:::: MENU ::::

sábado, 22 de febrero de 2020

  • 22.2.20
La Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía pondrá en marcha en el segundo trimestre del año la nueva convocatoria de las Iniciativas de Cooperación Local (ICL), que en su nueva edición incluirán un aumento de los incentivos y nuevos criterios de reparto a los ayuntamientos, en los que se incluya el factor del riesgo de despoblación, con idea de mejorar los resultados de empleabilidad en los municipios.



Así lo ha anunciado la consejera Rocío Blanco en una respuesta parlamentaria, en la que ha trasladado su compromiso de continuar con esta iniciativa y mejorar su desarrollo para que pueda cumplir con "su función de facilitar la empleabilidad de las personas".

Además, ha recordado que esta actuación está incluida en el marco del Programa Operativo Fondo Social Europeo Andalucía 2014-2020, lo que marca su carácter como incentivo a la contratación, y no como abono de salarios, de tal forma que las ICL se instrumentan como proyectos subvencionados a los ayuntamientos, que son los que realizan los planes de empleo para las contrataciones a los desempleados.

La consejera ha explicado que, tras evaluar el funcionamiento de anteriores ediciones, se quieren introducir nuevos criterios para el reparto presupuestario a los municipios que se sumen a la tasa de desempleo o la población, incluyendo variantes como el factor de despoblación.

Igualmente, se quieren reforzar los componentes de igualdad de oportunidades en la nueva orden en materia de igualdad de género, en cuanto a la reserva de puestos a personas que sufren algún tipo de discapacidad o dando prioridad a aquellas personas con mayor dificultad de acceder.

También está previsto aumentar los incentivos que se destinan a los ayuntamientos para que realicen los proyectos con los que contratan a los desempleados, ya que permanecían invariables desde 2014, así como incluir acciones de orientación personalizadas a los desempleados que han participado en las ICL y mejorar la normativa reguladora para facilitar su gestión y tramitación. La dotación presupuestaria para esta nueva orden es de 169 millones de euros, tal y como ya anunció la consejera en el Parlamento de Andalucía.

Más de 25.000 beneficiarios

Blanco ofreció datos del desarrollo de la última edición de ICL, que sigue en vigor y cuyos proyectos aún están desarrollando los ayuntamientos durante este año, que con un gasto público de 147,8 millones de euros en 2019 está permitiendo la contratación por parte de las corporaciones locales de 25.324 desempleados.

Las distintas ICL están siendo desarrolladas por 767 ayuntamientos, que en total han recibido 261,1 millones desde 2018, y cuyos proyectos financiados por la Junta han permitido que se beneficien 9.382 jóvenes menores de 30 años; 5.502 desempleados de entre 30 y 44 años; 9.592 desempleados mayores de 45 años y 848 técnicos de inserción.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos