:::: MENU ::::

domingo, 10 de mayo de 2020

  • 10.5.20
El presidente del Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS), Francisco Ángel Sánchez, fue el encargado de anunciar que la Diputación de Córdoba utilizará las ayudas del Gobierno central, un total de 962.000 euros, “a reforzar los programas sociales con los que contamos, dando respuesta así a las necesidades de nuestros municipios pero, sobre todo, a la población más vulnerable frente al Covid-19”.



Sánchez aclaró que “un total de 300.000 euros irán destinados a Ayudas Económico Familiares, otros 300.000 euros se dedicarán al Programa Extraordinario de Garantía Alimentaria, 200.000 euros a aumentar el Programa de Emergencia Social y el resto, 162.000 euros, son para el Servicio de Ayuda a Domicilio”.

“Desde el primer momento hemos intentado adaptar los servicios y programas del IPBS a la situación excepcional que estamos viviendo, impulsando acciones específicas y garantizando las necesidades básicas de aquellas personas que peor lo están pasando”, añadió Sánchez.

El presidente del Instituto Provincial de Bienestar Social insistió en que “esa circunstancia unida a la decisión de agilizar los procedimientos en la concesión de ayudas y de garantizar el empleo de los trabajadores y trabajadoras sociales, nos ha permitido responder de manera responsable a más de 5.000 dependientes”.

Según Sánchez, “además, hemos garantizado la alimentación diaria a más a 2.500 personas y ejecutado, hasta la fecha, 200.000 euros en Ayudas de Emergencia Social y el 100% de los 450.000 euros previstos para 2020 de Ayudas Económicas Familiares”.

En relación con estas ayudas, “en estos meses de emergencia no sólo sanitaria, sino también social y humanitaria, hemos concedido 688 Ayudas de Emergencia Económicas Familiares (563 de ellas a mujeres), de las que se han beneficiado 2.544 personas”, remarcó Sánchez.

El responsable del IPB apuntilló que “dado el buen resultado que están ofreciendo los distintos programas y servicios del IPBS y la agilidad en su tramitación, máximo cinco días desde que se recibe el informe social, su refuerzo con estas ayudas del Gobierno Central es la mejor forma de contribuir a que ninguna persona se quede atrás en esta crisis”.

Por otro lado, Sánchez avanzó que “el IPBS está preparando una serie de medidas sociales con las que contribuir en el proceso de desescalada, como potenciar el Programa de Empleo Social, así como un programa de coordinación con los ayuntamientos”. En último lugar, “de manera progresiva iremos sustituyendo el Programa de Garantía Alimentaria por las ayudas de emergencia, quedando éste para casos muy específicos”, concluyó el diputado provincial.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos