernanza.

Del montante global, la Consejería de Economía aportará ocho millones procedentes del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) al presupuesto global de estas ayudas, que se complementarán con una aportación por parte de las entidades locales de, al menos, dos millones de euros. Los fondos se otorgarán mediante la modalidad ayudas en especie, siendo la Junta de Andalucía la responsable de licitar y ejecutar los proyectos técnicos, además de aportar hasta el 80 por ciento de su financiación.

La orden contempla dos modalidades de ayudas. Las de carácter individual, dirigidas a entidades locales de menos de 20.000 habitantes que presenten sus proyectos en solitario, contarán con un presupuesto máximo de 300.00 euros (IVA incluido).

Los incentivos denominados de agrupación irán destinados a los proyectos diseñados por grupos de dos o más entidades locales de las mismas características que las anteriores. En esta segunda línea, que cuenta con un presupuesto máximo es de 800.000 euros (IVA incluido), podrán participar las diputaciones provinciales podrán participar representando a proyectos que afecten a varios municipios.

Serán subvencionables actuaciones como los servicios de plataforma tecnológica de ciudad, infraestructuras de hardware y software, implantación de servicios de transparencia y apertura de datos en formato abierto, así como el desarrollo software -incluidos la consultoría, análisis y diseño- o el entrenamiento del personal interno. También se incluyen las campañas de difusión a ciudadanía y empresas, estudios de evaluación o medidas correctivas durante la fase de implantación.

Para facilitar el diseño y la presentación de sus proyectos, Economía ha puesto a disposición de las entidades solicitantes el Libro Blanco Andalucía Smart, que recoge los principales ámbitos y soluciones tecnológicas de una ciudad inteligente.

Gracias a esta línea, los ayuntamientos y entidades locales autónomas podrán capitalizar las oportunidades de la economía digital, para mejorar la gestión y vertebrar un mayor equilibrio y cohesión entre todas las infraestructuras urbanas inteligentes de la comunidad.

Al margen de las ayudas, en 2019 la Consejería de Economía puso en marcha los Bootcamps, programas de entrenamiento dirigidos a capacitar a responsables públicos, gestores y técnicos de las entidades locales andaluzas en la elaboración de planes estratégicos de ciudad inteligente. Hasta la fecha, más de 168 municipios de todas las provincias menores de 20.000 habitantes han participado en esta iniciativa dotada con un presupuesto general de 390.000 euros.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


  • 9.2.20
La Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Córdoba ha presentado esta semana su Informe anual de Actividades Económicas de Córdoba y Provincia, en el que se recogen, entre otros datos, el número de empresas que realizan esta actividades, sus formas jurídicas, antigüedad y su evolución en los últimos años. En la provincia crecen las empresas un 1,6 por ciento, de 52.252 a 53.091, así como las actividades, pasando de 85.587 en 2017 a 87.303, lo que supone un incremento de un 2 por ciento (1.716 actividades más).



El presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, destacó que "toda herramienta que nos permita conocer y analizar el estado de nuestra provincia, en materia de desarrollo económico, de creación de empresas y de generación de empleo, es positiva a la hora de fijar las bases y de poner en marcha las estrategias y acciones más eficaces para seguir afrontando el futuro con garantías".

Este informe, señaló Ruiz, "es una de esas herramientas, que nos ayuda a saber en qué debilidades tenemos que trabajar con mayor énfasis y en qué fortalezas debemos incidir". "A pesar de que la provincia de Córdoba sigue avanzando en el buen camino, todavía es necesario un mayor esfuerzo por parte de todos los agentes sociales y económicos para situarla en el nivel deseado, en asuntos como la inversión pública", recalcó.

En este sentido, el máximo representante de la institución provincial subrayó el importante crecimiento, del 3,4 por ciento, que están experimentando los autónomos, sector estratégico en nuestra provincia para afrontar el desempleo y la lucha contra la despoblación". Ruiz incidió, en este punto, en "la apuesta de la Diputación por la pequeña y mediana empresa, poniendo en marcha ayudas y políticas específicas, con el objetivo de incentivar el emprendimiento".

Asimismo, en el capítulo de las fortalezas, el presidente señaló que la provincia tiene un sector agroalimentario "que es bandera de la economía y de la identidad de la provincia de Córdoba, y un sector turístico que genera mucho empleo ligado al territorio". No obstante, apuntó Ruiz, "aún debemos dar un salto importante en el desarrollo industrial, y eso pasa por el desarrollo del eje central logístico del Mediterráneo".

Para finalizar, el presidente de la corporación provincial resaltó que se han puesto en marcha diferentes iniciativas de la mano del tejido empresarial "como principal aliado a la hora de generar empleo y riqueza en nuestra provincia, con un Compromiso por Córdoba como protagonista, que nos ha llevado a trabajar conjuntamente con empresarios y sindicatos".

Datos del informe

Las principales conclusiones del informe, relativas a los datos definitivos del ejercicio 2018, revelan que el crecimiento tanto de empresas como actividades en la provincia de Córdoba vuelve a ser positivo después del pequeño estancamiento del año 2017. En la provincia crecen las empresas un 1,6 por ciento, de 52.252 a 53.091, y crecen las actividades, pasando de 85.587 en 2017 a 87.303, lo que supone un incremento del 2 por ciento (1.716 actividades más).

De esta forma, el comportamiento del número de empresas en la provincia "mejora sensiblemente". Aunque desciende en 26 localidades y en 7 permanece igual, crece en 42 localidades, lo que supone que 13 municipios más crezcan con respecto al año anterior. En cuanto a las comarcas, el mayor crecimiento lo tiene Córdoba capital seguida de Alto Guadalquivir, Vega del Guadalquivir y Campiña Sur. Un crecimiento más modesto tiene Guadajoz y Subbética,y decrecen por tercer año consecutivo Guadiato y Pedroches.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

sábado, 8 de febrero de 2020

  • 8.2.20
Esta vez todo ha empezado de madrugada. He sentido cómo unos colmillos azules de hielo se clavaban en mi tobillo haciendo que mi cuerpo desapareciera, convirtiéndome en un pellejo asolado por el que el dolor no solo corría, sino que también se había hecho dueño y señor del terreno. Yo luchaba para despegarlo de mí, intentaba correr, pero sus dientes no me dejaban. Había caído en su cepo.



Anduve por mi casa como una loca hasta que fui consciente de que en esta batalla iba a necesitar refuerzos. Esta no era la batalla con las hormigas. A esas las conocía, llevan tiempo que suben y bajan por mi pierna dejando pequeñas huellas frías a su paso.

Necesité dos aliados: una pastilla y un libro. Mientras la primera hacia su efecto, el segundo me contaba historias y me pedía que no pensara en el hielo, que solo su historia era real, la del dolor era ficticia. Pasó más de una hora hasta que pudimos abrirles las fauces al lobo.

Llevo un mes en el que los mordiscos vienen y van, haciendo que mis contornos se difuminen. La ansiedad se apodera de mi mente a ratos y solo me queda esperar, confiando que las energías del universo se muevan a mi favor y mi cuerpo encuentre el camino al equilibro.

Esto lo escribí hace un tiempo, una noche negra en la que mi pierna sufría y yo con ella. Ahora llevo unos días perdida en pensamientos oscuros que tiran de cada parte de mi cuerpo, queriendo partirme. Desde que descarrilé con el estrés hace un tiempo, siempre ando por el alambre intentando no caerme, pero mi vida no es plana, y en las subidas y bajadas a veces tropiezo y caigo en un agujero donde solo se oyen las voces de los "deberías".

Hay periodos en los que aguanto, pero otras veces caigo agotada por no llegar, por no conseguirlo todo, por no ser perfecta. Sé que esa tiranía no me hace bien. De hecho, me consume toda mi energía. Pero es que no sé cómo parar esas voces, cómo encontrar esa quietud y esa paz que tanto ansío. O conseguir que griten sin que me movilicen y agoten. No es fácil...

MARÍA JESÚS SÁNCHEZ

  • 8.2.20
La Consejería de Educación y Deporte invertirá el próximo curso 2020/2021 más de 90 millones de euros en el programa de gratuidad de libros de texto, seis millones más que hace cuatro años cuando se renovaron las mismas enseñanzas. Esta medida beneficiará a unos 940.000 estudiantes de enseñanzas obligatorias escolarizados en centros docentes sostenidos con fondos públicos.



El próximo curso escolar se renovarán de forma completa los libros de 1º y 3º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), así como los libros correspondientes a 1º y 2º de Educación Primaria y la dotación específica para el alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo. Igualmente, la Consejería repondrá los ejemplares que no estén aptos para su uso en los niveles donde no esté prevista la renovación.

La gratuidad de los libros de textos es un derecho reconocido en el Estatuto de Autonomía y respaldado por la Ley 17/2007, de 10 de diciembre, de Educación de Andalucía. El sistema se desarrolla en régimen de préstamo. Los libros son propiedad de la administración educativa y permanecen, una vez concluido el curso académico, en el centro donde el alumno haya estado escolarizado para que puedan ser utilizados por otros compañeros en años sucesivos.

Pero además del apoyo económico que supone a las familias, el objetivo de este programa es inculcar al alumnado desde el ámbito educativo y familiar la importancia de cuidar el material escolar y a ser responsable de la inversión realizada en su educación.

Las familias cuyos hijos accedan a estos cursos en 2020/2021 reciben un cheque libro y la relación de libros de texto correspondientes para su canje en la librería de su elección. El programa de gratuidad de libros de texto está dirigido a todo el alumnado escolarizado en Primaria, Educación Secundaria Obligatoria, Formación Profesional Básica y Educación Especial de los centros docentes sostenidos con fondos públicos, es decir, tanto públicos como concertados.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos