:::: MENU ::::

lunes, 29 de julio de 2019

  • 29.7.19
Montemayor perdió en 2018 cerca de una decena de vecinos. Según los datos de la Estadística de Variaciones Residenciales que publica anualmente el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, durante el año 2018 se registraron 82 movimientos de entrada en la localidad de la campiña cordobesa y 93 de salida, resultando un saldo migratorio positivo de 16.



La mayoría de las entradas registradas en 2018 en Montemayor fueron realizadas por personas procedentes de otras localidades de Andalucía (51), seguidas de quienes llegaban desde diferentes destinos de otras comunidades autónomas de España (16 y del extranjeros (15).

Por su parte, la mayoría de las personas que abandonaron la localidad el pasado año lo hicieron para trasladarse, en un 69,89 por ciento de los casos, a otros municipios andaluces. En concreto, de los 93 vecinos que se trasladaron a otros puntos de Andalucía, 56 optaron por establecerse en otros municipios de Córdoba, otros 4 en Málaga, y 2 en Sevilla y Jaén, respectivamente.

Además, en el último año, 23 residentes en el municipio de Montemayor se desplazaron a otros destinos fuera de las fronteras españolas, mientras que solo el 1,07 por ciento de las emigraciones registradas en 2018 tuvieron como destino otros municipios de España.

Balance positivo en Andalucía

A nivel andaluz, durante el año 2018 se registraron 148.338 movimientos de entrada en la comunidad autónoma y 108.674 de salida, resultando un saldo migratorio positivo, de 39.664, confirmándose así la tendencia al alza del año anterior (659) y que supuso la ruptura de la serie negativa de los últimos años.

En comparación con el año anterior, las entradas crecieron un 16,2 por ciento y las salidas disminuyeron un 14,5 por ciento. Además, se registraron 177.977 movimientos interiores (con origen y destino en un municipio andaluz), un 8,8 por ciento más que en 2017. Por lo tanto, el total de movimientos residenciales ascendió a 434.989, un 4,0 por ciento más que el año anterior.

Más de la mitad de los movimientos de entrada en nuestra Comunidad, 89.791, procedían del extranjero (un 20,3% más que el año anterior). De estos movimientos, el 91,2 por ciento fueron de extranjeros y el resto de españoles. Málaga, con el 35,9 por ciento del total de entradas, y Almería con el 19,1 por ciento, fueron las provincias que más entradas recibieron desde el extranjero. Por el contrario, Jaén, con un 2,3 por ciento, fue la que menos entradas recibió desde fuera de España.

Los movimientos del exterior provinieron fundamentalmente de Marruecos (12.625), Reino Unido (7.322) y Colombia (4.213). Asimismo, las entradas en Andalucía del resto de España subieron un 10,4 por ciento respecto a 2017 y procedieron mayoritariamente de las provincias de Madrid (11.851), Barcelona (7.185) e Islas Baleares (4.738).

De las 108.674 salidas registradas desde Andalucía, el 60,4 por ciento (65.657) se dirigió al resto de España, un 2,0 por ciento menos que en 2017. Los destinos principales fueron la Comunidad de Madrid (22,5%), Cataluña (15,3%), e Islas Baleares (10,3%), movimientos que suponen casi la mitad de las migraciones desde Andalucía al resto de España. Estas salidas, como en años anteriores, fueron realizadas en su mayoría por españoles (76,6%).

El número de movimientos en el interior de Andalucía (177.977) aumentó un 8,8 por ciento respecto a 2017. Los movimientos con destino en las capitales de provincia fueron 40.849, un 23,0 por ciento del total de movimientos interiores (23,3% en 2017). De ellos, el 69 por ciento procedía de municipios de la misma provincia de la capital de destino. Por otro lado, los movimientos interiores con origen en las capitales de provincia (42.819) representaron el 24,1 por ciento del total (23,6% en 2017).

Atendiendo al sexo de la persona migrante, los cambios residenciales de hombres fueron ligeramente más frecuentes, con el 51,5 por ciento en el total de los movimientos residenciales (434.989). Sin embargo, en los movimientos interiores, la mujer fue levemente superior al hombre con el 50,2 por ciento del total.

Respecto a la edad en el momento de la migración, tanto en las inmigraciones como en las emigraciones, el grupo más frecuente en toda Andalucía fue el de 30 a 34 años, con un 12,5 por ciento y un 12,6 por ciento respectivamente.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos