:::: MENU ::::

viernes, 2 de septiembre de 2016

  • 2.9.16
Ni Raúl Álvarez –más conocido como AuronPlay– ni Ismael Prego –alias Wismichu– se sienten responsables del acoso telefónico que viene sufriendo la empresa Olivos Montemayor desde que estos dos conocidos youtubers colgaran en Internet una broma telefónica que está siendo imitada por personas de toda España, llegando a colapsar las líneas telefónicas de esta firma cordobesa.



A través de su canal de Youtube, que cuenta con más de cuatro millones de suscriptores, Raúl Álvarez respondió en la tarde de ayer a quienes los culpan del “calvario” que aseguran estar sufriendo desde hace diez días los trabajadores de Olivos Montemayor, una firma dedicada desde más casi tres décadas a la venta de leña.

“Si el vídeo lo vieron cuatro psicópatas acosadores y decidieron, a partir de ahí, buscar el anuncio, encontrarlo y acosar a este señor, lo siento, pero no es nuestra culpa”, defendió ayer AuronPlay, quien hizo hincapié en que su canal no vive de polémicas aunque, “a veces, la polémica es inevitable”.

Tal y como recogió ayer Montemayor Digital, la historia se remonta al pasado 21 de agosto, cuando Wismichu, acompañado de su amigo AuronPlay, gastó una broma a una empresa de venta de leña, usando para ello una botella de helio con la intención de hacerse pasar por un niño.

A partir de ese momento, la empresa Olivos Montemayor –cuyos datos de contacto no fueron mencionados en ningún momento por los autores del vídeo– comenzó a recibir llamadas de miles de bromistas que, a imitación de los dos famosos youtubers, han convertido la vida de su gerente en un infierno. “Llaman las 24 horas y hay días que he recibido hasta 190 llamadas”, denunció el empresario ante las cámaras de Canal Sur.

El aluvión de llamadas telefónicas ha provocado el colapso de las líneas telefónicas de la empresa que, en la última semana, ha dejado de vender tres millones de kilos de leña, según refieren sus responsables. “Los clientes que logran contactar conmigo por otras vías me dicen que están hartos de llamar porque el teléfono comunica siempre y por eso hacen los pedidos a otras empresas”, relatan.



“Si nosotros en el vídeo hubiéramos puesto el teléfono de este señor para que la gente fuera a molestarlo, entendería que nos dijeran que nos hemos pasado”, afirmó ayer Raúl Álvarez, quien hizo hincapié en que en su vídeo no se facilita ningún número de teléfono ni el nombre de empresa alguna.

“Tenemos más de cuatro millones de seguidores cada uno y la mayoría de ellos son gente sensata, tranquila y que sabe diferenciar entre Internet y la realidad. Pero entre cuatro millones de personas también están los típicos imbéciles que quieren hacerse los graciosos y acosan a las personas”, subrayó AuronPlay, quien también censuró la forma en que las cadenas de televisión abordan noticias en las que hay implicado algún youtuber.

Por su parte, el responsable de Olivos Montemayor no ocultó su impotencia ante las consecuencias de este vídeo que en la tarde de ayer superaba ampliamente los tres millones de visualizaciones. “A ver si hay derecho que por hacer una broma telefónica hundan una empresa de la que comen 14 familias”, denunció el empresario, quien explicó que cambiar ahora de teléfono supondría perder el contacto con los más de 2.500 clientes a los que abastecen en toda España.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: YOUTUBE

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos