:::: MENU ::::

martes, 19 de septiembre de 2017

  • 19.9.17
El Club Atletismo Montemayor participó el pasado sábado en la décimo tercera edición de la Carrera de la Mujer de Córdoba, una autentica fiesta del atletismo que partió desde las instalaciones de El Fontanar y, a lo largo de sus 5.000 metros de recorrido, quiso rendir un homenaje a la mujer y su lucha por la igualdad.



En una prueba donde lo importante era participar, cerca de 1.800 mujeres lograron finalizar esta colorida prueba donde el triunfo absoluto fue para la irlandesa Elizabeth Lee que dominó toda la prueba de principio a fin, consiguiendo un tiempo final de 17:11. El segundo puesto se decidió en un sprint entre Inmaculada Moyano Espejo y Raquel Hernández Rufs, decantándose a favor de Inmaculada que cruzó el arco de meta en 17:32, aventajando a Raquel en tan solo un segundo.

Dieciséis integrantes del Club Atletismo Montemayor no quisieron perderse esta fiesta del deporte femenino y consiguieron finalizar la prueba. En esta ocasión no se debe destacar el tiempo final de ninguna de ellas, si no la fortaleza y las ganas de superación ya que algunas de ellas solo corren esta carrera a lo largo de todo el año.

La primera integrante del club montemayorense en cruzar el arco de meta fue Andrea Ruiz Gamero, con un tiempo de 25:29; seguida de Laura Arroyo Jordán con 26:08, sexta y séptimas clasificadas de la categoría Juvenil. Estas dos jóvenes atletas son alevines pero, debido a que en esta ocasión no hay competición para las más pequeñas, decidieron participar en una categoría cinco años superior a la que les corresponde por su edad, logrando un magnífico resultado. En esta misma categoría Ana María Ruiz Gamero finalizó en el puesto 41 con un tiempo de 38:27.

Por su parte, en la categoría Cadete, Rocío Carmona Nieto fue décimo quinta con un tiempo de 31:37, mientras que la corredora montemayorense Nuria Guinot Carrasco, llegó a meta en el puesto 39 al parar el crono en 39:45. Asimismo, Ana María Jordán López paró el crono en 39:48, lo que le serviría para finalizar en el puesto 209 de Veteranas B. Además, en esta misma categoría, Silvia Carrasco González fue la 254 con un tiempo de 45:16 y Ana María Gamero Cañete, con un crono de 49:58, la 291.



En Veteranas C, Rosa Pino Molina cruzó la meta en el puesto 61, con un tiempo de 32:43; seguida de su hermana Natividad, con 32:45. Además, en el puesto 152 de esta categoría y con un tiempo de 49:50 entraría María José Pino Molina. Por su parte, en Veteranas D, Antonia Ruiz Sierra se clasificó en el puesto 31, con un tiempo de 32:45, y Mari Carmen Del Moral Rodríguez la 189 con un tiempo de 49:54.

Finalmente, Carmen Rodríguez-Córdoba, acompañada de sus hijas Eva y Carmen Galán Rodríguez-Córdoba, también participó en esta carrera, pero sin dorsal, por lo que no podemos saber el puesto y tiempo en el que cruzaron el arco de meta.

Con la participación en este tipo de carreras el Club Atletismo Montemayor intenta fomentar el deporte entre las mujeres, a la vez que apoya su lucha para conseguir una igualdad total con el hombre en distintos ámbitos de la vida social.

ANTONIO ARROYO NADALES / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: CLUB ATLETISMO MONTEMAYOR
  • 19.9.17
Este domingo finalizó la campaña de vigilancia del uso de los sistemas de retención en vehículos y control del uso del cinturón de seguridad que la Dirección General de Tráfico (DGT) puso en marcha del 11 al 17 de septiembre pasados en las carreteras cordobesas.



Durante este periodo, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil controlaron en las carreteras de la provincia un total de 6.078 vehículos, en los que viajaban, además de los conductores, 3.416 pasajeros, de los que 3.201 eran adultos y 215, de estatura igual o inferior a 135 centímetros.

De la totalidad de los conductores, 6.036 hacían uso del cinturón de seguridad, lo que supone más del 99,3 por ciento de cumplimiento de la normativa. Entre los pasajeros adultos, 3.191 cumplían con su obligación, alcanzado una cuota de uso del 99,6 por ciento. Por su parte, entre los pasajeros menores de edad, 215 hacían uso de un dispositivo de retención ajustado a su estatura, lo que supone el 98,6 por ciento del total de menores.

El jefe provincial de Tráfico, José Antonio Ríos Rosas comentó ayer que “aunque durante las campañas de concienciación de la DGT, seguimos registrando un alto porcentaje de uso del cinturón y de los sistemas de retencion infantil, no sucede así cuando hablamos de víctimas mortales, ya que en lo que llevamos de año, han fallecido siete personas que no hacían uso del cinturón”.

Por eso, Ríos reiteró que “es necesario seguir insistiendo en que una vez que se ha producido el accidente, el cinturón y la sillita juegan un papel decisivo, y llevar el cinturón de seguridad supone incrementar exponencialmente nuestra seguridad frente al número y a la gravedad de las lesiones, ya que su uso supone disminuir a la mitad el riesgo de muerte”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 19.9.17
El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, ha mostrado su apuesta por prorrogar la Política Agrícola Común (PAC) actual y ampliar el marco hasta el año 2024 ante el período de incertidumbre que ha generado el Brexit, la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea (UE). De esta forma, la nueva política europea comenzaría a aplicarse a partir de 2025.



Sánchez Haro afirmó que la ampliación de la PAC debería conllevar "una aportación adicional de presupuesto", por ejemplo, para compensar el hueco que pueda dejar en la UE este país con 65 millones de habitantes y el 16 por ciento del PIB europeo. Su salida del marco comunitario "genera grandes cambios de equilibrio", ya que no contar con este Estado Miembro implicaría una reducción inicial del presupuesto de la PAC de entre 3.600 y 3.900 millones de euros.

"Es necesario lanzar un mensaje de tranquilidad a los agricultores europeos para que puedan seguir invirtiendo e impulsando negocios con un horizonte temporal de largo plazo, es decir, dar a los agricultores la estabilidad que necesitan ante la incertidumbre del Brexit", recalcó el titular de Agricultura. En este sentido, Sánchez Haro afirmó que "mantener la estabilidad en una política que conlleva cerca del 40 por ciento del presupuesto europeo es mantener el rumbo adecuado en un momento de tempestad".

Retos y potencialidades

Para el consejero andaluz, la futura Política Agrícola Común y la rentabilidad de las explotaciones son los dos retos "claves" del sector agroalimentario europeo, a los que se suman otros desafíos como, por ejemplo, la globalización, el cambio climático o el relevo generacional.

En este sentido, Rodrigo Sánchez Haro aseguró que la mejora de la rentabilidad no sólo se consigue a través de inversiones e innovación que mejoren la eficiencia y la competitividad, sino que también precisa de "una red de seguridad y un marco normativo que reduzca los desequilibrios de la volatilidad".

"Necesitamos contar con una PAC fuerte, con presupuesto adecuado y que siga siendo una de las principales políticas europeas", aseveró el titular de Agricultura, que explicó que esta norma comunitaria debe mantener, por un lado, un primer pilar que apoye a las rentas, y por otro, un segundo pilar que incentive la mejora de la competitividad y la sostenibilidad.

Con respecto a la importancia y las potencialidades del agroalimentario, Rodrigo Sánchez destacó que este sector es "vital para la mayor parte de nuestro territorio" y que esta actividad se ha mostrado como un "elemento vertebrador" y un motor de desarrollo económico y social. Andalucía es precisamente uno de los territorios que "juegan un papel destacado" en el seno de la potencia agroalimentaria que es Europa, ya que esta región cuenta con una producción agraria que supera la de numerosos Estados Miembros de la UE.

En concreto, la Comunidad Autónoma andaluza es líder mundial del sector del aceite de oliva y la aceituna de mesa y es uno de los mayores proveedores de productos hortofrutícolas de los mercados europeos. "Debemos seguir manteniendo las señas de identidad de nuestro sector agroalimentario diverso, social y familiar, que apuesta por la calidad y la sosteniblidad", recalcó el consejero.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 19.9.17
Con El laberinto de los espíritus cierra la tetralogía El cementerio de los libros, iniciada en 2001 con La sombra del viento. Traducido a 50 idiomas, concede pocas entrevistas. Esta es una de ellas. Carlos Ruiz Zafón es el escritor más leído en todo el mundo después de Cervantes. En 1993 se dio a conocer con El Príncipe de la Niebla, que forma, con El Palacio de la Medianoche y Las luces de Septiembre, la Trilogía de la Niebla. En 1998 publica Marina. Después conoce el vértigo. Hasta hoy.



—El autor español más leído en todo el mundo después de Cervantes. ¿No da vértigo?

—No. Me da tranquilidad y me produce una sensación de gratitud y de privilegio.

—‘El cementerio de los libros olvidados’. Una tetralogía escrita como homenaje a la literatura. ¿La lectura necesita un empujoncillo a la luz de las estadísticas?

—Yo creo que a veces enterramos a la literatura antes de tiempo. Ya hace muchos años que uno sigue oyendo que esto se acaba, que esto se acaba. Yo creo que no se acaba. Lo que pasa es que hay que trabajárselo. No hay que darlo por seguro. Yo creo que el matiz está ahí. No pensar que nos merecemos el tiempo y la atención de la gente sencillamente porque hacemos literatura, sino que hay que currárselo todos los días.

—“Me gustaría que el lector se cuestionase la realidad”. Confiese que no estaba hablando de política.

—No. La política es una parte pequeñita de la vida. Lo que yo intento es invitar a los lectores a que desarrollen un espíritu crítico respecto a todo lo que se les presenta y ante todas las personas que les quieren convencer de que piensen o traguen algo determinado. Que se cuestionen los motivos. Que se cuestionen por qué y luego, con su propio criterio, decidan lo que quieren pensar. Yo no soy un cura. No quiero convencer a nadie de nada. Ni soy un político. No tengo intereses ni tengo agenda política.

—‘El laberinto de los espíritus’ recupera las pasiones clásicas. Entre ellas, el odio. ¿La literatura qué ha tratado mejor en sus páginas el odio o el amor?

—Yo creo que ambas a partes iguales. Ambas forman parte de la experiencia humana. Lamentablemente, a partes iguales. Yo creo que, situando una historia a lo largo del siglo XX, lamentablemente no hay tantas luces como sombras, sino muchas más sombras.

—El diablo es el mejor personaje literario jamás creado. ¿Por cuánto vendió su alma para hacer tales afirmaciones?

—No me la compraría el diablo. Pero, bueno, sí es el personaje mejor creado. Pero yo no creo que el diablo tenga mucho interés en comprar mi alma. Compraría muchas otras.

—Muchos de sus personajes tienen bastante de usted. De entre todos, Alicia Gus es su personaje favorito. ¿Qué tiene que no le dio a otros?

—Tiene el espíritu que resume para mí esta serie de cuatro novelas. Alicia es la síntesis de lo que significan para mí estos libros. Tiene quizás una sinceridad consigo misma y con el mundo que me hace muy próximo a ella.

—El cuarto volumen de la tetralogía salió a la calle con una tirada de 700.000 ejemplares, y su obra está traducida a 50 idiomas. ¿Algún día se acostumbrará a vender menos?

—Supongo que sí. Es ley de vida. No es que escriba yo pretendiendo que sean 700.000 o los que puedan ser, pero sí, y además no pasa nada.

—En estos cuatro volúmenes ha tocado casi todos los géneros. ¿En la variedad está el acierto?

—Yo creo más en la combinación. El acierto está quizás en la ingeniería y en la alquimia de la mezcla.

—Ha dicho mil veces que sus libros no serán adaptados al cine ni a la televisión. ¿Sigue e sus trece?

—Sigo en mis trece, catorce, quince, dieciséis y así hasta la búsqueda del número primo. No habrá películas ni series de televisión de estos libros.

—El éxito tiene su cara negativa. Dice: “Hay personas que ni conozco y me odian profundamente”. Dígame algo de su cara positiva.

—Bueno, la cara positiva es el 99 por ciento sobre todo. El éxito lo que confiere es independencia, libertad y seguridad para ser uno mismo y para hacer lo que uno quiere. Si, a cambio de eso, va a haber alguien que no le guste, pues creo que es un precio microscópico que pagar.

—Quince años dedicado a escribir ‘El cementerio de los libros olvidados’. Después de tanto tiempo, ¿cómo sabe para dónde tirará?

—Me lo estoy pensando. Tengo cuatro o cinco alternativas que suenan bien, que pueden tener posibilidades. Pero no me he decidido todavía.

—Me gusta esta frase suya: “El éxito no te cambia la vida. Lo que escribes, sí”. ¿Quién es usted después de estos quince años?

—Creo que soy más yo mismo. Y finalmente, si de algo me ha servido escribir estos libros, es para acercarme a quien era yo como persona y como escritor. Así que, a día de hoy ya soy yo. Para bien o para mal.

ANTONIO LÓPEZ HIDALGO
FOTOGRAFÍA: PLANETA DE LIBROS

lunes, 18 de septiembre de 2017

  • 18.9.17
Montemayor volverá a vivir el próximo sábado una Noche de Zombis, de la mano de un sinfín de personajes que inundarán las calles del casco urbano del municipio, convirtiendo a este evento en uno de los más singulares y atractivos de la provincia.



La delegada de Turismo de la Diputación de Córdoba, Carmen Gómez, ha mostrado su apoyo a esta actividad “que introduce la variable de la diferenciación, la peculiaridad, que va a aportar una nueva experiencia y sensación a todos los participantes, y que, sin duda alguna, va a atraer a gente de todas las edades”.

La también vicepresidenta del Patronato Provincial de Turismo ha señalado que “queremos incidir en la difusión de este tipo de ocio que nos permite, asimismo, disfrutar de los innumerable atractivos turísticos de este municipio”.

Por su parte, la concejala de Juventud del Ayuntamiento de Montemayor, Dolores Salcedo, ha destacado “se trata de una propuesta de ocio alternativo, que tuvo una gran éxito de participación y visitantes en la edición anterior” y ha añadido que “nuestras expectativas son las de superar esta cifra este año, ya que tratamos de implicar a todos los barrios del pueblo”.

El propietario de la empresa Apocalipsis, Jesús Villareal, ha resaltado que “es un evento atípico, una alternativa de ocio de fin de semana para los jóvenes , que viene a completar las muchas actividades programadas en el marco del proyecto X que celebramos durante el mes de septiembre en Montemayor, y en el que también se incluye Paxera”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 18.9.17
El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles ha dado por concluida una nueva convocatoria, la séptima, del Curso Técnico de Especialización en Vinos Generosos y Vinagres de Montilla-Moriles. La iniciativa, que formaba parte de las actividades de su Aula de Formación, se llevó a cabo durante tres días, a lo largo de la semana pasada.



"El objetivo de este curso es la capacitación técnica de equipos directivos, personal del sector de la restauración y de la hostelería, personal de enotecas, tiendas especializadas y cocineros con interés en nuestros vinos y sus aplicaciones gastronómicas", explicó el gerente del Consejo Regulador, Enrique Garrido.

El programa pretende proveer al alumnado del adecuado grado de conocimiento para una mejor prestación de servicios a sus clientes en relación a los vinos y vinagres de Montilla Moriles, con especial incidencia en el análisis sensorial, la conservación, el servicio y el maridaje con productos de la gastronomía local.

La séptima convocatoria del curso se inició en la tarde del pasado lunes y concluyó el miércoles con la entrega de certificados acreditativos. El curso se celebró en el Centro de Iniciativas Empresariales de Montilla, así como en las instalaciones de Bodegas Robles, Lagar Blanco, Toro Albalá, Alvear y Pérez Barquero.

En esta edición, el curso ha contado con alumnos procedentes de distintos lugares de España, tales como Canarias, Cataluña, Madrid o Badajoz, destacando además la presencia japonesa entre los alumnos. "En todas las sesiones han conocido aspectos tan importantes como la historia, la viticultura, la elaboración y la crianza de los vinos y vinagres de Montilla-Moriles", explicó Enrique Garrido.

A su vez, los participantes han realizado distintas sesiones de cata de vinos genéricos, verticales de Pedro Ximénez y finos, así como catas de vinos especiales y de vinagres de la DOP. Igualmente, los alumnos han podido conocer la gastronomía cordobesa de la mano de la Taberna Los Lagares y el Restaurante El Quijote de Montilla.

"En todo momento, los alumnos han estado coordinados por la empresa Incentifor, que colabora con el Consejo Regulador en la organización de su Programa de Formación", destacó el gerente del máximo órgano de control de los vinos de Montilla-Moriles.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos