:::: MENU ::::

sábado, 16 de mayo de 2020

  • 16.5.20
La parlamentaria de Adelante Andalucía por Córdoba, Luzmarina Dorado, ha denunciado la situación de "vulnerabilidad" y "desprotección laboral" a la que se ven sometidos muchos de los temporeros que participan en la campaña de recogida del ajo en la provincia de Córdoba, como consecuencia de “las precarias condiciones de trabajo, el reiterado incumplimiento del convenio, los abusos y el fraude”.



“A pesar de que la caída del ajo chino ha abierto el mercado internacional y ha incrementado el precio del ajo cordobés, con el consecuente beneficio para los productores, hemos visto cómo la crisis sanitaria, que ha impedido contar con la mano de obra inmigrante, y el rechazo por malas condiciones laborales han generado complicaciones para reunir a los trabajadores necesarios para sacar adelante la campaña, teniendo que recurrir a personal de otros sectores”, ha señalado la parlamentaria andaluza.

Según Dorado, la implantación mayoritaria del trabajo a destajo está provocando que muchos de los trabajadores no lleguen a cobrar el Salario Mínimo Interprofesional, percibiendo jornales que se alejan mucho de los 48,19 euros que establece la última actualización del convenio.

“En la práctica resulta imposible que un trabajador a destajo alcance la productividad necesaria para cobrar el jornal que fija el convenio. En el mejor de los casos, los trabajadores más avezados llegan a los 35 euros diarios, con los que, además, tienen que asumir los costes por desplazamiento”, ha explicado Luzmarina Dorado.

En este sentido, la parlamentaria ha advertido que “existen casos de temporeros a los que no se les hace contrato ni se les da de alta en la Seguridad Social, o se les hace tarde, cuando llevan 20 días trabajando, y se les da de alta una de cada tres o cuatro jornadas”. Por eso, ha subrayado la necesidad de “reforzar la inspección para proteger los derechos de los trabajadores y perseguir de forma seria, rigurosa e implacable los abusos laborales que existen en el campo cordobés”.

En suma, Dorado ha recordado que el campo cordobés, del que viven un gran número de familias en toda la provincia, ya estaba en “pie de guerra” antes de la crisis debido a su situación de abandono, por eso ha vuelto a reclamar “la necesidad de defender al pequeño agricultor, de apostar por el producto local frente a la importación a bajo coste, de establecer precios justos para permitir que el dinero llegue a los de abajo, potenciar la agricultura tradicional y alejarnos de las grandes superficies y multinacionales que se llevan el valor añadido fuera de nuestras fronteras”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos