:::: MENU ::::

jueves, 18 de julio de 2019

  • 18.7.19
La Guardia Civil, dentro del marco de los servicios establecidos para prevenir el tráfico y cultivo de sustancias estupefacientes en la provincia, ha desmantelado una plantación clandestina de producción y elaboración de marihuana que estaba camuflada en el interior de una nave ubicada en las inmediaciones de La Carlota. La Operación Templarios ha permitido la detención de once personas por su presunta implicación en los delitos de tráfico de drogas, pertenencia a grupo criminal y defraudación de fluido eléctrico.



La operación se inició hace varios meses tras tener conocimiento la Guardia Civil de que un vecino de la localidad, con antecedentes por la comisión de delitos contra la salud pública, pudiera haber retomado su actividad en el cultivo y elaboración de droga pudiendo en una nave ubicada en las inmediaciones de La Carlota, donde presuntamente se producía marihuana de manera intensiva y en cantidades suficientes como para, incluso, abastecer de esta droga a numerosas localidades de las provincias de Córdoba y Sevilla.

En el transcurso de la investigación se pudo determinar que esta persona mantenía operativa una importante plantación indoor de marihuana en el interior de una nave de propiedad familiar, ubicada en un departamento de La Carlota, donde mediante especializadas técnicas de cultivo y sofisticadas instalaciones aumentaban exponencialmente el rendimiento del cultivo y producción final de la planta.

Confirmadas las sospechas, se procedió a efectuar un registro en la citada nave, que se encontraba cerrada con placas de yeso y termosellada para impedir la salida de olores y su detección. El interior albergaba, oculta en el semisótano, una plantación intensiva de marihuana, distribuida en siete salas con más de 2.100 plantas cultivadas en fase de crecimiento, con lo que garantizaban la producción durante todo el año, así como numeroso material y efectos que formaban parte de un complejo y sofisticado sistema de elaboración y cultivo.

Asimismo, la Guardia Civil localizó en una de las estancias una máquina preparada para la transformación de la marihuana en hachís, 100 gramos de hachís y más de 5.900 euros en billetes fraccionados, supuestamente producto de la venta de la droga, así como abundante documentación que fue objeto de estudio y análisis.

Dado que para el funcionamiento de las instalaciones era necesario un elevado consumo de energía eléctrica, la Guardia Civil comprobó que se había practicado un enganche ilegal a la acometida general de la red eléctrica, de este modo maximizaban beneficios y minimizaban costes de producción. Según estimaciones de personal técnico, la cantidad defraudad superaría con creces los 100.000 euros al trimestre.

Ante los numerosos hallazgos registrados en la nave, los agentes de la Guardia Civil procedieron a la detención del investigado como supuesto autor de los delitos de cultivo y elaboración de droga, además de un delito de defraudación de fluido eléctrico.

Fase de investigación

El estudio y análisis de la documentación intervenida unido a las investigaciones que los guardias civiles han practicado durante los meses de investigación, ha permitido comprobar que el detenido era supuestamente el líder de una organización criminal perfectamente estructurada, compuesta por once, dedicadas todas ellas al cultivo, elaboración y venta de marihuana y hachís.

En dicha organización, en la que cada uno mantenía un rol perfectamente definido, el detenido era el "cabecilla", encargado de la toma de decisiones, búsqueda de objetivos, medios para perpetrarlos y reparto de tareas y funciones al resto integrantes del grupo.



Asimismo, la Guardia Civil pudo saber que el grupo criminal mantenía tres puntos de venta de drogas en la provincia, que han quedado desmontados. Uno de ellos estaba establecido en la propia nave, mientras que otro se localizaba en una vivienda de alquiler ubicada en otro departamento de La Carlota –regentado por otro integrante del grupo– donde se intervinieron más de 3 kilogramos de cogollos de marihuana, básculas de precisión y numeroso material para el embalaje y distribución de la droga.

Además, la organización contaba con un tercer punto de venta de droga establecido en Córdoba capital, donde se han intervenido además de abundante documentación, 2 kilogramos de marihuana. Se da la circunstancia que al parecer, este punto de venta de droga se había hecho popular entre los jóvenes, algunos de ellos extranjeros que realizaban su Erasmus en Córdoba.

De esta modo, la operación efectuada por la Guardia Civil, ha posibilitado la detención de once personas de edades comprendidas entre los 26 y los 64 años de edad, la mayor parte de ellos conocidos por sus antecedentes policiales, que conformaban un grupo criminal dedicado a la elaboración, cultivo y posterior venta de drogas, que han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial a lo largo de los meses de investigación. La operación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos