:::: MENU ::::

martes, 13 de junio de 2017

  • 13.6.17
El Producto Interior Bruto (PIB) de Andalucía registró en el primer trimestre de 2017 un crecimiento interanual del 2,8 por ciento, dos décimas más elevado que en el trimestre anterior (2,6%) y casi un punto por encima de la Eurozona (1,9%) y la Unión Europea (2,1%). Comparado con las principales economías del área, el crecimiento de la economía andaluza supera en más de un punto el observado en países como Alemania (1,7%), y casi triplica el de Francia (1%).



Este dato, procedente de la Contabilidad Regional Trimestral de Andalucía, publicada por el Instituto de Estadística y Cartografía, pone de manifiesto que la economía andaluza ha iniciado el año 2017 con un notable dinamismo económico, registrando una aceleración del ritmo de crecimiento respecto a finales de 2016, y superando nuevamente los resultados alcanzados en la Unión Europea. Una trayectoria que permite dar continuidad al proceso de convergencia retomado tras los años de crisis económica.

Respecto al trimestre anterior, también la economía andaluza intensifica el crecimiento real del PIB, que alcanza el 0,8 por ciento, dos décimas por encima del trimestre precedente y tres décimas más elevado que en la Zona Euro y la UE (0,5%).

El crecimiento de la economía andaluza del 2,8 por ciento interanual en el primer trimestre de este año destaca además por su carácter equilibrado, ya que se sustenta por el lado de la oferta en todos los sectores productivos y, por el lado de la demanda, tanto en los componentes internos como externos.

Desde el punto de vista de la oferta productiva, el mayor aumento relativo correspondió al sector primario (3,7%), seguido de la construcción (2,9%) y la industria (2,8%). De esta forma, la construcción vuelve a registrar un incremento real de la actividad, tras el ligero retroceso del año anterior (-0,6%). Junto a ello, la industria intensifica de manera notable su trayectoria de crecimiento, con un ritmo interanual de más del doble del registrado en 2016 (1,3%), destacando la industria manufacturera con un incremento del 3 por ciento.

El sector servicios crece también a un ritmo elevado, un 2,6 por ciento interanual en el primer trimestre, con tasas positivas en todas las ramas, excepto Actividades financieras y de seguros (-0,9%). Destacan por su dinamismo, de un lado, las más relacionadas con la economía del conocimiento, como son Información y comunicaciones (4,7%) y Actividades Profesionales, científicas y técnicas (4%); y de otro, Comercio, transporte y hostelería (3,3%).

Incrementos del consumo y la inversión

Por el lado de la demanda, el crecimiento sigue presentando, al igual que en 2016, un carácter equilibrado, con aportaciones positivas tanto de la vertiente interna como de la externa. Concretamente, la demanda contribuye con 1,6 puntos al crecimiento agregado, con incrementos similares del consumo (1,5%) y la inversión (1,6%).

Junto a ello, la vertiente externa aporta 1,2 puntos, destacando las exportaciones de bienes y servicios, con un crecimiento real del 8 por ciento interanual, el más elevado de los últimos seis años (desde 2011), y por encima del 4,6% que crecen las importaciones.

Más específicamente, en lo que al comercio de mercancías se refiere, las exportaciones al extranjero alcanzan en los tres primeros meses del año una cifra histórica, con más de 8.000 millones de euros, un 27,4 por ciento por encima de lo que se exportó en el mismo período del año anterior, y prácticamente duplicando el crecimiento medio de las exportaciones de mercancías al extranjero de España (14,1% interanual).

Una cifra de exportaciones que supera a las importaciones realizadas, contabilizando Andalucía un superávit de la balanza comercial con el extranjero en el primer trimestre del año (593,5 millones de euros), en contraste con el déficit que la misma presenta a nivel nacional (-7.199,3 millones de euros).

La principal consecuencia de este dinamismo de la actividad económica y la demanda en Andalucía en el presente año 2017 se refleja en el mercado laboral, donde se intensifica la trayectoria de creación de empleo y reducción de la cifra de parados.

Según la Contabilidad Regional Trimestral de Andalucía, en el primer trimestre de 2017 el empleo, medido en términos de puestos de trabajo, creció a un ritmo interanual del 3,3 por ciento, casi un punto por encima de la media en España (2,4%).

Este crecimiento que supuso una generación de 97.565 puestos de trabajo en Andalucía entre el primer trimestre de 2016 y el primero del presente año, más del veinte por ciento (20,8%) de los creados en España, muy por encima del peso relativo que Andalucía tiene en la economía española (13,7% del PIB).

La información más avanzada que se conoce de paro registrado y afiliados a la Seguridad Social hasta el mes de mayo, señala una aceleración de este proceso de creación de empleo, que lleva también a intensificar la trayectoria de reducción de los parados.

En concreto, se alcanza una tasa de aumento interanual de la afiliación de trabajadores a la Seguridad Social del 4,6%, la más alta de los últimos once años (desde 2006) y superior a la media nacional (3,9%), lo que supone 132.121 afiliados más. Junto a ello, el paro registrado presenta un ritmo de caída del 12,3 por ciento interanual en mayo, un máximo histórico, superior a la media en España (-11,1%), y que supone 115.953 parados menos.

Todos estos resultados confirman que la economía andaluza inicia el año 2017 con un notable dinamismo, intensificando su trayectoria de crecimiento económico, creación de empleo y reducción del número de parados, y con diferencial favorable respecto a su entorno, que le está permitiendo avanzar en el proceso de convergencia retomado tras los años de crisis.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos