:::: MENU ::::

viernes, 21 de octubre de 2016

  • 21.10.16
El Castillo Ducal de Frías vuelve al primer plano de la actualidad. Apenas un mes después de la constitución oficial de la plataforma vecinal que ha impulsado el Ayuntamiento de Montemayor para reivindicar la apertura al público de una parte de la fortaleza, una delegación de técnicos de la Junta cursaron ayer una visita al interior del monumento para analizar la situación en la que se encuentra.



La expedición de Cultura, que accedió al interior de la fortaleza en torno a las 11.00 de la mañana, estuvo formada por Mercedes Mudarra, jefa de Servicio de Museos y exdelegada territorial de Cultura; Jesús Ventura, jefe del Servicio de Conservación; e Isabel Humanes, jefa de Bienes Culturales.

Según explicó a Montemayor Digital el alcalde de la localidad, Antonio García, los técnicos de la Junta rechazaron la posibilidad de que algún representante del Consistorio montemayorense se sumara a la visita, que fue guiada por la propietaria del castillo, María Concepción Silva de Azlor.

Mientras duró el recorrido por el interior de la fortaleza, levantada hacia 1340 durante el proceso de repoblación de la villa, cerca de un centenar de vecinos permanecieron en el exterior esperando acontecimientos. “El Ayuntamiento supo de esta visita de una manera casual y decidí comunicarlo en Facebook para conocimiento de los ciudadanos”, explicó Antonio García, quien dio la bienvenida a la expedición de Cultura junto al edil Antonio Soto, al técnico de Patrimonio Enrique López y al jefe de la Policía Local, que hizo entrega de un informe que encargó el propio Ayuntamiento el pasado invierno para tratar de demostrar que la fortaleza no está habitada, “salvo ocasiones muy puntuales a lo largo del año”.

Al término de la visita, que se prolongó por espacio de dos horas, el alcalde trasladó a Mercedes Mudarra la intención del Ayuntamiento de iniciar negociaciones con la dueña. “Solo pedimos un pequeño gesto, ya que los vecinos de Montemayor sienten el castillo como suyo y merecen poder visitarlo”.

Pero los motivos que esgrime el Ayuntamiento no son simplemente sentimentales sino que, también, cuentan con un componente económico. “La apertura al público de una parte del castillo daría un impulso económico al pueblo muy importante en los tiempos que corren”, subrayó el regidor.

En ese sentido, García reiteró su voluntad de “abrir una vía de diálogo” con la propietaria y con la propia Junta de Andalucía que, en 2010, concedió una dispensa a María Concepción Silva de Azlor que la habilita para mantener el castillo cerrado al público pese a tratarse de un Bien de Interés Cultural (BIC).

“Nos gustaría que se pudiera acotar alguna zona que no invada su intimidad y que pueda ser visitada por los vecinos o por los turistas que se acerquen al pueblo”, defendió el primer edil, quien se mostró “confiado” en que el nuevo informe que elabore la Junta de Andalucía a raíz de la visita de ayer permita “reconsiderar la dispensa total y la reconvierta en una parcial, de manera que se inste a la propietaria a habilitar una parte del castillo para que pueda ser abierta al público”.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos