:::: MENU ::::

jueves, 1 de septiembre de 2016

  • 1.9.16
Hasta hace unos días, los responsables de la firma Olivos Montemayor no habían oído hablar en su vida de Wismichu, un joven gallego que en la vida real responde al nombre de Ismael Prego y que es toda una institución en redes sociales, donde cuenta sus seguidores por cientos de miles. Sin embargo, este famoso youtuber, que roza los 4,5 millones de suscriptores en su canal, ha pasado a formar parte de la vida diaria de esta empresa montemayorense que cuenta con veinticinco años de trayectoria y cuyo personal asegura estar viviendo una "auténtica pesadilla" desde hace unos días, como consecuencia de una broma telefónica publicada en Internet.





La historia se remonta al pasado 21 de agosto, cuando Wismichu, acompañado de su amigo AuronPlay, gastó una broma a una empresa de venta de leña, usando para ello una botella de helio con la intención de hacerse pasar por un niño. Según defendieron ayer los propios influencers en su cuenta de Twitter, la firma a la que llamaron no era la de Montemayor y, además, en ningún momento facilitaron los datos de empresa alguna.

Sin embargo, a partir de ese momento, la empresa Olivos Montemayor comenzó a recibir llamadas de miles de bromistas que, a imitación de los dos famosos youtubers, han convertido la vida de su gerente en un infierno. “Llaman las 24 horas y hay días que he recibido hasta 190 llamadas”, denunció el empresario ante las cámaras de Canal Sur.

El aluvión de llamadas telefónicas ha provocado el colapso de las líneas telefónicas de la empresa que, en la última semana, ha dejado de vender tres millones de kilos de leña. “Yo tendría que estar cargando cuatro o cinco camiones diarios y no está saliendo ninguno porque tienen ocupada la línea de pedidos”, aseguró el afectado, quien está viendo cómo los efectos de una broma están arruinando su negocio. “Los clientes que logran contactar conmigo por otras vías me dicen que están hartos de llamar porque el teléfono comunica siempre y por eso hacen los pedidos a otras empresas”, relató.



El responsable de Olivos Montemayor no ocultó su indignación y su impotencia ante las consecuencias de esta broma. “A ver si hay derecho que por hacer una broma telefónica hundan una empresa de la que comen 14 familias”, denunció el empresario, quien explicó que cambiar ahora de teléfono supondría perder el contacto con los más de 2.500 clientes a los que abastecen en toda España.

Mientras el empresario montemayorense espera que las autoridades tomen cartas en el asunto tras las denuncias interpuestas ante la Policía Nacional, tanto Wismichu como AuronPlay se excusaron ayer en sus cuentas de redes sociales. “No tenemos culpa de que a raíz de nuestro vídeo, una serie de idiotas investigaran por Internet y, entre tres mil anuncios de leña, dieran con el que utilizamos para hacer la broma e intentaran imitarnos de una manera lamentable”, afirmaron ayer los jóvenes, que recordaron que “emisoras de radio hacen a diario bromas mucho más bestias” y no generan “ningún tipo de polémica”.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos