:::: MENU ::::

lunes, 25 de noviembre de 2019

  • 25.11.19
La Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud y Familias recomienda a la ciudadanía apostar por un consumo reflexivo y crítico ante la próxima celebración del Black Friday y del Cyber Monday, dos eventos importados de la cultura norteamericana que cuentan cada vez con mayor implantación en España. Desde Consumo se invita a huir del hábito consumista que caracteriza estas fechas y apostar por el consumo responsable planteándose en primer lugar la necesidad real de adquirir nuevos productos o servicios.



En caso de que se vaya a realizar alguna compra, es recomendable no dejarse llevar por las prisas y realizar una buena planificación para adquirir únicamente los bienes que realmente se necesitan, sin caer en las compras compulsivas. Es conveniente no dejarse llevar por la primera oferta, sino comparar entre distintas marcas y compañías para conocer las características que se ofrecen para productos similares y cuál de ellos se ajusta mejor a lo que se busca. De esta forma, se podrán adquirir productos con una mejor relación calidad-precio.

Antes de comprar un producto o contratar un servicio es importante informarse sobre la política de cambios y devoluciones, que depende de cada establecimiento. Salvo que el producto esconda un desperfecto o deterioro, la empresa no está obligada a devolver el dinero, pudiendo en este caso optarse por otras formas de restitución, como ofrecer un vale por el valor del producto que ha sido devuelto.

En el caso de las compras por internet existe el derecho de desistimiento, que permite, con carácter general, cancelar el contrato durante un plazo mínimo de 14 días naturales desde la fecha de recepción del producto, sin tener que alegar motivo alguno y sin penalización.

Se debe tener en cuenta que, en las épocas en las que se aplican descuentos, los comercios pueden cambiar algunas de sus condiciones habituales (no aceptación de tarjetas de crédito, cambiar la política de devoluciones, etc). En este caso, la empresa debe anunciarlo de manera clara y perfectamente visible para el público.

Por otra parte, todos los productos expuestos para la venta deben llevar sus correspondientes precios, que deberán ser finales y completos, e incluir todos los impuestos y cualquier tipo de carga o gravamen. En este sentido, es importante aplicar el sentido común y tener precaución con los productos que tengan descuentos excesivos, ya que es posible que puedan ocultar algún defecto.

Siempre es importante conservar la factura o el justificante de compra o transacción efectuada, ya que es imprescindible para posibles reclamaciones o devoluciones. En la misma línea, es conveniente leer atentamente la publicidad del producto y conservar una copia, ya que la publicidad es parte del contrato y obliga a la empresa a cumplir lo que se indica en la misma, por lo que puede resultar útil posteriormente.

Asimismo, es recomendable, siempre que sea posible, realizar las compras en establecimientos adheridos al Sistema Arbitral de Consumo, ya que de esta manera se garantiza que cualquier posible discrepancia pueda quedar resuelta de forma rápida y gratuita, sin necesidad de acudir a los Tribunales. Igualmente, se recuerda que todos los establecimientos que presten servicios en Andalucía deben contar con hojas oficiales de quejas y reclamaciones a disposición de las personas consumidoras y usuarias que las soliciten, y exhibir un cartel que anuncie claramente su existencia.

Compras seguras por internet

Si se opta por realizar las compras por la red de redes se deben tener en cuenta una serie de precauciones para evitar riesgos de seguridad. En primer lugar, es conveniente elegir páginas seguras para realizar las compras, para lo que se debe comprobar que en la dirección aparece 'https' en lugar del 'http' habitual, o que aparece en la pantalla un candado cerrado o una llave entera.

También es importante asegurarse de poder identificar de forma adecuada al responsable de la página web o proveedor, a través de su nombre, domicilio y NIF, así como leer con detenimiento los apartados que hacen referencia al aviso legal y a los términos y condiciones de la venta.

A la hora de pagar, es conveniente hacerlo mediante tarjeta de crédito (siempre que no exista la posibilidad de hacerlo contra reembolso) porque de ese modo se puede exigir la anulación del cargo si surge algún problema. También es recomendable guardar copia de las operaciones de compra y de todos los mensajes intercambiados con la página web, por si hubiera que realizar alguna reclamación posterior.

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, la ciudadanía puede contactar con Consumo Responde, servicio gratuito de información y asesoramiento a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud y Familias. Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página web, del correo electrónico (consumoresponde@juntadeandalucia.es); del perfil de Twitter; y el de Facebook.

También se puede recibir asesoramiento en los Servicios Provinciales de Consumo de las delegaciones territoriales de Salud y Familias presentes en todas las capitales de provincia, así como en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC), y en las organizaciones de personas consumidoras y usuarias.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR



DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos