:::: MENU ::::

jueves, 5 de diciembre de 2019

  • 5.12.19
Montemayor Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una segunda carta abierta [ver la primera aquí] remitida por el investigador montemayorense José Francisco Luque Moreno, autor del libro Montemayor 1900-1945. Cuestión Social, República, Guerra y Represión, acerca de las II Jornadas de Memoria Histórica que está promoviendo la Asociación Cultural "Alcalde Antonio García". Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



El pasado verano recibí una carta de la Asociación Cultural "Alcalde Antonio García" con fecha de 9 de julio. En ella se me informaba que la Diputación de Córdoba les había concedido una subvención para "una serie de actos destinados a honrar la memoria de todos los vecinos/-as represaliados en la Guerra Civil y la creación de un espacio físico donde perpetuar los nombres de estos ciudadanos/-as".

Para llevar a cabo estas actuaciones, se me solicitaba "una información detallada del listado de fusilados, de mujeres represaliadas y la información posible de la fosa común del cementerio municipal", así como "cualquier opinión que tuviera sobre el asunto y el enfoque que se le debiera dar a un asunto tanto tiempo demorado".

La mayor parte de esta información solicitada se encuentra localizada en mi estudio Montemayor 1900-1945. Cuestión Social, República, Guerra y Represión. Publicado en 2011, recoge lo conocido hasta ese momento sobre este asunto y en su recopilación jugaron un papel importantísimo los testimonios orales del vecindario de nuestra localidad, por lo que quiero resaltar la extraordinaria ayuda de Francisco Carmona Luque, de Antonio Galán Marín y la inmensa generosidad de los familiares de las víctimas.

He de decir que en temas de memoria suelo colaborar con quien me lo pide. De hecho, y a pesar del desenlace que tuvo el monolito de 2004, con IU participé tanto en el homenaje a Alejandro Cabello Sánchez (2009) como en la presentación del libro de José Espejo Ruz titulado Memoria Fértil. La represión franquista en La Rambla (2010). No obstante, desde 2004 hasta la actualidad, a la experiencia negativa del citado monolito se han sumado dos más durante el anterior mandato del Gobierno municipal de IU que considero necesario dar a conocer.

La primera ha sido la inserción de la portada de mi libro en el apartado de Publicaciones en la página web del Ayuntamiento. Esta acción no se ha visto acompañada de una actualización de la sección relativa a la Historia de la localidad. De esta forma, en el texto correspondiente a la Edad Contemporánea puede leerse: "Así entramos en nuestro siglo [se refiere al XX] donde las noticias de Montemayor son escasas ya que faltan estudios serios y profundos tanto del Archivo Municipal como del Parroquial".

Desde mi punto de vista, esta afirmación es un contrasentido, ya que si no se considera mi trabajo editado un estudio "serio y profundo", entiendo que no debería haberse colgado su portada en la relación de Publicaciones. Además, hay que señalar el hecho de que el libro se agotó prácticamente desde su publicación y no es posible adquirirlo... al menos en teoría.

Si, por el contrario, mi estudio se considera un trabajo "serio y profundo", entiendo que debería haberse actualizado el texto de la página web relativo a la Edad Contemporánea. Por cierto, este texto tiene autor y año de publicación. Se trata del historiador José Claudio Carmona Varona y fue editado en 1993. Desde que se colgó unos años después en la web del Ayuntamiento, aparecía firmado por dicho autor junto a su dirección de correo electrónico.

También durante el anterior mandato, el equipo de gobierno de IU cambió el diseño de la web del Ayuntamiento y borró tanto el nombre del autor como su dirección de correo, acciónésta que permite plantearse si esa es la consideración y el respeto que a esa formación política y al equipo de gobierno de ese mismo signo le merece el trabajo ajeno.

Y, precisamente, en esta línea del respeto al trabajo ajeno se encuentra la segunda experiencia negativa que quiero resaltar, ya que desde el propio Ayuntamiento de Montemayor se habría procedido, tal y como me han indicado diversos testimonios, a entregar o enviar archivos en formato pdf con el texto de mi libro a diversos interesados en conseguirlo.

Lógicamente, esta distribución de mi estudio por medios electrónicos se habría hecho sin ponerlo en mi conocimiento y sin mi consentimiento, lo que, desde mi modesto punto de vista, se asemeja bastante a un acto flagrante de piratería que, en caso de haberse producido tal y como me aseguran algunas fuentes, habría estado promovido, nada menos, que por los rectores de una institución pública.

El 16 de julio puse en conocimiento de la Asociación Cultural "Alcalde Antonio García" y, por extensión, tanto a IU como al actual Gobierno municipal todas estas cuestiones. Asimismo, pregunté acerca de las garantías que se me pudieran ofrecer para no ser nuevamente utilizado como en 2004, esto es, sólo para conseguir la información y documentación solicitada, pasando  a la basura las opiniones o enfoques que les pudiera indicar sobre la cuestión.

Pasaron más de tres meses y, en este tiempo, sólo recibí una respuesta a título personal del presidente de la asociación, la cual valoré enormemente y a quien respondí agradeciéndoselo. A pesar de indagar en varias ocasiones si la habría, no obtuve contestación alguna de la Asociación Cultural "Alcalde Antonio García", del Grupo Municipal de IU ni del equipo de gobierno acerca de las cuestiones que les trasladé. Solo se me comunicó que el entonces alcalde en 2004, el actual primer edil y el coordinador local de IU "estaban ya informados" y que "se habían reunido para analizar el asunto que planteaba".

Ante esta situación, el 26 de octubre comuniqué a la asociación mi negativa a colaborar, mi desautorización absoluta a que utilizaran cualquier información y documentación contenida tanto en mi libro Montemayor 1900-1945. Cuestión Social, República, Guerra y Represión como en cualquiera de mis restantes publicaciones y, por último –y atendiendo a los precedentes– les hacía saber que me reservaba "la posibilidad de denunciar todo incumplimiento anterior en cualquier ámbito y por cualquier medio, redes sociales y prensa incluidos" pues, como indicaba, "fue mucho el esfuerzo llevado a cabo por mi parte y mucha la generosidad de los familiares de las víctimas como para consentir una nueva apropiación no autorizada de mi trabajo".

El pasado 26 de noviembre pude conocer la cartelería relativa a las II Jornadas de Memoria Histórica de Montemayor y desde la asociación organizadora se me informó a grandes rasgos sobre la ubicación y el contenido del Rincón de la Memoria, "donde se van a colocar tres placas recordando a los fusilados y a las mujeres represaliadas, también una con los nombres de los que habéis dejado constancia en la fosa común de nuestro cementerio". Asimismo, se me confirmó que mis estudios y publicaciones han sido utilizados para confeccionar estos listados.

JOSÉ FRANCISCO LUQUE MORENO

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de Montemayor Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.







DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos