:::: MENU ::::

domingo, 12 de julio de 2020

  • 12.7.20
La Consejería de Hacienda, Industria y Energía de la Junta de Andalucía ha aprobado el Plan Económico Financiero 2020-2021 presentado por la Diputación de Córdoba, en el que se recogen una serie de medidas para el saneamiento de la regla de gasto y la estabilidad presupuestaria de la corporación local para ambas anualidades.



Esta noticia ha sido acogida "con mucha satisfacción" por el equipo de gobierno de la Corporación provincial, ya que, según ha destacado su delegada de Hacienda y Gobierno Interior, Felisa Cañete, “esto nos va a permitir seguir implementando las medidas inversoras, de mejora de servicios públicos, de apoyo a los ayuntamientos de la provincia, y también para volver a impulsar la economía y la generación de empleo en nuestros municipios”.

Cañete ha recordado que “la Diputación ha incumplido en el ejercicio 2019 el objetivo de estabilidad presupuestaria al contar con un déficit de financiación de 401.248 euros, debido al desequilibrio que se produjo en dos de sus organismos provinciales, la Empresa Provincial de Residuos y Medio Ambiente (Epremasa) y el Instituto Provincial de Bienestar Social”.

En el caso de Epremasa, ha resaltado, “que esta desviación no está derivada ni mucho menos de la gestión, sino de un déficit de inversión en las infraestructuras para el tratamiento de residuos en años anteriores”. Al respecto ha detallado que “esta empresa tuvo que poner en marcha un programa plurianual de inversiones, que ha supuesto un desembolso en el año 2019 de más de 4,8 millones de euros, financiado íntegramente con cargo a sus reservas”.

En cuanto al Instituto Provincial de Bienestar Social, la causa del déficit, ha apuntado Cañete, “se ha debido a la deuda que la Junta de Andalucía tiene contraída con este organismo por la prestación del servicio de Ayuda a Domicilio, lo que ha provocado un desfase financiero en su ejecución”.

No obstante, la delegada de Hacienda y Gobierno Interior ha reiterado que “este incumplimiento en la estabilidad del gasto representa tan solo un 0,2 por ciento de los ingresos no financieros consolidados de la Diputación” y ha recalcado que “la propia institución provincial arroja en la liquidación del presupuesto de 2019 un remanente de tesorería positivo de 14,8 millones de euros, un ahorro neto positivo de 23,1 millones, habiendo reducido su deuda en los últimos ocho años en 138 millones”.

El Plan Económico Financiero, que fue remitido por la institución provincial a la Dirección General de Tributos, Financiación, Relaciones Financieras con las Corporaciones Locales y Juego el pasado mes de junio, tras su aprobación en el Pleno, contiene información detallada sobre el Presupuesto General de la Diputación para el ejercicio 2019; las causas del incumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria y de la regla de gasto; y las medidas a adoptar para corregir esta situación

Asimismo, este documento recoge las previsiones tendenciales de ingresos y gastos 2020-2021 de la Diputación y entidades dependientes y un análisis de sensibilidad considerando escenarios económicos alternativos.

Según los datos aportados por la Diputación de Córdoba, teniendo en cuenta las tendencias y las ejecuciones presupuestarias de ejercicios anteriores, la institución provincial necesitaría un importe de en torno a los 4,5 millones de euros para el reajuste presupuestario.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos