:::: MENU ::::
Mostrando entradas con la etiqueta Montilla-Moriles. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Montilla-Moriles. Mostrar todas las entradas

lunes, 29 de junio de 2020

  • 29.6.20
El Patronato Provincial de Turismo ha firmado un convenio de colaboración con la Academia del Vino para la realización de una serie de eventos y concursos con los que se persigue dar a conocer y difundir las diferentes variedades de vinos y de aceites de oliva virgen extra.



Inmaculada Silas, vicepresidenta del organismo provincial, dependiente de la Diputación de Córdoba, ha destacado que “los vinos de nuestra tierra son una de nuestras mejores señas de identidad, cuya excelencia es conocida en el mundo entero”.

“Desde el Patronato estamos trabajando, conjuntamente con la Academia del Vino, para que sigan gozando del reconocimiento que merecen, y su promoción y puesta en valor se hace aún más necesaria en estos momentos, como uno de los principales atractivos con los que reflotar la economía de nuestra provincia”, ha señalado la diputada.

Silas ha insistido en que “desde la Diputación estamos comprometidos con la promoción y desarrollo socioeconómico de los municipios y mancomunidades, utilizando para ello cuantos instrumentos, proyectos y programas sean necesarios”.

En este contexto se pretenden llevar a cabo una serie de eventos a lo largo de este año, como el XXV Concurso Ibérico de Vinos Premios Mezquita de Córdoba y la IX Muestra Ibérica de Vinos y AOVES Premios Mezquita.

El Patronato de Turismo aportará 5.000 euros a este proyecto, que va a contar con una inversión total de 15.000. El Concurso Ibérico de Vinos Premios Mezquita es el más importante que se celebra en la mitad sur de España y uno de los más populares de entre los que evalúan vinos de Portugal.

En cuanto a la Muestra Ibérica de Vinos y AOVES, la cita supone una ocasión para que los consumidores y profesionales conozcan los vinos y AOVE que han participado en los Premios Mezquita.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


domingo, 28 de junio de 2020

  • 28.6.20
La segunda sesión del Taller Formativo De Moriles hacia el Mundo, que se está celebrando a través de la plataforma de videoconferencias Zoom, ha reunido esta semana a cerca de 150 participantes, la mayoría de ellos profesionales del vino y winelovers procedentes de países como Perú, Argentina, México y, sobre todo, de casi todos los puntos de la geografía española.



"Si algo queda patente con la celebración de estas jornadas es el elevado interés de la comunidad del vino y de la población en general por recibir formación e información sobre los vinos de Moriles, ya que en solo cuatro días se han agotado las plazas y se han recibido numerosas solicitudes y peticiones para poder seguir la formación y participar en futuras ediciones", destacó Cristóbal Luque, enólogo y gerente de la Asociación de Bodegas de Moriles, entidad patrocinadora del evento.

El interés del alumnado se evidenció a lo largo de las dos horas de duración de la sesión verpertina, cuya primera conferencia se tituló Producir uva Pedro Ximénez de calidad con distintos modelos de cultivo, a cargo de Pilar Ramírez Pérez, coordinadora del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) de Cabra, cuyas explicaciones acerca de la versatilidad de la variedad autóctona de la zona fueron seguidas "casi con devoción" por parte de los asistentes, que alabaron la profundidad y la calidad de la información aportada por la ponente.

A continuación llegó el turno de David Osuna Fernández, ingeniero agrónomo de la cooperativa San Jerónimo, que abordó la singularidad del “terruño” de Moriles y de su importancia como una de las señas de identidad que, por su aspecto blanquecino propio de la caliza, denominó como “la Toscana Blanca Andaluza”.

El Taller Formativo De Moriles hacia el Mundo continuará este próximo miércoles 1 de julio con la ponencia De la magia del campo al lagar: cómo nace un Moriles Altos, a cargo de Miguel Luque Hidalgo, asesor de vinos en Lagar de Hoyos y Lagar de Benavides y otros, que continuará con una cata sensorial de vinos de Moriles dirigida por Miguel Villa Cebrián, biólogo, enólogo y experto catador de vinos.

El taller celebrará la última de sus sesiones el miércoles 8 de julio, con la conferencias La Venencia. Significado y arte, a cargo de Rafael Fernández Pérez, catador oficial del Consejo Regulador Montilla-Moriles y fundador de la Escuela de Venenciadores de Moriles. La sesión de clausura correrá a cargo de Francisco Zurera Aragón, Padrino de los Vinos Nuevos de Moriles 2019-2020.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ LUIS BAÑOS

viernes, 19 de junio de 2020

  • 19.6.20
La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, agradeció ayer al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación la rectificación del Real Decreto por el que se regula el almacenamiento privado del vino y en el que se habían excluido los vinos de solera de Andalucía, entre los que se encuentran los de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles.



“Era de justicia que se incluyeran estos vinos generosos, que se han visto gravemente perjudicados por el cierre del canal Horeca, como solicitamos la pasada semana”, aseveró la titular del ramo, quien agradeció la “rápida corrección de errores solicitada por esta Consejería, que permitirá a nuestros productores acogerse a las medidas extraordinarias de flexibilidad para el sector vitivinícola aprobadas el pasado 9 de junio por el Consejo de Ministros”.

Crespo reiteró que “la no inclusión de estos vinos habría supuesto un grave perjuicio para Andalucía” y resaltó que el objetivo de esta medida es paliar la difícil situación por la que atraviesa el sector a causa del coronavirus. En concreto, las ayudas al almacenamiento privado, para 2,25 millones de hectolitros, están orientadas exclusivamente a vinos con Denominación de Origen Protegida e Indicación Geográfica Protegida.

"Estos productores se han visto gravemente afectados por la cancelación de los fiestas de primavera en todo el territorio y el cierre de fronteras para el turismo", reiteró la titular de Agricultura, quien añadió que cumpliendo las normas de aplicación establecidas en el Real Decreto 557/2020, de 9 de junio, la Consejería abrió el pasado 11 de junio el plazo para la presentación de solicitudes para participar en la convocatoria de ayudas al almacenamiento de vino.

De este modo, los productores andaluces disponen hasta el 23 de junio para realizar sus peticiones. Desde la Dirección General de Ayudas Directas y Mercados se facilitará apoyo en la tramitación de solicitudes con la intención de garantizar la participación de todos los interesados. El importe de la ayuda se establece en 0,027 euros/hectolitro y día de vino almacenado. Las ayudas se financiarán con cargo al Fondo Europeo Agrícola de Garantía (Feaga).

Cosecha en verde y destilación de crisis

De forma paralela y con idénticos plazos, permanecen abiertas las ayudas a la cosecha en verde y a la destilación de crisis. La primera de ellas se calculará sumando una compensación por los costes directos de destrucción o eliminación de los racimos de uvas y otra por la pérdida de ingresos vinculada a la destrucción o la eliminación de éstos. Se pueden acoger a la ayuda los viticultores inscritos en alguna DOP, con un superficie mínima de la parcela de 0,3 hectáreas.

Respecto a la segunda, el importe de las ayudas a pagar a los destiladores autorizados para la destilación de crisis será de 0,40 euros por litro de vino destilado para el vino con Denominación de Origen Protegida, y 0,30 euros por litro de vino destilado para el resto de vinos.

Este importe se verá incrementado en 0,005 euros por litro de vino para aquellos volúmenes para los que la distancia entre el almacén de origen y la destilería de destino se sitúe entre los 150 y los 300 kilómetros, y en 0,01 euros por litro de vino para aquellos volúmenes de vino para los que haya más de 300 kilómetros de distancia entre el almacén de origen y la destilería de destino. El volumen mínimo será de 50 hectolitros por solicitud.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO

lunes, 15 de junio de 2020

  • 15.6.20
El enocomunicador sevillano Francisco José León, con la colaboración de la Asociación de Bodegas de Moriles y el Ayuntamiento de Moriles, han puesto en marcha el primer Taller Formativo “Moriles hacia el Mundo”, una innovadora iniciativa para promocionar los vinos de Moriles “más allá de las fronteras” de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles.



La actividad, que se impartirá a través de la popular herramienta de videoconferencias Zoom, va dirigida tanto a a profesionales del mundo del vino, de la hostelería o la industria agroalimentaria como al público en general que quiera conocer con más profundidad la singularidad de estos vinos.

El Taller Formativo “Moriles hacia el Mundo” es de carácter gratuito, gracias al patrocinio del Ayuntamiento de Moriles, de la Asociación de Bodegas de Moriles y la colaboración de las empresas andaluciadevino.com y Culinaria Plus Gastroformación. El único requisito para inscribirse es rellenar este formulario a lo largo del día de hoy. Las plazas serán adjudicadas por riguroso orden de inscripción, ya que son limitadas.

"El objetivo del taller formativo es abrir una ventana al mundo para promocionar y dar a conocer la singularidad y especificidad de los vinos de Moriles", apuntaron fuentes de la organización, que resaltaron que la presentación de la actividad correrá a cargo de la alcaldesa de Moriles, Francisca Carmona, y el Embajador de los Vinos de Moriles, Fran León.

El taller formativo se desarrollará los miércoles 17, 24 de junio, 1 y 8 de julio en horario de tarde y contará con interesantes coloquios formativos con los profesionales que mejor conocen Moriles, sus vinos, sus lagares y sus paisajes. Tras la celebración de las jornadas se expedirá un diploma de aprovechamiento a los asistentes, otorgado por el Centro de Formación Culinaria Plus y la Asociación de Bodegas de Moriles.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

viernes, 12 de junio de 2020

  • 12.6.20
La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, solicitó ayer al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación una "rectificación urgente" del Decreto por el que se regula el almacenamiento privado del vino y en el que, según la Junta, se han excluido los vinos de solera de Andalucía, entre los que se encuentran los de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles.



“No es justo que se castigue a nuestra comunidad y espero que el Ministerio rectifique inmediatamente”, aseveró Carmen Crespo, quien  explicó que este pasado martes el Consejo de Ministros aprobó un paquete de medidas extraordinarias de flexibilidad para el sector vitivinícola, por valor de 90,5 millones de euros, que recoge destilación de crisis, ayudas al almacenamiento privado y cosecha en verde, con el objetivo de paliar la difícil situación que atraviesa el sector a causa del coronavirus.

De este modo, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación autorizará la destilación de 2 millones de hectólitros de vino, el almacenamiento de otros 2,25 millones y la aplicación de la cosecha en verde en aquellas comunidades autónomas que así lo decidan

Destilación de crisis

La destilación de crisis, para 2 millones de hectolitros, tendrá cupos separados para vinos con Denominación de Origen y resto de vinos. Esta medida está dotada con 65,5 millones de euros, con importes de ayuda de 40 euros por hectólitro en el primer caso y de 30 euros por hectólitro en el segundo.

El importe de la ayuda incluye los costes de suministro y los de destilación del vino, lo que beneficiará tanto a bodegas como a destilerías, con impacto inmediato en los viticultores. Además, para que todas las zonas vinícolas puedan optar a la ayuda, se abonarán suplementos adicionales cuando la distancia a la destilería sea superior a 150 kilómetros. El alcohol obtenido deberá utilizarse en fines industriales y energéticos, nunca de boca o alimentarios.

Almacenamiento privado

Las ayudas al almacenamiento privado, para 2,25 millones de hectolitros, están orientadas exclusivamente a vinos con Denominación de Origen Protegida e Indicación Geográfica Protegida que, con la recuperación del mercado, retomarán su cotización y ritmo de ventas.

Dotada con 15 millones de euros, tendrá a las bodegas como beneficiarias, con un importe de ayuda de 0,027 €/hl de vino y día de almacenamiento, para un periodo de 180 días en todos los vinos, que puede ampliarse hasta los 270 o 360 días en caso de tintos. Los almacenamientos serán en depósito o almacén precintable, salvo para los espumosos que, por su proceso de elaboración, se almacenan en botella.

Cosecha en verde

El paquete de medidas incluye además la posibilidad de aplicar, por primera vez, en España, la cosecha en verde en aquellas comunidades autónomas que así lo decidan para parcelas amparadas bajo denominaciones de origen protegidas. La medida cuenta con un presupuesto de 10 millones de euros que se abonarán directamente a los viticultores.

El objetivo de las medidas es tratar de paliar la difícil situación por la que atraviesa el sector vitivinícola por la crisis sanitaria provocada por la covid-19, agravada con anterioridad por el cierre y actualmente por las limitaciones al canal Horeca –hoteles, restaurantes y cafeterías–, salida principal de muchos vinos.

Medidas de regulación del mercado

Estas medidas de apoyo al sector y a su equilibrio de mercado van acompañadas de medidas de regulación del mercado como limitaciones de rendimientos máximos de uva por hectárea y de un posible incremento del volumen de alcohol exigido en los subproductos resultantes de la elaboración del vino, en caso de que la situación del mercado en cada campaña así lo recomendase.

Así, se consolida el apoyo a un sector que, antes de esta crisis, estaba afectado por las medidas arancelarias del Gobierno estadounidense en relación a ciertos productos agroalimentarios, entre ellos el vino.

Estas medidas se adoptan de urgencia, dadas las posibilidades que ofrecen los reglamentos comunitarios publicados con motivos de la pandemia y que responden a muchas de las peticiones realizadas por España.

Con estos apoyos, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, respalda a un sector fundamental para la economía agraria española cuyo valor de producción supera los 1.200 millones de euros anuales y que constituye más del 4 por ciento de la producción vegetal.

“Solicitamos una corrección de errores y que se incluyan estos vinos generosos andaluces, afectados por el cierre del canal Horeca durante el periodo de confinamiento”, señaló Carmen Crespo, quien hizo hincapié en que "estos productores se han visto gravemente afectados por la cancelación de los fiestas de primavera en todo el territorio y el cierre de fronteras para el turismo".

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

jueves, 11 de junio de 2020

  • 11.6.20
Vendimia para sanitarios. Ese es el nombre con el que cinco bodegas y lagares de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles han bautizado su particular homenaje al personal sanitario de la provincia de Córdoba por su "extraordinaria labor" y por su "generosidad" durante la alerta sanitaria por el coronavirus.



Bodegas Doblas, Bodegas El Monte, Bodegas Robles, Bodegas San Acacio y Lagar Los Raigones han creado esta iniciativa con el objeto de agradecer a los sanitarios de la provincia de Córdoba su labor ante la crisis del Covid-19 y, por ello, han decidido abrirles las puertas de sus templos del vino este próximo mes de septiembre para que puedan conocer de cerca la primera vendimia de la Europa continental.

Vendimia para sanitarios, a la que se han adherido ya la Ruta del Vino Montilla-Moriles, la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO) y la Fundación Savia por el Compromiso y los Valores, "está abierta a cualquier bodega y lagar del marco Montilla-Moriles que desee unirse", explicaron los promotores del evento que, de este modo, desean ofrecer a los profesionales sanitarios y a un acompañante la oportunidad de conocer de manera completamente gratuita una de las primeras vendimias de Europa, visitando los viñedos y paisajes de la Campiña cordobesa y disfrutando de una cata de vinos en bodega.

El proyecto representa la segunda iniciativa conjunta de Bodegas Doblas, Bodegas El Monte, Bodegas Robles, Bodegas San Acacio y Lagar Los Raigones, tras Córdoba en Mayo, una iniciativa que brindó la oportunidad de festejar el Mayo cordobés, en pleno confinamiento por el coronavirus, con una selección de vinos representativos de la zona.

"Comprendemos que es absolutamente necesario que todos saquemos lo mejor de nosotros mismos y trabajemos más unidos que nunca", destacaron los promotores de Vendimia para sanitarios, que se mostraron convencidos de que "es el momento de agradecer la entrega y el esfuerzo realizados".

El personal sanitario que desarrolle su labor en la provincia de Córdoba y esté interesado en disfrutar de esta experiencia, puede remitir un correo electrónico pulsando sobre el nombre de cualquiera de las bodegas y lagares adheridos a la iniciativa: Bodegas Doblas, Bodegas El Monte, Bodegas Robles, Bodegas San Acacio y Lagar Los Raigones.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

martes, 9 de junio de 2020

  • 9.6.20
El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles alertó ayer de la aparición de nuevas manchas de mildiu en viñedos del marco vitivinícola cordobés. Según detalló el Aula de Viticultura en su boletín semanal, las lluvias registradas el pasado 31 de mayo han provocado nuevas infecciones que se harán visibles entre hoy y este jueves, por lo que se insta a los viticultores a extremar las medidas de precaución.



"Estamos en una campaña con bastante ataque de la enfermedad, tanto en Montilla-Moriles como en otras zonas de Andalucía y a pesar de que los viñedos están controlados, gracias a los tratamientos que han realizado los viticultores, lo cierto es que hay manchas contaminantes por muchas parcelas", reconoció la responsable del Aula de Viticultura, Ángela Portero.

Los primeros síntomas de esta epidemia vegetal –que afecta a las viñas especialmente durante la primavera– se detectaron a primeros de abril en una finca del término municipal de La Rambla, como consecuencia de las lluvias que se registraron en la zona entre los pasados 21 y 23 de marzo.

La estrategia que el Aula de Viticultura ha diseñado para tratar de controlar la expansión del mildiu por los viñedos del marco varía con respecto a la situación de cada parcela aunque, en todos los casos, los técnicos recomiendan tratar los viñedos "antes de que aparezcan las nuevas manchas y antes de cada lluvia".

No en vano, las precipitaciones que el pasado jueves cayeron sobre los términos municipales de Aguilar de la Frontera y Monturque han provocado una nueva infección que, a juicio de Ángela Portero, será posible entre los días 12 y 14 de junio aproximadamente.

Por eso insisten en la necesidad de mantener los tratamientos en las fincas hasta que la temperatura pase de 30 grados y no haya ninguna previsión de lluvia. "Los productos que se pueden emplear son muy variados y dependerán del ataque de cada parcela, de los controles anteriores y de las fechas de aplicación", señaló la responsable del Aula de Viticultura.

Por lo general, para las parcelas que se encuentran desprotegidas frente a la epidemia –porque su tratamiento haya cumplido ya el plazo para el que fue prescrito–, los expertos recomiendan "tratar inmediatamente, dos o tres días antes de la contaminación, con sistémicos de acción parada". Por su parte, para las fincas protegidas, los técnicos del Consejo Regulador sugieren repetir el tratamiento con sistémicos o sistémicos-penetrantes.

"El desarrollo del mildiu en el interior del racimo es lento y tarda más días que en la hoja en hacerse visible", explicó Portero, quien se mostró convencida de que "en las próximas dos o tres semanas" se observarán nuevos ataques de esta epidemia vegetal en racimos. "Los últimos síntomas aparecen en las uvas de mayor grosor, que toman una coloración marrón", señaló la ingeniera agrónoma montillana, quien apuntó que este "mildiu larvado" se podría ver en la zona "hacia finales de junio".



Conocido en otras regiones como añublo o mildeo, este hongo parásito originario de América puede ocasionar daños devastadores en todos los órganos de la planta si el clima le favorece. De esta forma, representa una de las enfermedades criptogámicas más peligrosas y de las más temidas por los viticultores porque, cuando la infección es grande, puede devastar toda la producción de una zona vitivinícola.

En los últimos años, y gracias a la constante labor del Aula de Viticultura del Consejo Regulador y al aliciente que representan para los viticultores de la zona los premios en metálico de los que está dotado el Concurso “Pedro Cabezuelo”, el mildium solo afecta un porcentaje relativamente bajo de los viñedos de la DOP Montilla-Moriles.

Generalmente, los agricultores de Montemayor son los primeros en dar la alerta cada año en la zona Montilla-Moriles, al contar con viñedos en terrenos arenosos, donde la brotación es más temprana. Con todo, el pasado año, los primeros síntomas de esta epidemia vegetal se detectaron el 25 de abril en las inmediaciones de la finca La Rentilla, en la Sierra de Montilla, y cerca de la Fuente de El Cañuelo de Montemayor.

Una vez que se detecta la primera mancha, se debe evitar arrancar la hoja afectada de la cepa, alertando de inmediato al Aula de Viticultura del Consejo Regulador, a través del correo atria@montillamoriles.es o en el teléfono 680 216 567.

Una vez verificada la infección, el Aula de Viticultura del Consejo Regulador da la voz de alarma y, en caso de que sea necesario –porque se prevean lluvias inminentes o porque el mildium esté muy extendido– los viticultores pueden empezar a aplicar los tratamientos correspondientes, a base de productos penetrantes y sistémicos que actúan incluso cuando la enfermedad se ha hecho presente en la planta.

De esta forma, a los viñedos afectados se les pueden aplicar tratamientos a base de cobre que, además de ofrecer buenos resultados, tienen un coste relativamente bajo. No obstante, si la infección es mayor, es recomendable acudir a productos sistémicos, con lo que el tratamiento se encarece considerablemente.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

viernes, 5 de junio de 2020

  • 5.6.20
La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha vuelto a declarar un conjunto de medidas cinegéticas "excepcionales" para controlar el incremento de las poblaciones de conejo silvestre y evitar así daños en cultivos e instalaciones agrícolas en zonas con presencia o alta densidad de ejemplares de Oryctolagus cuniculus, como es el caso de la zona Montilla-Moriles.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

La medida será de aplicación en veinte municipios de la provincia de Córdoba: Aguilar de la Frontera, Baena, Benamejí, Bujalance, Cabra, Cañete de las Torres, La Carlota, Castro, del Río, Fernán Núñez, Guadalcázar, Iznájar, Lucena, Montalbán de Córdoba, Montilla, Monturque, Moriles, Puente Genil, La Rambla, Santaella y La Victoria. Asimismo, también afectarán a la localidad jiennense de Porcuna y a la ciudad sevillana de Dos Hermanas, entre otras muchas.

La resolución, publicada este pasado miércoles en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), se aplicará hasta la finalización de la temporada de caza 2020-2021. A ella podrán acogerse los titulares de los cotos que tengan incluidos en sus planes técnicos de caza el control de los daños causado por el conejo silvestre y cuyos terrenos se localicen en algunos de los municipios afectados.

Las poblaciones de conejos de monte en Andalucía tienen, al igual que en otras regiones de España, una distribución tremendamente irregular presentando lugares con gran escasez de ejemplares junto a terrenos con excesiva densidad incluso en territorios contiguos. Allí donde presentan una alta densidad de ejemplares su presión sobre los recursos y la agricultura hacen que se puedan llegar a considerar plaga local por los efectos que producen.

La captura de conejos se podrá llevar a cabo en vivo con hurón y redes, y mediante capturadero durante toda la temporada cinegética. Cuando se realice con armas de fuego o con aves de cetrería, el periodo hábil se amplia desde el 30 de noviembre hasta el 25 de abril, siendo hábiles los jueves, sábados y domingos con arma de fuego y hasta el 26 de abril todos los días con ave de cetrería.

Para el empleo de perros, dicho periodo abarca desde el 30 de noviembre hasta el 7 de febrero. No obstante, las delegaciones territoriales competentes podrán autorizar excepcionalmente el empleo de otros medios de captura, de acuerdo con lo contemplado en la Ley de la Flora y la Fauna Silvestres.

Además, a lo largo del nuevo periodo hábil de caza del conejo, que en esta ocasión transcurre desde el 9 de agosto al 29 de noviembre, se aplicarán las medidas contempladas en los planes técnicos de caza, así como las fijadas en la Resolución de 5 de mayo de 2020 por la que se publican los periodos hábiles de caza para la temporada 2020- 2021 en el territorio de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Una cuestión a tener en cuenta es que se incorpora la posibilidad de trasladar los conejos dentro del propio coto cuando así esté contemplado en el Plan Técnico de caza y siempre que se produzca a lugares distanciados donde la especie no pueda causar daños. Igualmente, se ha incorporado la posibilidad de destinar los ejemplares al autoconsumo.

Cuando el destino de los conejos capturados sea para la repoblación de otros cotos, deberán adoptarse medidas preventivas, así como cumplir la normativa vigente en materia de sanidad animal, transporte y comercialización en vivo de especies cinegéticas.

El conejo silvestre es una especie clave de los ecosistemas mediterráneos, considerándose como el principal recurso trófico de muchas especies amenazadas y uno de los mejores indicadores biológicos del territorio.

Su amplia distribución histórica ha permitido, además, que la caza del mismo sea una de las actividades cinegéticas con mayor tradición en Andalucía y la pieza de caza menor más frecuentemente cobrada por los cazadores, lo que refrenda la importancia socieconómica y ambiental que juega esta especie en la región.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

jueves, 4 de junio de 2020

  • 4.6.20
El Ayuntamiento de Santaella ha decidido potenciar su "identidad" con la Ruta del Vino Montilla-Moriles como estrategia de promoción turística y local. Así lo anunció el alcalde del municipio, José Álvarez, quien confirmó que la iniciativa se enmarca en el Plan Post Covid-19, una iniciativa de la Concejalía de Turismo que pretende divulgar la marca Santaella, Catedral de la Campiña como un destino “cercano, seguro y exclusivo”.



Ya en mayo del pasado año, el Consistorio santaellense, en colaboración con Bodegas Robles, referente de los vinos ecológicos andaluces, pusieron en marcha un Museo del Vino dentro de la Casa de las Columnas, en el que se recrea una pequeña bodega con maquinaria antigua que permite al visitante conocer la historia de los vinos de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles.

“Los expertos sugieren que, tras la crisis sanitaria, los turistas se decantarán principalmente por destinos próximos a su residencia habitual y que estén bien comunicados para, de este modo, poder aprovechar mejor el tiempo de ocio, invirtiendo el mínimo tiempo posible en el desplazamiento”, explicó el alcalde de Santaella.

En ese sentido, José Álvarez resaltó el "interés" de su equipo de gobierno por reforzar la vinculación del municipio con la Ruta del Vino Montilla-Moriles, que discurre por el sur de la provincia de Córdoba y atraviesa 17 localidades: Aguilar de la Frontera, Baena, Cabra, Córdoba, Fernán Núñez, Espejo, La Rambla, Lucena, Montemayor, Montilla, Moriles, Montalbán, Monturque, Castro del Río, Doña Mencía, Santaella y Puente Genil.

Según el último informe sobre visitas a bodegas y museos del vino que elabora la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin), la Ruta del Vino Montilla-Moriles cuenta con casi una veintena de entidades miembro que ofrecen 44 servicios enoturísticos, entre los que destacan alojamientos (hoteles, hostales y alojamientos rurales), restaurantes, tabernas, bodegas, lagares, enotiendas, tonelerías y alfarerías, entre otros.



Con todo, el Ayuntamiento de Santaella también ha previsto fijar "nuevas alianzas" con otros proyectos turísticos y rutas que abundan en la vida y obra de figuras históricas vinculadas a la localidad, como el arquitecto Hernán Ruiz I, Miguel de Cervantes o Gonzalo Fernández de Córdoba, El Gran Capitán, que recaló en el municipio en 1474 para asumir la Alcaldía aunque fue apresado junto a su esposa, Isabel de Sotomayor, tras la traición de su primo don Diego, regidor de Cabra.

“En Santaella, además, se pueden realizar muchas actividades de manera individual o en grupos muy reducidos, como rutas de naturaleza o senderismo que no requieren estar federados o pertenecer a algún grupo, además de actividades culturales y visitas guiadas que permitirán al visitante sentirse parte de una iniciativa exclusiva, que se adapta perfectamente a sus gustos, preferencias y necesidades”, indicó el primer edil.

Por todo ello, el equipo de gobierno que dirige José Álvarez ha diseñado varias estrategias de promoción turística para hacer más visible el municipio, que contemplan la creación de un paquete turístico compuesto por alojamiento, degustaciones gastronómicas y actividades turísticas ofrecidas por los propios agentes turísticos de la localidad, así como el fomento de actividades de turismo individual en la naturaleza, a través de rutas de senderismo o turismo ornitológico.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: J.P. BELLIDO / JOSÉ ANTONIO AGUILAR

viernes, 29 de mayo de 2020

  • 29.5.20
La Ruta del Vino Montilla-Moriles registró durante el pasado año 2019 un incremento de visitantes cercano al 30 por ciento. Así se desprende del informe anual sobre visitas a bodegas y museos del vino que elabora la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) y que sitúa en 31.796 el número de personas que pasaron por alguno de los municipios que conforman este producto turístico, una cifra que representa un aumento del 29,71 por ciento con respecto al número de visitantes que se registraron en 2018 (24.513) y del 42,12 por ciento con respecto a 2017 (cuando llegaron a la zona 17.249 turistas).



De las tres rutas que existen en Andalucía, la del Marco de Jerez es la que registra un mayor volumen de visitantes, con 568.997 en 2019, seguida de Montilla-Moriles, con 31.796, y Ronda, con 24.723. No obstante, a diferencia de los otros dos destinos, el que discurre por la Campiña cordobesa es el único que experimentó un incremento el pasado año, con respecto a los datos contabilizados en 2018.

"Actualmente, las visitas a bodegas suponen el 95 por ciento del total del número de visitantes que se registran en Montilla-Moriles, frente al 5 por ciento de visitas a museos", precisaron desde la Ruta del Vino, que en los últimos meses ha reforzado su trabajo para incorporar al proyecto otros museos de la comarca, "dado el gran interés mostrado por el turista en conocer nuestro patrimonio cultural e histórico".

Con todo, desde la propia Ruta del Vino, que preside el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, reconocen que "el informe relativo al año 2020 será mucho más complejo" como consecuencia de la pandemia por el coronavirus, que ha paralizado completamente la actividad enoturística en bodegas y lagares.

"Estamos a la espera de la publicación oficial de la Especificación Técnica del Instituto de Calidad Turística Española para la prevención del riesgo por Covid-19, que sería aplicable a las bodegas y lagares de la Ruta, que se enmarcan dentro de lo que se denomina turismo industrial", señaló Rafael Llamas, quien recalcó que "mientras tanto estamos trabajando para restablecer la normalidad lo más pronto posible y que, de este modo, el sector del vino y del enoturismo comience a recuperarse".

Para el presidente de la Ruta, "el vino representa una gran oportunidad para potenciar el turismo en toda la zona Montilla-Moriles y no podemos desaprovecharla". En ese sentido, Rafael Llamas hizo hincapié en que "el futuro de todos los municipios que conforman este proyecto pasa inexcusablemente por el futuro del vino, aunque maridado o vinculado con su patrimonio histórico y cultural y con las empresas que generan riqueza en nuestro territorio".

Un proyecto que recorre 17 municipios

La Ruta del Vino Montilla-Moriles discurre por el sur de la provincia de Córdoba y atraviesa 17 municipios: Aguilar de la Frontera, Baena, Cabra, Córdoba, Fernán Núñez, Espejo, La Rambla, Lucena, Montemayor, Montilla, Moriles, Montalbán, Monturque, Castro del Río, Doña Mencía, Santaella y Puente Genil.

Según el informe de Acevin, el proyecto cuenta con casi una veintena de entidades miembro que ofrecen 44 servicios enoturísticos, entre los que destacan alojamientos (hoteles, hostales y alojamientos rurales), restaurantes, tabernas, bodegas, lagares, enotiendas, tonelerías y alfarerías, entre otros.

"La Ruta del Vino es el soporte y el vehículo donde nuestro potencial y nuestros valores van unidos de la mano; es fundamental la divulgación de la ruta porque hará que seamos capaces de mejorar", destacó Rafael Llamas, para quien "trabajar en la Ruta es trabajar por nuestros empresarios y por el desarrollo económico y la creación de empleo".

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

martes, 19 de mayo de 2020

  • 19.5.20
El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles trasladó ayer las necesidades y demandas del sector "más inmediatas" a la presidenta del Instituto Provincial de Desarrollo Económico (Iprodeco), Dolores Amo, durante el transcurso de un encuentro telemático con los representantes de las Denominaciones de Origen de la provincia para "tratar de afrontar, de la mejor manera posible, el futuro más inmediato".



En este encuentro, la también vicepresidenta primera de la Diputación de Córdoba se comprometió a recoger las distintas propuestas e iniciativas que estos organismos le vayan haciendo llegar, a través de un grupo de trabajo que se creará a tal efecto, y a "adoptar las medidas necesarias para ponerlas en marcha e ir recuperando poco a poco la actividad".

“Es fundamental que sigamos poniendo todo nuestro empeño en recobrar la normalidad y que la economía de nuestra provincia sufra lo menos posible las consecuencias de esta crisis”, resaltó Amo. La diputada recalcó que, para ello, “hemos de apoyar a nuestras denominaciones de Origen y éstas han de ser, ahora más que nunca, nuestras principales aliadas en la promoción de la excelencia y calidad de los productos de nuestra provincia, de todo ese potencial que atesoramos”.

En este sentido, la presidenta de Iprodeco les transmitió que “la institución provincial pondrá a su disposición los recursos necesarios y se adoptarán las medidas pertinentes para que la reactivación económica de nuestra provincia sea una realidad”. Para ello, apuntó Amo, “destinaremos la inversión prevista para las distintas ferias nacionales, que no se han podido celebrar, a aquellas actividades e iniciativas que nos planteen las distintas denominaciones de cara al futuro”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)

lunes, 18 de mayo de 2020

  • 18.5.20
"Hay que dar prioridad absoluta al control de mildiu en mayo, sobre todo mientras continúen los chubascos intermitentes y la temperatura sea inferior a 30 grados". Así de rotundo se ha expresado el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles que, en su último boletín del Aula de Viticultura, alerta de la aparición de nuevas manchas del 20 al 26 mayo próximos si los viticultores no toman las medidas de protección adecuadas.



Las lluvias que se registraron en la Campiña cordobesa en la segunda quincena de abril generaron algunas manchas con pelusa de mildiu, una epidemia vegetal que afecta a las vides especialmente durante la primavera y cuyos primeros síntomas se detectaron el pasado 1 de abril en una finca del término municipal de La Rambla, originada probablemente por las precipitaciones que tuvieron lugar entre los pasados 21 y 23 de marzo.

A juicio de los expertos, las últimas lluvias que se registraron la semana pasada darán pie a una nueva infección que será visible, según las primeras estimaciones, a partir de este miércoles, cuando aparecerán las primeras manchas en las hojas de algunas vides, mientras que "los racimos presentarán los síntomas varios días después", tal y como detalló la responsable del Aula de Viticultura, Ángela Portero.

La estrategia que el Aula de Viticultura ha diseñado para tratar de controlar la expansión del mildiu por los viñedos del marco varía con respecto a la situación de cada parcela aunque, en todos los casos, los técnicos recomiendan tratar los viñedos "antes de que aparezcan las nuevas manchas y antes de cada lluvia".

De este modo, para las parcelas que se encuentran desprotegidas frente a la epidemia –porque su tratamiento haya cumplido ya el plazo para el que fue prescrito–, los expertos recomiendan "tratar inmediatamente, dos o tres días antes de la contaminación, con sistémicos de acción parada". Por su parte, para las fincas protegidas, los técnicos del Consejo Regulador sugieren repetir el tratamiento con sistémicos o sistémicos-penetrantes.

Conocido en otras regiones como añublo o mildeo, este hongo parásito originario de América puede ocasionar daños devastadores en todos los órganos de la planta si el clima le favorece. De esta forma, representa una de las enfermedades criptogámicas más peligrosas y de las más temidas por los viticultores porque, cuando la infección es grande, puede devastar toda la producción de una zona vitivinícola.

En los últimos años, y gracias a la constante labor del Aula de Viticultura del Consejo Regulador y al aliciente que representan para los viticultores de la zona los premios en metálico de los que está dotado el Concurso “Pedro Cabezuelo”, el mildiu solo afecta un porcentaje relativamente bajo de los viñedos de la DOP Montilla-Moriles.

Generalmente, los agricultores de Montemayor son los primeros en dar la alerta cada año en la zona Montilla-Moriles, al contar con viñedos en terrenos arenosos, donde la brotación es más temprana. Con todo, el pasado año, los primeros síntomas de esta epidemia vegetal se detectaron el 25 de abril en las inmediaciones de la finca La Rentilla, en la Sierra de Montilla, y cerca de la Fuente de El Cañuelo de Montemayor.

Una vez que se detecta la primera mancha, se debe evitar arrancar la hoja afectada de la cepa, alertando de inmediato al Aula de Viticultura del Consejo Regulador, a través del correo atria@montillamoriles.es o en el teléfono 680 216 567.

Una vez verificada la infección, el Aula de Viticultura del Consejo Regulador da la voz de alarma y, en caso de que sea necesario –porque se prevean lluvias inminentes o porque el mildiu esté muy extendido– los viticultores pueden empezar a aplicar los tratamientos correspondientes, a base de productos penetrantes y sistémicos que actúan incluso cuando la enfermedad se ha hecho presente en la planta.

De esta forma, a los viñedos afectados se les pueden aplicar tratamientos a base de cobre que, además de ofrecer buenos resultados, tienen un coste relativamente bajo. No obstante, si la infección es mayor, es recomendable acudir a productos sistémicos, con lo que el tratamiento se encarece considerablemente.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO (ARCHIVO)

domingo, 17 de mayo de 2020

  • 17.5.20
Bodegas Navarro, santo y seña de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, acaba de inaugurar su nueva tienda 'online' en la que, además de encontrar sus vinos y vinagres más emblemáticos –muchos de los cuales atesoran premios en certámenes nacionales e internacionales–, pueden adquirirse dos nuevos productos con los que la centenaria firma había previsto dar la bienvenida al Mayo cordobés.





De este modo, además de la nueva frasca de jarabe de botica que contiene el arrope gourmet Secreto del Chef, Bodegas Navarro ha presentado en sociedad su PX Exvoto, un vino dulce joven de pasas que conecta perfectamente con el espíritu innovador de esta bodega que busca acercar sus vinos al público más joven.

De hecho, el pasado mes de febrero, Bodegas Navarro lanzó al mercado su última apuesta por acercar la tradición vitivinícola del marco Montilla-Moriles a las nuevas tendencias de consumo: Flor de los Patios, un vino blanco elaborado con uvas de la variedad baladí-verdejo que ofrece la esencia de este patrimonio inmaterial de la Humanidad marcado por la belleza que se esconde en los patios de bodegas y lagares andaluces, donde las flores y el vino se entremezclan para ofrecer el mejor deleite para los sentidos.

Una nueva apuesta que, como señalaron Miguel Jesús y Javier Herrador Veredas, actuales responsables de Bodegas Navarro, pretende poner en valor conceptos tan propios de Andalucía como son las flores y los patios, con un producto elaborado con una variedad propia de la Sierra de Montilla y que recoge en un vino de acento cordobés, esta esencia tan propia de Andalucía.

Flor de los Patios es un vino afrutado, seco, con notas salinas, que se elabora con una variedad habitual en la Sierra de Montilla y que ya era recogida por Rojas Clemente en su estudio de 1813 sobre vides andaluzas, tal y como explica Miguel Herrador sobre un vino que, por sus características, está especialmente elaborado para ser disfrutado junto a una gastronomía que apueste por la innovación, sin apartar la mirada de lo clásico.





Un producto único que, además, pone el broche de oro al proyecto Las tres mujeres iniciado por esta firma de la DOP Montilla-Moriles y que engloba las tres nuevas marcas de Bodegas Navarro: Pilycrim, conocido por Pily; el verdejo joven Flor de los Patios, Flor; y el vermú La Solé, que busca atraer a nuevos consumidores por medio de sabores, aromas y matices presentados en envases con un formato y una imagen más atractiva.

"La mujer es la imagen de estos vinos, pero también es esa seña de identidad de la transformación que quiere favorecer Bodegas Navarro dentro del sector, porque la mujer es una gran defensora del vino y, además, son las nuevas consumidoras de los vinos que rotan: dulces, semidulces, verdejos...", subrayó Miguel Jesús Herrador, quien aseguró que la apuesta realizada por Bodegas Navarro por abrir los vinos de Montilla-Moriles a un nuevo público no solo ha atraído a nuevas generaciones sino que, además, "ha recuperado a consumidores de antaño que se han adaptado a los nuevos tiempos".

Promociones, sorteos y regalos

La nueva tienda 'online' de Bodegas Navarro no se limita exclusivamente a ofrecer de manera cómoda sus vinos y vinagres más reconocidos. Tal y como detalla Miguel Jesús Herrador, "la idea es hacer promociones, sorteos y regalos en las mismas fechas que deberíamos estar en ferias y fiestas y que, como consecuencia de la alerta sanitaria por el coronavirus, se han debido suspender o aplazar".





De igual modo, la web incorporará en los próximos días un apartado de merchandising, en el que se podrán adquirir copas y catavinos exclusivos o, incluso, personalizar camisetas con los diseños de Pilycrim, La Solé o Flor de los Patios.

Una bodega centenaria

Bodegas Navarro es la segunda firma más antigua del marco Montilla-Moriles. Fundada en 1830 y con una trayectoria avalada por innumerables galardones, a mediados de la pasada década de los noventa fue adquirida por la familia Herrador Veredas que, en su tercera generación, ha apostado por rejuvenecer su excepcional carta de vinos y, de paso, la propia empresa que, en la actualidad, emplea a una docena de personas con una media de edad que roza los 30 años.

Hoy por hoy, la firma está presente en una veintena de países gracias a una amplia selección de vinos como el Fino Andalucía 1957, el Palecream o el Vino de Misa, productos gourmet como su vino Solera Fundación 1830 o sus vinagres o la nueva línea de vermús, en la que sobresale el prestigioso Premium Rosso Vermouth.

J.P. BELLIDO / I. TÉLLEZ
FOTOGRAFÍAS: I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO

lunes, 11 de mayo de 2020

  • 11.5.20
Al margen de la alerta sanitaria por el coronavirus, el año 2020 ya había arrancado sembrando la incertidumbre entre los bodegueros y cooperativistas del marco Montilla-Moriles. «Los aranceles al vino que impuso Donald Trump o los efectos del Brexit en nuestras exportaciones suponían una gran amenaza», recuerda Miguel Jesús Herrador, responsable de Bodegas Navarro, quien sentencia que «lo que nadie podía imaginar es que un nuevo virus, el Covid-19, fuera capaz de modificar de manera drástica nuestros hábitos sociales y que llevara aparejado el cierre de los establecimientos de hostelería y la cancelación de nuestras ferias y fiestas populares».



En ese sentido, el responsable de Bodegas Navarro subraya que «somos una sociedad que suele consumir en bares y restaurantes mucho más que en los hogares», de ahí que el canal Horeca suponga para esta firma cuyas instalaciones se sitúan en el corazón del Barrio de El Gran Capitán de Montilla más de un 40 por ciento del consumo total.

«Por si fuera poco, se ha producido una paralización de la exportación y de las ventas a través de intermediarios, manteniéndose únicamente las operaciones a través de Internet, que apenas suponen un 3 o un 4 por ciento de nuestro volumen total de negocio», lamenta.

En parecidos términos se manifiesta Santiago Jiménez, del Lagar Los Raigones, enclavado en la Sierra de Montilla, quien espera que «cuanto antes volvamos a una cierta normalidad» y «se permita, aunque con restricciones, la apertura de los bares en España», ya que, a su juicio, «el precio que va a pagar el sector comercializador por este Estado de alarma es demasiado grande y, quizás, inasumible».

El gerente de la Asociación de Bodegas de Moriles, Cristóbal Luque, reconoce asimismo que «lo peor de lo que está pasando en torno al sector del vino es la incertidumbre que genera esta situación, pues dificulta planificar acciones a medio y largo plazo». A pesar de todo, Luque defiende la necesidad de «reinventarse» para «adaptarse a cada situación» y poner en práctica nuevas formas de venta.

«Vamos a aprovechar las redes sociales para seguir estando presentes entre los amantes del buen vino», señala Cristóbal Luque, quien asevera que «toda crisis genera oportunidades y la Asociación de Bodegas de Moriles va a aprovecharlas para compartir recursos y unificar procesos que, en condiciones normales, tardaríamos años en llevar a la práctica».

Vuelta a la normalidad

El presidente del Grupo Pérez Barquero, Rafael Córdoba, pone el foco de atención en los países que «tienen más controlada la pandemia» y que, llegado el momento, les permitiría «normalizar antes la situación» y «regularizar el mercado exterior e intracomunitario que, para nosotros, es fundamental».

No en vano, el Grupo Pérez Barquero computaba a fecha 30 de marzo un descenso en las ventas al exterior del 30 por ciento que, en la actualidad, podría alcanzar el 50 por ciento. «Lo mismo ocurre en el mercado nacional, ya que depende mucho de cuál sea el destino final de nuestros vinos, si lineales de alimentación o el canal Horeca», comenta Rafael Córdoba, quien lamenta también la «paralización de interesantes negociaciones en curso» y la supresión de ferias comerciales que representan un extraordinario escaparate para los vinos de la zona Montilla-Moriles. «El temor real es que se mantengan e incluso se incrementen las restricciones actuales», sentencia.

A tan solo 20 kilómetros de Montilla, en Moriles, el gerente de su asociación de bodegas reconoce que «la situación es inédita y de consecuencias desconocidas». Para Cristóbal Luque, «lo primero es preservar la salud de todos» pero recalca que «a nadie se le escapa que el nivel de ventas del sector en Montilla-Moriles es ahora delicado».

Por ello, el colectivo estudia la forma de «minimizar el impacto negativo en las cuentas de resultados» y, desde hace semanas, planifican «acciones de colaboración también inéditas entre nuestras bodegas» para tratar de minimizar los inconvenientes. «En Moriles estamos más unidos que nunca», destaca.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

jueves, 7 de mayo de 2020

  • 7.5.20
La localidad cordobesa de Montilla acogerá la vigésimo primera edición del Premio Internacional de Vinos Ecológicos (EcoRacimo), un certamen organizado conjuntamente por la Asociación Valor Ecológico (Ecovalia), en colaboración con la Diputación de Córdoba y el Ayuntamiento de Montilla. Así lo han anunciado sus promotores, que han confirmado que "el certamen internacional de vinos ecológicos no faltará a su cita en este 2020 a pesar de las circunstancias", de manera que "se celebrará tan pronto como la situación lo permita".



De este modo, los organizadores de estos premios han consensuado la modificación del calendario inicial de este certamen y todavía están "pendientes de concretar" las fechas para el envío de muestras y para la propia celebración del evento, que se viene desarrollando en los últimos años en el castillo de El Gran Capitán. No obstante, se mantiene abierto el plazo de inscripción para las bodegas participantes.

Tal y como destacó el presidente de Ecovalia, Álvaro Barrera, "la promoción de los vinos ecológicos es una labor que hacemos en Ecovalia desde nuestros inicios pero que, en situaciones como las que estamos viviendo, hay que intensificar aún más si cabe para poner de manifiesto el excelente trabajo de los viticultores y bodegueros ecológicos".

"EcoRacimo situará a Montilla, un año más, como referente de la cultura del vino pero, además, con el valor añadido de la sostenibilidad, algo que debe exportarse al exterior", destacó el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, sobre un proyecto que, como apuntó, pretende favorecer el consumo de estos vinos entre los jóvenes y, de este modo, impulsar el desarrollo de un sector que "sigue siendo fundamental para la economía local".

Por su parte, Francisco Ángel Sánchez, diputado provincial de Agricultura, resaltó que "más aún en circunstancias como las que están transcurriendo, debemos apostar por nuestro sector agroalimentario como esencial para nuestra economía y mantenimiento del medio rural" A juicio del responsable de Agricultura de la Diputación, "el sector del vino ecológico es clave en este sentido, por lo que las entidades organizadoras de EcoRacimo debemos hacer un esfuerzo extra este año y asegurar la continuidad del concurso".

La dirección técnica del Premio Internacional de Vinos Ecológicos (EcoRacimo) volverá a correr a cargo de la enóloga Rocío Márquez, mientras que la coordinación general del concurso la vuelve a asumir Ecovalia.

El concurso, que contará con la participación de catadores nacionales e internacionales, otorgará, dentro de cada categoría (vinos tranquilos, blancos, rosados y tintos, vinos de aguja, vinos espumosos, vinos de licor y vinos de uvas sobremaduras), los galardones EcoRacimo Gran Oro (a los que obtengan 100-93 puntos); EcoRacimo de Oro (92-88 puntos) y EcoRacimo de Plata (87-83 puntos). Además, se concederá el Premio Especial Diputación de Córdoba y el Premio EcoRacimo de Oro a una personalidad destacada del ámbito cultural, enológico, gastronómico o económico.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

martes, 5 de mayo de 2020

  • 5.5.20
La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible publicó ayer en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la nueva orden que regula las ayudas para la reestructuración y reconversión de viñedo incluidas en el Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola Español para el marco 2019-2023.



La convocatoria 2021 cuenta con un presupuesto global para toda Andalucía de tres millones de euros e incorpora, entre otras novedades, una revisión de los procedimientos para la concesión de las ayudas. La modificación de estos mecanismos contribuirá a agilizar los trámites de resolución de las subvenciones con el fin de acortar el tiempo que transcurre desde la petición de los incentivos hasta que los beneficiarios obtienen los recursos económicos que les corresponden.

Las bases reguladoras recogen que el plazo para presentar las solicitudes comenzará hoy pero, dada la especial situación declarada en España para luchar contra la expansión del Covid-19, "este período se extenderá durante 20 días laborales a partir de la jornada posterior a la finalización del Estado de alarma", tal y como han detallado desde la Junta.

Con la tramitación de estas ayudas, cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Garantía (Feaga), la Junta de Andalucía continúa respaldando e impulsando el desarrollo de las explotaciones vitícolas de la Comunidad Autónoma a través de la diversificación de su estructura varietal, la adaptación de la producción a la demanda de los mercados y la mejora de la estructura productiva de las explotaciones. Con este fin, la Administración pública apoya proyectos dirigidos a modernizar las plantaciones y transformar el viñedo al sistema de espaldera.

Con respecto a la cuantía máxima de los incentivos, las ayudas podrán elevarse hasta el 50 por ciento de la inversión total realizada por cada viticultor. Al igual que el año pasado, en esta convocatoria será puntuable el criterio de prioridad para aquellas explotaciones agrarias inscritas en el Registro de Titularidad Compartida de Explotaciones Agrarias de Andalucía, integrado dentro del Registro de Explotaciones Agrarias y Forestales de Andalucía (Reafa).

La presentación de las solicitudes se realizará exclusivamente de forma telemática a través del apartado de la página web de la Junta de Andalucía dedicado a la tramitación de este tipo de servicios.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

lunes, 4 de mayo de 2020

  • 4.5.20
La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha mantenido una reunión con representantes del sector vitivinícola de toda Andalucía para analizar la situación generada por el Covid-19 y cómo ha afectado a la producción y a la comercialización. En el marco Montilla-Moriles, tal y como avanzó este periódico, la actividad ha descendido en un 80 por ciento, toda vez que las exportaciones de vinos a futuro y las actividades vinculadas al enoturismo están "completamente paralizadas", al igual que las ventas directas en bodega.



"Nuestro sector depende en un 73 por ciento de la comercialización en hoteles, restaurantes y cafeterías de ámbito nacional, mientras que el 27 por ciento restante está vinculado principalmente a la distribución y a la exportación, aunque también de forma mayoritaria con destino al sector Horeca", explicó a Andalucía Digital el presidente del Consejo Regulador, Javier Martín, quien detalló que apenas un 15 por ciento de las bodegas de la zona Montilla-Moriles –las de mayor renombre– tiene algo más diversificado su negocio. "La distribución en tiendas de alimentación y en grandes superficies les está salvando de una situación parecida a la que padecen las bodegas más pequeñas, dependientes del comercio de proximidad y de las ventas en Córdoba y provincia", aclaró.

Por todo ello, el Gobierno andaluz se ha comprometido a explorar la medida 5 del Programa de Desarrollo Rural (PDR), que hace referencia a la reconstrucción del potencial de producción agrícola dañado por desastres naturales y catástrofes e implantación de medidas preventivas adecuadas, para analizar la posibilidad de conceder algún tipo de ayuda al sector.

"Se trata de posibilitar las inversiones necesarias para restaurar el potencial de producción, por ello la consejería va a evaluar otros fondos europeos para buscar la vía de arbitrar ayudas de las que se puedan beneficiar los productores de vino", resaltan desde el Ejecutivo autonómico.

Fruto de este encuentro, Junta y representantes del sector vitivinícola han coincidido en la necesidad de que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación pida a Bruselas que retome el diálogo con Rusia para tratar de reabrir el mercado a los productos agroalimentarios europeos, como medida para paliar el impacto del coronavirus sobre el sector.

Y, sobre todo, que desde el Gobierno de España "se continúe presionando" a la Unión Europea (UE) para acabar con los aranceles intensificando las conversaciones diplomáticas, para solucionar los conflictos generados por el Brexit ahora más que nunca y para abrir mercados internacionales emergentes como el chino, todo ellos sin renunciar al principio de Preferencia Comunitaria para favorecer las producciones propias y potenciar la promoción.

La destilación como mecanismo de mercado

Por otro lado, desde la Consejería se va a responder a la consulta realizada por el ministro Luis Planas a las comunidades autónomas durante la última Conferencia Sectorial de Agricultura sobre el mecanismo de regulación de mercado preferente en el sector del vino. Andalucía se decanta por la destilación para su uso en los productos tradicionales como son los vinos fuertes, es decir, la destilación de alcohol para uso de boca, frente al corte en verde o el almacenamiento.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

sábado, 2 de mayo de 2020

  • 2.5.20
Córdoba en Mayo. Así se denomina la acción conjunta que han promovido cinco bodegas y lagares de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles con el objetivo de festejar el Mayo cordobés con una selección de vinos representativos de la zona. De este modo, Bodegas Doblas, Bodegas El Monte, Bodegas Robles, Cooperativa San Acacio y Lagar de Los Raigones se han propuesto "llevar a las casas de toda España, y por un momento, la experiencia del Mayo en Córdoba".



Para ello, las bodegas participantes –de Montemayor, Montilla y Moriles– han seleccionado dos vinos en rama, un vino de tinaja, un vino dulce Pedro Ximénez y un verdejo ecológico que incluyen, a modo de regalo, dos catavinos conmemorativos y unos farolillos para evocar uno de los símbolos más característicos del Mayo cordobés.

"Más que nunca, es el momento de acompañarnos", resaltan los promotores de la campaña, que defienden que "es absolutamente necesario que todos y cada uno saquemos lo mejor de nosotros mismos y trabajemos más unidos que nunca".

En ese sentido, los impulsores de Córdoba en Mayo resaltan que "las bodegas y lagares de Montilla-Moriles han comprendido la necesidad de esta colaboración y han querido mostrarlo con la unión de sus vinos y un programa de catas y conversaciones cruzadas que se programarán a lo largo del mes de mayo".



Las personas interesadas en disfrutar del pack Córdoba en Mayo, deben acceder a este enlace y pulsar sobre el icono "Añadir al carrito". Por solo 39,00 euros (portes incluidos), recibirán una botella de Fino Cebolla de Bodegas El Monte; una de fino en rama sin filtrar de Bodegas Doblas, una botella de fino de tinaja de Los Raigones; otra de vino dulce Pedro Ximénez Alamis de Cooperativa San Acacio; y una botella de Piedra Luenga Verdejo ecológico de Bodegas Robles. El lote incluye, además, dos catavinos conmemorativos y tres farolillos.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

martes, 28 de abril de 2020

  • 28.4.20
El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles ha instado a los viticultores a tratar sus viñedos para tratar de controlar la expansión del mildium, una epidemia vegetal que afecta a las vides especialmente durante la primavera y cuyos primeros síntomas se detectaron el pasado 1 de abril en una finca del término municipal de La Rambla, originada probablemente por las lluvias que se registraron en la zona entre los pasados 21 y 23 de marzo.



"Hay que tener las viñas muy bien protegidas antes de la floración o cernido y hasta después del cuajado, sobre todo mientras continúen los chubascos intermitentes y la temperatura sea inferior a 30 grados", apuntó la responsable del Aula de Viticultura, Ángela Portero, quien se mostró convencida de que "aparecerán nuevas manchas del 30 abril al 7 mayo como consecuencia de las lluvias registradas en la zona entre el 15 y el 25 de abril".

La estrategia que el Aula de Viticultura ha diseñado para tratar de controlar la expansión del mildium por los viñedos del marco varía con respecto a la situación de cada parcela aunque, en todos los casos, los técnicos recomiendan "tratar los viñedos antes de que aparezcan las nuevas manchas".

De este modo, para las parcelas que presenten manchas, se recomienda "tratar inmediatamente con sistémicos de acción parada y erradicantes", mientras que para las viñas adelantadas en la floración y que no presentan ninguna mancha de mildium se propone "tratar según la persistencia de producto anterior con sistémicos, penetrantes y fija ceras".

"Para el caso de las viñas muy atrasadas hay que protegerlas en un periodo tan sensible como es el de la floración y cuando la vegetación está más tierna, mientras que en los viñedos ecológicos solo se pueden utilizar productos de contacto autorizados, aunque se puede tratar con aplicaciones intermitentes próximas a dosis media, en lugar de dosis altas y tratamientos más espaciados, siempre según las especificaciones del producto", indican desde el Aula de Viticultura.

Conocido en otras regiones como añublo o mildeo, este hongo parásito originario de América puede ocasionar daños devastadores en todos los órganos de la planta si el clima le favorece. De esta forma, representa una de las enfermedades criptogámicas más peligrosas y de las más temidas por los viticultores porque, cuando la infección es grande, puede devastar toda la producción de una zona vitivinícola.

En los últimos años, y gracias a la constante labor del Aula de Viticultura del Consejo Regulador y al aliciente que representan para los viticultores de la zona los premios en metálico de los que está dotado el Concurso “Pedro Cabezuelo”, el mildium solo afecta un porcentaje relativamente bajo de los viñedos de la DOP Montilla-Moriles.

Generalmente, los agricultores de Montemayor son los primeros en dar la alerta cada año en la zona Montilla-Moriles, al contar con viñedos en terrenos arenosos, donde la brotación es más temprana. Con todo, el pasado año, los primeros síntomas de esta epidemia vegetal se detectaron el 25 de abril en las inmediaciones de la finca La Rentilla, en la Sierra de Montilla, y cerca de la Fuente de El Cañuelo de Montemayor.

Una vez que se detecta la primera mancha, se debe evitar arrancar la hoja afectada de la cepa, alertando de inmediato al Aula de Viticultura del Consejo Regulador, a través del correo atria@montillamoriles.es o en el teléfono 680 216 567.

Una vez verificada la infección, el Aula de Viticultura del Consejo Regulador da la voz de alarma y, en caso de que sea necesario –porque se prevean lluvias inminentes o porque el mildium esté muy extendido– los viticultores pueden empezar a aplicar los tratamientos correspondientes, a base de productos penetrantes y sistémicos que actúan incluso cuando la enfermedad se ha hecho presente en la planta.

De esta forma, a los viñedos afectados se les pueden aplicar tratamientos a base de cobre que, además de ofrecer buenos resultados, tienen un coste relativamente bajo. No obstante, si la infección es mayor, es recomendable acudir a productos sistémicos, con lo que el tratamiento se encarece considerablemente.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: AULA DE VITICULTURA (ARCHIVO)

jueves, 23 de abril de 2020

  • 23.4.20
Los perniciosos efectos que está teniendo sobre la economía global la alerta sanitaria por el coronavirus parecen cebarse especialmente con el sector del vino de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles. La clausura de bares, tabernas y restaurantes en todo el territorio nacional, así como la suspensión de todos los eventos festivos que, hasta ahora, suponían un escaparate ideal para la comarca vitivinícola cordobesa, han puesto en jaque a bodegueros, cooperativistas y viticultores que, además, están viendo peligrar sus viñedos por la acción de los conejos.



«Nuestro sector depende en un 73 por ciento de la comercialización en hoteles, restaurantes y cafeterías de ámbito nacional, mientras que el 27 por ciento restante está vinculado principalmente a la distribución y a la exportación, aunque también de forma mayoritaria con destino al sector Horeca», explica a Andalucía Digital el presidente del Consejo Regulador, Javier Martín.

Los datos son devastadores. A falta de revisar las cifras de comercialización correspondientes al mes de marzo, la actividad en el marco Montilla-Moriles ha descendido en un 80 por ciento, toda vez que las exportaciones de vinos a futuro y las actividades vinculadas al enoturismo están «completamente paralizadas», al igual que las ventas directas en bodega.

Tal y como detalla Javier Martín, apenas un 15 por ciento de las bodegas de la zona Montilla-Moriles –las de mayor renombre– tiene algo más diversificado su negocio. «La distribución en tiendas de alimentación y en grandes superficies les está salvando de una situación parecida a la que padecen las bodegas más pequeñas, dependientes del comercio de proximidad y de las ventas en Córdoba y provincia», aclara.

Con todo, el presidente del Grupo Pérez Barquero, Rafael Córdoba, reconoce que desde la declaración del Estado de alarma el pasado 14 de marzo, se ha experimentado un «ligero incremento de ventas en los vinos más económicos», así como de «productos de gama media-alta» a través de Internet. «En los pueblos pequeños, donde el representante o distribuidor cuenta con una tienda, se mantiene aún un pequeño porcentaje de consumo», detalla.



A pesar de ello, Rafael Córdoba califica de «drástica» la caída que Montilla-Moriles está sufriendo en dos de sus principales líneas de negocio: la distribución de vinos a través del canal Horeca y el enoturismo. «La situación se ha visto agravada, además, por las fechas en las que se ha decretado el Estado de alarma, a la entrada de la primavera, con la Semana Santa, la Cata, los Patios y las Cruces de por medio, al igual que muchas ferias, romerías y eventos familiares como bodas y comuniones», destaca.

Ello ha llevado a algunas firmas a explorar nuevas fórmulas para acercar sus vinos a los consumidores sin salir de casa. Es el caso de Bodegas Robles, referente de la producción ecológica en Andalucía, que en las últimas semanas está desarrollando iniciativas a través de las redes sociales y su tienda online como presentaciones de productos, catas dirigidas y conferencias.

«Nos encontramos en una situación a la que debemos sobreponernos con ingenio y con acciones que sirvan para el futuro, una vez que salgamos de esta crisis sanitaria», apunta el gerente de la firma, Francisco Robles, quien se muestra convencido de que «será más fácil y rápido si salimos todos juntos: bodegas, agricultores, cooperativas y hosteleros».

El e-commerce también se está planteando como alternativa para los lagares de la Sierra de Montilla y para las cooperativas. Así lo explica Juan Antonio Aguilar, gerente de San Acacio de Montemayor, quien hace hincapié en el contraste entre las ventas en hostelería –que «están a cero», según afirma– y las que se registran en supermercados, grandes superficies y tiendas online –que «han aumentado considerablemente»–.

«En Bodegas San Acacio hemos sufrido una bajada de ventas de vino envasado de más del 60 por ciento y, para intentar amortiguar esta caída, estamos promocionando la venta online y el reparto a domicilio de nuestros vinos», afirma Juan Antonio Aguilar, quien se muestra confiado en que «la apertura de bares y restaurantes no se demore demasiado» y que parte de los eventos festivos de la primavera «puedan trasladarse a otras fechas».

No obstante, Francisco Fernández, gerente de cooperativa La Unión de Montilla –una entidad que, desde hace años, realiza la mayor vendimia de toda Andalucía–, subraya que «Montilla-Moriles no es solo la Cata, las ferias o la primavera: es algo más o, al menos, debería serlo».



Sin embargo, Miguel Jesús Herrador, responsable de Bodegas Navarro, hace hincapié en que los eventos festivos que tienen lugar cada año entre marzo y junio «representan, junto a la campaña de Navidad, el mayor cifrado de ventas para Montilla-Moriles», de ahí que se muestre confiado en «una vuelta a la normalidad relativamente rápida», aunque atisba una «pérdida neta» que «no vamos a poder compensar el resto del año».

Más escéptico y más crítico con la acción del Gobierno se muestra Santiago Jiménez, del Lagar Los Raigones, enclavado en la Sierra de Montilla, para quien si el Ejecutivo de Pedro Sánchez no aprueba «ayudas importantes e inmediatas» para el sector de la viña y el vino de Montilla-Moriles, «es muy probable que muchos profesionales tengan que abandonar, ya que el cultivo de la vid y la crianza de los vinos serán deficitarios».

Para Jiménez, «ahora más que nunca necesitamos políticos responsables que dejen las bonitas palabras y la demagogia a un lado y se impliquen a fondo, poniendo en marcha medidas urgentes y efectivas que hagan posible el sustento de tantos puestos de trabajo que generan el sector de la viña y el vino en Montilla-Moriles».

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos