:::: MENU ::::

martes, 16 de julio de 2019

  • 16.7.19
El servicio Emergencias 112 Andalucía ha gestionado un total de 23.416 incidencias en la provincia de Córdoba durante el primer semestre de 2019, una cifra ligeramente superior a la registrada en el mismo periodo del año anterior, cuando se atendieron 21.841 incidencias, según informa el servicio adscrito a la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía.



Este ascenso --un 7,21 por ciento respecto a 2018-- demuestra la consolidación del Teléfono Único de Emergencias como número de referencia para la ciudadanía en caso de situaciones de urgencia así como el alto grado de conocimiento e implantación entre la población y la confianza depositada en su gestión.

Las principales causas de aviso de los cordobeses al 112 en los seis primeros meses del año han sido las asistencias sanitarias (12.130) y los casos relacionados con la seguridad ciudadana (3.576). A continuación se encuentran aquellas relativas a incidencias de tráfico (1.613), los incendios (1.292) y los accidentes de circulación (1.291). Otros motivos habituales de llamada al centro coordinador son los referentes a anomalías en servicios básicos, rescates y salvamentos, perdidos o riesgos naturales.

Córdoba es la quinta provincia con mayor actividad en el conjunto regional con un total de 23.416 emergencias atendidas durante el primer semestre del año. Le adelantan Sevilla y Málaga, con un total de 89.448 emergencias en el caso de la primera y 62.313 en la provincia malagueña; así como Granada (38.981) y Cádiz (37.973). Por otro lado, con menor volumen de gestión se encuentran Almería (que atendió un total de 22.392 incidentes), Jaén (20.641) y Huelva (17.838).

Datos regionales

Córdoba supone un 7,48 por ciento del total de actuaciones gestionadas por el centro coordinador de Emergencias 112 Andalucía, que el primer semestre del año alcanzó los 313.016 incidentes atendidos. La actividad en el sistema se incrementa tradicionalmente durante los meses de verano y periodos vacacionales, debido al aumento de los desplazamientos, periodos festivos y operaciones especiales.

Así, en el primer semestre del año, el mes con más actividad en el servicio ha sido junio, con 56.689 incidencias, por delante de mayo (55.700), marzo (51.726) y enero (51.663). Por franjas horarias, el tramo comprendido entre las 19:00 y las 21:00 horas ha sido el de mayor concentración de avisos durante el primer semestre con una media que supera el centenar de emergencias (103) en una hora.

Un servicio de garantías

Emergencias 112 Andalucía es un servicio público, gratuito y multilingüe, disponible las 24 horas los 365 días del año para atender las demandas de los andaluces en materia sanitaria, de extinción de incendios y salvamento, seguridad ciudadana y protección civil. Ofrece respuesta a la ciudadanía en inglés, francés, alemán y árabe, además de en castellano para garantizar la cobertura de todas las situaciones de emergencia que se produzcan en el territorio andaluz, independientemente de la procedencia o idioma de la persona que solicite la asistencia.

El servicio cuenta con un alto grado de valoración por parte de las personas que en algún momento han tenido que llamar al 112 para solicitar ayuda en caso de situación de urgencia. Según las últimas encuestas realizadas, los usuarios otorgaron una puntuación media de 8,93 a la satisfacción global del sistema.

La calidad del personal del 112 obtuvo una puntuación media de 9,06, siendo la amabilidad la categoría mejor valorada por los llamantes con una nota de 9,34. Además, Emergencias 112 es un servicio de calidad certificada basada en la Norma Internacional ISO 9001:2000- Sistema de Gestión de la Calidad, que otorga la Asociación Española de Normalización y Certificación (Aenor).

El sistema también posee la certificación de Gestión Ambiental, que garantiza que todos sus procesos se realizan de forma respetuosa con el medio ambiente. Este año se han vuelto a renovar ambas certificaciones en cuyos procesos se trabaja de manera continuada y permanente.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 16.7.19
La Guardia Civil ha detenido en la localidad cordobesa de Puente Genil a dos vecinos de Baena,  de 35 y 45 años de edad y conocidos por sus antecedentes policiales por tráfico de drogas, como supuestos autores de un delito contra la salud pública.



Durante un servicio de Seguridad Ciudadana desarrollado en las inmediaciones de la localidad de Puente Genil, la Guardia Civil observó un turismo que, por sus características y conductor, conocido de los agentes por sus antecedentes policiales por tráfico de drogas, resultó sospechoso, de ahí que decidieran pararlo.

Antes de ello, no obstante, los agentes solicitaron el refuerzo de una patrulla del Puesto de la Guardia Civil para proceder a interceptar el vehículo en un lugar apropiado para ello, ya que el mismo circulaba por la carretera autonómica A-318, en dirección a Lucena.

Tras parar el vehículo e identificar a sus dos ocupantes, un hombre y una mujer, ambos conocidos por su vinculación con el mundo de la droga, la mujer hizo entrega a los agentes de dos bolsitas: una que contenía 5 gramos de cocaína, preparada y dispuesta para su venta en roca, y la otra con 2,5 gramos de heroína.

Ante la sospecha de que la droga intervenida iba a ser destinada a la venta mezclada mediante el procedimiento conocido como “Rebujito”, los guardias civiles procedieron a la detención de estas dos personas como supuestas autoras de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 16.7.19
Por cuarto año consecutivo, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles emitirá la Tarjeta del Viticultor, un dispositivo electrónico que registra los datos esenciales sobre la cosecha y que persigue controlar el origen de la uva que se recolecte durante la próxima vendimia. De esta forma, gracias a que este sistema permite certificar la calidad de los vinos que se obtengan esta campaña, los viticultores de la comarca estarán exentos de tramitar el Documento de Acompañamiento de Transporte (DAT).



El Consejo Regulador de la DOP Montilla-Moriles, que acaba de abrir el plazo para la renovación o solicitud su Tarjeta del Viticultor, ha señalado que la medida adoptada durante la campaña 2016 ha sido valorada por la Junta de Andalucía como "un sistema válido de garantía de la trazabilidad que exime a los agricultores de esta DOP de la obligatoriedad de tramitar el DAT".

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobó el pasado día 8 de octubre de 2018 el Decreto 190/2018 por el que se creaba y regulaba el Registro de Explotaciones Agrarias y Forestales de Andalucía (REAFA) y el Documento de Acompañamiento al Transporte (DAT) de los productos agrarios y forestales con el objetivo de organizar y controlar el transporte; mejorar la seguridad y la trazabilidad, y acreditar el origen y destino dificultando la sustracción y posterior venta ilegal.

Este documento de acompañamiento debe estar disponible y ser aportado en cualquier momento, a requerimiento de los agentes de la autoridad, en el traslado de los productos sin transformar desde las explotaciones hasta los lugares de almacenamiento o los primeros destinos de comercialización. Los destinatarios deben conservarlo durante al menos cinco años desde su recepción.

Una medida que, según puntualizó la Junta de Andalucía recientemente, únicamente afectara a aquellas explotaciones de uva de vinificación que envíen uva desde sus explotaciones a bodegas de titulares distintos de los de los viñedos, quedando exentos de esta obligación tanto las bodegas que cosechan uva propia como las cooperativas. Además, a efectos prácticos para la campaña 2019, se podrán considerar como válidos los distintos formatos de volantes de transporte de las distintas Denominaciones de Origen, siempre y cuando contengan la información establecida por el Reglamento 2018/273.

"Esta excepción, y por tanto la eximente de aplicación en todo el territorio de la DOP Montilla-Moriles del DAT en la vendimia 2019, es un reconocimiento de la Administración competente sobre los sistemas de control aplicados por la Denominación de Origen a los productos agrícolas previa a su entrada al lagar, y desea reconocer el esfuerzo y compromiso de nuestros agricultores con este sistema de control", ha señalado el Consejo Regulador de la DOP Montilla-Moriles.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ

lunes, 15 de julio de 2019

  • 15.7.19
El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) ha acordado iniciar una ronda de contactos con representantes de instituciones públicas, agentes sociales y entidades de Córdoba y provincia con el objetivo de dar a conocer el Compromiso Público por el Empleo y la Profesión Periodística, una iniciativa aprobada a finales del año 2016 que persigue “dignificar” la situación laboral de los profesionales del Periodismo que trabajan para la Administración pública.



“Las dinámicas de contratación establecidas en el pasado sin tener en cuenta la titulación universitaria no deben lastrar el futuro de esta profesión”, recoge el documento elaborado por el CPPA, toda vez que defiende la necesidad de “establecer un punto cero” que garantice el empleo actual pero que, a su vez, “permita a las nuevas generaciones de egresados” en Periodismo y Comunicación Audiovisual “tener una oportunidad en un mercado laboral dominado por la precariedad y la falta de expectativas”.

En ese sentido, la Demarcación del CPPA en Córdoba instará a las instituciones públicas de la capital y de la provincia a solicitar la titulación universitaria oficial correspondiente a la licenciatura o grado en Periodismo, Comunicación Audiovisual o equivalentes para el desempeño de las funciones propias del ejercicio del periodismo, a través de gabinetes de prensa o direcciones de comunicación, así como en cualquier medio de titularidad pública o en eventos, certámenes o festivales promovidos desde organismos públicos.

Asimismo, el CPPA reclamará que para la realización de las labores propias de comunicación e información se doten también “puestos específicos” y, cuando esto no sea posible, que se contraten tales servicios a empresas o gabinetes externos que cuente entre sus recursos humanos con personal con la debida titulación.

Para el CPPA, “el Compromiso Público por el Empleo y la Profesión Periodística constituye una herramienta eficaz para mejorar las condiciones laborales de los profesionales del Periodismo que desempeñan su trabajo en el ámbito de la Administración pública”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


  • 15.7.19
Arquitecta por la Universidad Politécnica de Madrid, Alba Carballal (Lugo, 1992) obtuvo en 2016 una beca de residencia literaria en la Fundación Antonio Gala para Jóvenes Creadores de Córdoba. Fruto de esta estancia es su primera novela: Tres maneras de inducir un coma. Ha sido redactora en la revista especializada Arquitectura Viva y escribe también en otros medios de comunicación y difusión cultural, como la web literaria Zenda. Ha traducido textos periodísticos y libros.



—Esta novela es el fruto de una beca de residencia literaria en la Fundación Antonio Gala para Jóvenes Creadores. ¿Cómo fue la experiencia?

—Pues fue una experiencia muy intensa, muy fructífera y, además, creo que fue el primer paso o la primera vez que sentí esto como una profesión. O sea, fue la primera vez que me tomaron en serio como escritora y de algún modo sentí que esto era un oficio y que se podía llegar a convertir en mi modo de vida. Es una sensación como de profesionalidad que no había tenido hasta entonces.

—Estudiaste Arquitectura. En cierto modo, existe un paralelismo entre esta y la literatura. En el sentido de que escribir es crear una estructura arquitectónica pero con palabras.

—Supongo que algo de eso hay. Aunque, la verdad, lo que yo más aprendí en la carrera de Arquitectura es a delatar a vuela pluma a los farsantes, a la gente que vende humo y que realmente no tiene ni un discurso ni una idea ni un proyecto bien hecho. Y creo que ese es un entrenamiento que para cualquier otra cosa es muy adecuado y muy efectivo.

—Eduardo Mendoza habla de ti como una voz solvente y Muñoz Molina ve en ti una mirada ácida y crítica. Con tales padrinos, ni habrás pensado en el fracaso.

(Ríe). Bueno, lo pienso todos los días, casi con más razón. Me da mucho respeto y, bueno, de algún modo me da un poco de miedo fallar porque las expectativas se han puesto muy altas. Y para mí es un honor que me consideren una buena escritora.

—Tu protagonista es un cuarentón sin perspectiva de futuro. ¿Para quienes nacisteis en 1992 la palabra futuro tiene algún sentido?

—Sí, sí tiene sentido. Lo que pasa es que a nosotros nos enseñaron desde muy pequeños a pensar en el futuro, además a proyectar un futuro muy prometedor, y ese futuro se ha truncado. Con lo cual es una palabra que tiene un significado casi mítico o utópico. Pero sí existe, claro.

—Tu novela es una sátira social y moral muy conectada con la tradición de la picaresca española.

—De hecho, la estructura bebe un poco de la picaresca. Yo encabezo los capítulos con una frase que podría recordar a las novelas de la tradición picaresca española, pero creo que a nivel formal también tiene mucho de pastiche o de monstruo. Porque yo en ella vuelco cosas del cine, cosas de guión de televisión, del género epistolar. Entonces, al final lo que sale es una especie de cadáver exquisito. Una cosa así montada de una forma extraña pero también extrañamente funcional.

—El escenario, claro, no podría ser otro que un Madrid contemporáneo y 'underground'.

—Es la ciudad en la que yo he crecido como ser humano. Quiero decir: yo he vivido hasta los 18 años en Lugo, pero me fui a estudiar a Madrid y, desde luego, es el escenario de mi vida adulta. Y además creo que es una ciudad muy sexy, porque tiene un punto folklórico, un perfil kitsch, un punto quizá macarra también, que a estos personajes que son un poco perdedores pues les venía especialmente bien.

—Darío Adanti se pregunta cómo una primera novela puede ser tan buena. Se lo pregunta, obviamente, teniendo en cuenta tu edad. Imagino.

—Tengo 26 años, pero esta novela la terminé de escribir con 25 recién cumplidos en la Fundación Gala. Yo creo que hay gente joven que está haciendo cosas muy interesantes. De hecho, hay mucha gente que ha salido de la Fundación Gala que escribe realmente bien. Ahí está Cristina Morales, que acaba de ganar el Premio Herralde.

—Ecos de Mendoza, de Almodóvar, de John Kennedy Tool. ¿Ese es el territorio que pisas, donde te sientes a gusto?

—Bueno, desde luego lo han sido para escribir mi primera novela. He escrito desde donde yo me siento cómoda, que es el humor, la sátira, también una melancolía un poco extraña, que tiene también algo de Woody Allen. Pero sí, yo ahí me muevo con cierta desenvoltura, en esa ambivalencia entre la ironía y el desencanto.

—Los nacidos en 1992 se os conoce como la 'Generación de la Resaca'. ¿Os habéis adaptado a una realidad truncada o seguís soñando a veces?

—Yo, desde luego, sí. En estos tiempos tan nihilistas, lo revolucionario es creer en algo. Lo revolucionario es seguir creyendo que algo hay para ti de todo este horror. De hecho, mi personaje me lo llevo a 15 años mayor que yo, porque creo que hay que ser mayor para estar desencantado. A mí todavía no me toca eso.

—Dices que el 15-M fue tu bautismo político.

—Yo llegué a la universidad en 2010. Y cuando no llevaba un año en Madrid, me vi envuelta en todo aquello. Y para mí, la verdad, que fue como el bautismo político, porque fue la primera y la más potente, probablemente, de mis experiencias colectivas. También fue darme cuenta de que estamos aquí para cambiar las cosas y de que el mundo no va a cambiar solo, de que o lo haces tú o no lo va a hacer nadie por ti.

—Tú, en cierto modo, estás triunfando, vas encontrando tu perfil en la literatura. ¿Los amigos te miran como un bicho raro, como alguien que ha logrado agarrar un sueño?

—Aún me cuesta a mí decir soy escritora. Pero cuando lo digo hay suspicacia y yo lo comprendo perfectamente porque es una marcianada. No es lo habitual. No sé. Para mí es lo natural.

—¿A quién odias tanto que te gustaría inducirle un coma?

—Un coma a nadie, por dios. Yo soy muy buena gente. Aunque no lo parezca con la novela. Pero sí hay gente que estaría mejor callada (ríe). Aunque tampoco hace falta que entren en coma.

—¿Sabes ya hacia dónde irás ahora?

—Estoy empezando a trabajar en mi segunda novela. Está ambientada en un tiempo anterior. Me muevo a Galicia y a Valencia. Será una cosa bastante distinta, a pesar de que la voz autorial pienso que tiene que conservarse.

ANTONIO LÓPEZ HIDALGO
FOTOGRAFÍA: ALBA CARBALLAL (FACEBOOK)
  • 15.7.19
Este fin de semana han arrancado los primeros Campos de Voluntariado Juvenil para Jóvenes Andaluces o Residentes en Andalucía 2019, con un total de 413 participantes y una inversión de más de 231.000 euros. Este programa está destinado a jóvenes de entre 14 y 30 años y tiene como objetivo desarrollar un trabajo de proyección social con actividades complementarias.



De las 413 plazas ofertadas, 194 son para jóvenes andaluces o que residan en Andalucía; 180 se han puesto a disposición de otras Comunidades y Ciudades Autónomas que a su vez han ofertado plazas para nuestros jóvenes en sus Campos de Voluntariado Juvenil; y 39 van dirigidas a jóvenes de otros países para que puedan acudir a nuestros Campos de Voluntariado Juvenil Internacionales.

En los Campos de Voluntariado Juvenil de este año, un grupo de jóvenes de diferentes procedencias se comprometen, de forma voluntaria y desinteresada durante 15 días a llevar a cabo un trabajo de voluntariado. La realización del proyecto, sin embargo, es un medio para fomentar valores de convivencia, tolerancia, solidaridad y respeto intercultural, entre otros, puesto que en el programa tiene especial relevancia la participación de jóvenes de distintas procedencias.

En esta ocasión, se celebran un total de 17 campos, de los que tres de ellos tienen carácter internacional: ‘Construcción con piedra: creando patrimonio en el Parque Natural de Sierra Nevada’ del Ayuntamiento de Fiñana (Almería); ‘Intervención Arqueológica en la Cueva de Malalmuerzo’ del Ayuntamiento de Moclín (Granada); y ‘Fortaleza de la Mota 2019’ del Ayuntamiento de Alcalá la Real (Jaén). El primero de ellos relacionado con el ámbito del medio ambiente y los otros dos con la Arqueología.

También sobre medio ambiente, los jóvenes pueden elegir entre ‘Picacho 2019. Regeneración del Parque Natural de Los Alcornocales’ en Alcalá de los Gazules; ‘Morla 2019’ en Arcos de la Frontera (ambos en Cádiz); ‘Caminando bajo las estrellas’ en Villanueva del Rey (Córdoba); ‘Conservación del Humedal de Padul’ (Granada); y ‘Naturaleza para todos. Senderos señalizados’ en Santa Ana la Real (Huelva). De ellos, tanto el de Arcos de la Frontera como el de Padul están destinados a jóvenes de entre 14 y 17 años.

La oferta de Campos de Voluntariado con temática sobre Arqueología se completa con ‘Intervención arqueológica en el Castillo de Bedmar’ (Jaén) y ‘Experiencia arqueológica en el bien de interés cultural Castillo Medieval de Archidona (Málaga). Por su parte, ‘Recuperación de la teatralización de calle en una villa cervantina’ del Ayuntamiento de Castro del Río (Córdoba) y ‘Tradiciones: Documental audiovisual desde la perspectiva juvenil’ en San Nicolás del Puerto (Sevilla) son los Campos dedicados al Patrimonio histórico, artístico y cultural de la presente edición. Este último para jóvenes de entre 14 y 17 años.

La intervención social tiene un protagonismo especial en estos programas al tratarse de una actividad relacionada con el voluntariado. Así, hasta cinco Campos en otras tantas provincias desarrollan esta temática: ‘Cine inclusivo en el medio rural III’ en Alboloduy (Almería); ‘Atrévete a soñar’ en Lepe (Huelva); ‘Yo participo, juntos crecemos’ en Málaga; y ‘Ocio y tiempo libre con jóvenes con diversidad funcional. Urso 2019’ en Osuna (Sevilla).

Las fechas de inicio y finalización de los programas se comprenden entre el 13 de julio y el 1 de septiembre; y los Campos admiten entre 20 y 25 jóvenes en cada caso. Por tanto, se desarrollarán dos Campos de Voluntariado por provincia, excepto Cádiz, que contará con tres. De ellos, ocho serán gestionados por ayuntamientos y los nueve restantes por asociaciones o entidades.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO
  • 15.7.19
La duodécima edición de la Ruta de la Tapa sirvió ayer para clausurar las Jornadas del Ajo y el Melón, una iniciativa del Ayuntamiento de Montalbán que volvió a contar con el apoyo de la Diputación y que, este año, logró atraer hasta la localidad de la Campiña Sur a centenares de vecinos de toda la comarca que no quisieron perder la oportunidad de disfrutar del amplio programa de actividades y de las sugerentes propuestas gastronómicas elaboradas por una quincena de establecimientos.



Las elevadas temperaturas que se registraron en la provincia durante todo el fin de semana no mermaron, la participación en la Ruta de la Tapa, una iniciativa que cuenta cada año con la implicación y el compromiso del sector hostelero de la localidad y que, a lo largo de tres días, brinda una atractiva carta gastronómica con el ajo y el melón como ingredientes protagonistas.

En esta ocasión, uno de los platos más demandados fue el timbal de boletus con ajo caramelizado y esencia de queso al ajo negro que elaboró el equipo de cocina de Casa Leo, un negocio que lleva en funcionamiento desde hace treinta años y que rinde tributo en su denominación al propietario del establecimiento, Leoncio Moslero, que permanece al frente del timón junto a toda su familia.

La jornada de ayer arrancó con un desayuno molinero que dio comienzo a las 9.00 de la mañana en el tradicional chozo de melones instalado junto a la Ermita del Calvario. A continuación, se celebró una quedada en bicicleta de montaña por los caminos y parajes de la Campiña, que contó con la colaboración del Club Deportivo Los Bicicleticas.

Junto con un ecomercado que ofreció productos hortícolas ecológicas, la Asociación de Amigos del Ganado celebró su tradicional marcha equina por las calles de la localidad, una iniciativa que se vio complementada con el Concurso Gastronómico en la categoría de infantil y adultos en el Pasaje Huerto del Duque y con el concurso para elegir al Mejor Cortador de Melón.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

domingo, 14 de julio de 2019

  • 14.7.19
La Guardia Civil, con la colaboración del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Los Pedroches, ha procedido a la investigación de una empresa ubicada en la zona norte de la provincia de Córdoba por la comercialización de jamones que supuestamente simulaban estar amparados por esta figura de calidad diferenciada reconocida por la Unión Europea.



El propio Consejo Regulador de la DOP Los Pedroches alertó a la Guardia Civil del presunto uso fraudulento de esta figura de calidad diferenciada en una caseta del recinto ferial El Arenal de Córdoba, con motivo de la celebración de la Feria de Nuestra Señora de la Salud, para la comercialización de los jamones de cerdo ibérico que allí se exponían.

Ante ello, inmediatamente, la Guardia Civil se desplazó al recinto ferial del Arenal, donde en el interior de una caseta de feria se localizaron e identificaron los productos objeto de la denuncia, expuestos y listos para su consumo, procediéndose a la comprobación de los extremos denunciados, a la intervención de los citados productos ilícitos, así como documentación y cartelería relacionada con tal actividad.

Tras identificar a los responsables de la actividad y averiguar que los mismos tenían ubicada su sede jurídica en la localidad de Pozoblanco se procedió a la investigación de los dos responsables de la marca comercial no autorizada, como supuestos autores de un delito contra la propiedad industrial y otro delito de estafa. Además, en el registro practicado en la sede se intervino cartelería, etiquetas y vitolas utilizadas para identificar y marcar los jamones con la supuesta calidad y zona geográfica de DOP Los Pedroches.

De esta forma, en el trascurso de la investigación, la Guardia Civil comprobó que los investigados practicaban diferentes compras de jamones ibéricos no acogidos a la DOP, los trasladaban a sus instalaciones, los almacenaban, les retiraban sus etiquetas y marcaje de origen, para posteriormente colocar el marcaje, etiquetas y cartelería de una marca que utilizaba indebidamente el término protegido "Los Pedroches".

A partir de ese momento, los investigados distribuían los jamones a, principalmente, demandantes que regentaban o eran responsables del catering en casetas de ferias y diferentes fiestas tradicionales que se celebran en distintas localidades de Córdoba y Sevilla.

Según el Reglamento de la UE que regula la calidad de los productos agrícolas y alimenticios, no puede hacerse referencia a estos términos geográficos sin estar amparados en la correspondiente DOP. Por ello, la Guardia Civil intervino a la empresa diferente documentación relativa al delito investigado y a la facturación de los productos intervenidos, que será analizada y puesta a disposición judicial para valorar la entidad del fraude.

Colaboración contra el fraude

La Guardia Civil y la asociación Origen España, firmaron en 2016 el mencionado procedimiento de colaboración, con el fin de agilizar y mejorar la comunicación entre ambas instituciones y así lograr una mayor eficiencia en la investigación de actividades ilícitas relacionadas, garantizando así la seguridad alimentaria, la salud pública y los derechos de los consumidores. Este caso es una muestra más de los buenos resultados que se están consiguiendo con este procedimiento de colaboración.

La Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba destaca la importancia de este tipo de investigaciones, teniendo en cuenta que la provincia de Córdoba cuenta con siete denominaciones de origen protegidas, auténtico motor social, económico y de desarrollo de las comarcas y productos amparados por su protección.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos