:::: MENU ::::

lunes, 11 de enero de 2021

  • 11.1.21
El Plan Estratégico de Vacunaciones de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, a través de la página del programa de formación y actualización en vacunas ANDAVAC, ha creado un espacio web en el que tanto la ciudadanía como los profesionales sanitarios pueden consultar toda la información actualizada sobre la campaña de vacunación covid-19.


La sección, que se irá renovando periódicamente, incluye información general sobre las vacunas covid-19 para la población en general, así como documentos técnicos e institucionales, infografías y una recopilación de las preguntas y respuestas más frecuentes y relevantes sobre esta vacunación, que será de gran ayuda para todos los profesionales.

Esta recopilación se ha realizado a partir de las cuestiones planteadas en los seminarios de formación desarrollados por la Escuela Andaluza de Salud Pública, celebrados durante diciembre de 2020 y dirigidos a profesionales de toda Andalucía. A medida que vayan surgiendo más cuestiones y haya disponible más evidencia científica, se continuará actualizando este banco de preguntas y respuestas.

Formación sobre vacunas

El objetivo general de ANDAVAC, palabra formada a su vez por los términos Andalucía y vacunas, es dar una formación útil y rigurosa a más de 14.000 profesionales de todos los distritos sanitarios de Andalucía sobre vacunas, una medida preventiva vital para la salud de la población y que en estos últimos tiempos ha adquirido, aún si cabe, más importancia y valor.

Para conseguirlo, y soportado por la Escuela Andaluza de Salud Pública, se están llevando a cabo diversas actividades formativas, como reuniones científicas virtuales, proyectos de investigación, campañas de comunicación sobre vacunación o acciones de divulgación y sensibilización, tanto para profesionales, población general y grupos específicos como escolares o personas con patologías de base.

Las actividades formativas de ANDAVAC, que se iniciaron el pasado mes de septiembre, han ido incluyendo, entre otros, un programa de Formación de Formadores, por el que más de 100 profesionales han pasado a ser docentes dentro del proyecto; formación básica sobre vacunas y formación avanzada, además de cursos para colectivos específicos. Toda la formación está siendo virtual, basada en tecnología digital y recursos audiovisuales, para así adaptarse mejor a los momentos actuales.

Curso virtual

Entre estas actividades formativas destaca el curso virtual de Actualización en la vacunación de la covid-19, que organiza el Plan Estratégico de Vacunas de Andalucía en colaboración de la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) cuyo plazo de inscripción estará abierto a partir de este lunes, 11 de enero.

Este curso está dirigido a todo el personal sanitario de Andalucía, tanto del Sistema Sanitario Público como de las entidades sanitarias privadas, especialmente para aquellas especializaciones con una vinculación más directa a las vacunaciones como son: Enfermería, Medicina de Familia, Matronas, Medicina Preventiva y Epidemiología, Medicina del Trabajo, Farmacia Hospitalaria y de Atención Primaria, y Pediatría.

En este curso se abordarán aspectos relacionados con el orden de prioridad de grupos de población, la eficacia y seguridad de las vacunas covid-19, la cadena de frío, su preparación, administración y registro, farmacovigilancia y las situaciones especiales que se pueden crear, entre otros. 

Las herramientas y recursos de comunicación de ANDAVAC se pueden consultar en la web y en redes sociales como Twitter, Facebook y Youtube. En estos canales, además de encontrar toda la información sobre el proyecto y sus actividades formativas, se publican periódicamente noticias y comunicados oficiales sobre vacunación.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 11.1.21
La pandemia nos ha devuelto al mundo de la lectura. O bien nos ha iniciado en ella. Depende de donde anduviera cada cual, obviamente. Fuera del paraíso del que nos expulsaron y donde hacíamos nuestra vida cotidiana, el mundo se nos antojaba demasiado ancho y desapacible. Así que era lógico que nos recogiéramos en un espacio más estrecho y acogedor como las páginas de un libro.


Las estadísticas vienen a contrariar cualquier pronóstico. Las pérdidas previstas al inicio del confinamiento superaban el 40 por ciento. Aparentemente, la realidad mostraba una foto abrumadora: librerías cerradas durante tres meses, adiós al Día del Libro, a Sant Jordi, a la Feria del Retiro y a todas las demás ferias. El mundo era un libro cerrado.

Aburridos de nuestra vida y encerrados en varios metros cuadrados, el libro se nos apareció de golpe como una lluvia abundante cruzando del desierto. No solo fuimos capaces de abrir un libro y sobrevivir a la lectura de las primeras páginas, sino que, frente a los 47 minutos de media de la antigua normalidad, durante el confinamiento dedicamos a la lectura 71 minutos diarios. Es decir, la media semanal alcanzó las ocho horas y 20 minutos. Y hasta aquí, eso sí, sin desfallecer ni enfermar.

Se supone, por supuesto, que esos 71 minutos estarían divididos en franjas de varios minutos a lo largo y ancho de la mañana y la noche. Un día, lo sabíamos antes también, da para mucho si mucho se aprovecha. Ojalá la vuelta a la libertad callejera y la felicidad desenfrenada no nos aleje de esa otra intimidad recuperada con nosotros mismos y con nuestro alter ego.

Después de todo, la lectura no solo nos lleva a reconocernos en nosotros mismos, o en aquellos otros que nunca fuimos o seremos, sino también en tantos personajes reales o ficticios que conocimos y reconocemos en los buenos libros.

Al respecto, Irene Vallejo, que tanto sabe y ha escrito de escritura y de lectura, en un opúsculo tan bello como breve, Manifiesto por la lectura, nos advierte: “El hábito de leer no nos hace necesariamente mejores personas, pero nos enseña a observar con el ojo de la mente la amplitud del mundo y la enorme variedad de situaciones y seres que lo pueblan. Nuestras ideas se vuelven más ágiles y nuestra imaginación, más iluminadora. Al asomarnos a la madriguera de un relato, escapamos de nosotros y nos proyectamos en los personajes de un país inventado”.

Lo que ya no nos atrevemos a intuir o saber es si ese mundo inventado, o no, lo seguirá siendo en nuestra imaginación y en nuestra memoria. Allá adentro, tal vez, sin nuestro consentimiento, las historias leídas adoptan la apariencia de guiones reales y propios. Es decir, no solo vestimos a sus personajes de una epidermis tangible, también los hacemos nuestros, adoptamos sus vidas falsas con un sometimiento aparentemente inútil.

Pero no, en el fondo, solo queremos indagar en un mundo nuevo porque el otro, ese que sí es auténtico, se muestra evanescente, vacío, sin esquinas en las que guarecernos. Mirábamos hacia afuera y solo había un vacío que no nos consolaba.

Era entonces cuando devolvíamos la mirada a las páginas de ese libro olvidado durante tanto tiempo y que ahora se nos mostraba no solo como un salvavidas o una guarida, sino como la única opción en un futuro deshecho o contrahecho. En cualquier caso, tan abstracto y evanescente que se perdía en la propia mirada.

La pandemia ha dejado otros dos datos dignos de mención. De una parte, la lectura digital creció en diez puntos. Por otro, la brecha de género volvía a coger carrerilla: el 66 por ciento de las mujeres se reconocieron lectoras, frente al 48 por ciento de hombres. Pero la lectura puede traer consigo también la reconciliación con el olvido.

Irene Vallejo escribe también: “Pero leer no solo nos enseña a superar desniveles y reparar ruina, es también gimnasia que vela por nuestra salud”. Y añade: “Los neurólogos están descubriendo que se cuenta entre los mejores ejercicios posibles para mantener ágil el cerebro”.

Es decir, que posiblemente pueda ayudar también a contener el alzhéimer, a desviarlo por otros aluviones menos escurridizos y más maleables, menos subterráneos y oscuros. O sea, ayudar a vencer una enfermedad tan nueva y antigua como la pérdida de memoria se podría paliar -en parte, sospecho- recluyéndonos en el laberinto inventado de una historia o en la ingeniería argumentativa de terracota que es un ensayo.

En cualquier caso, siempre aliviará los momentos asediados e interminables a los que nos sometió el confinamiento y los que más a menudo nos muestra la propia vida. Tal vez ahora, con un libro en las manos, sepamos mejor que nunca que se puede vivir varias vidas en una sola si sabemos destripar con ensañamiento y vehemencia los renglones torcidos y ensordecedores de la imaginación a la que nos somete la lectura, ya sea en un libro impreso o digital.

ANTONIO LÓPEZ HIDALGO
  • 11.1.21
La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha contabilizado 433 nuevos casos positivos por coronavirus en la provincia de Córdoba en las últimas 24 horas. De este modo, el número total de afectados en toda la provincia asciende a 27.826. La provincia registra además 578 fallecidos por covid-19 (uno más que ayer) y cuenta ya con 23.530 personas que habrían superado la infección.


Con respecto a la evolución de la pandemia por municipios, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica y el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía vienen ofreciendo de lunes a viernes datos pormenorizados desde hace varios meses en una tabla que se puede consultar a través de este enlace.

Sin embargo, tal y como han confirmado fuentes del Centro de Salud de Montilla y el propio Ayuntamiento de La Rambla, los datos que aporta el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía acumulan un retraso de hasta 72 horas y, por tanto, "no se corresponden realmente con las cifras que se registran en estos momentos".

Esta situación viene generando desde hace semanas un gran desconcierto entre numerosos vecinos y entre las autoridades municipales de varios municipios de la Campiña Sur, que exigen conocer con detalle cuántas personas hay afectadas por coronavirus en la actualidad.

De este modo, Baena contabiliza 35 casos positivos por covid-19 en la última semana (16 más que el viernes), y 61 en los últimos catorce días. En total, el municipio del Guadajoz-Este suma, desde el inicio de la pandemia, 784 vecinos afectados (23 más que el viernes) y 21 fallecidos (diez más). A su vez, según la Junta de Andalucía, 540 personas han logrado ya superar la enfermedad.

En el caso de Castro del Río, las autoridades sanitarias han detectado siete casos positivos en la última semana (dos más que el viernes), al igual que en las últimas dos semanas. De este modo, la localidad ha alcanzando, desde el inicio de la crisis, las 182 personas afectadas, con 161 curados y cinco fallecidos.

En Montalbán de Córdoba, no se han registrado nuevos positivos en los últimos catorce días. Con todo, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía sitúa 251 el número los afectados desde el inicio de la alerta sanitaria y ha elevado a 244 las personas recuperadas. Asimismo, se ha registrado una muerte a causa del coronavirus.

En Montemayor, hoy registra tres positivos en la última semana (una más que el viernes), cifra que eleva a cuatro en los últimos catorce días. En total, el municipio ha alcanzado los 115 vecinos afectados desde que comenzó la pandemia, con 105 personas recuperadas y dos fallecidos.

En lo que respecta a Montilla, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica y el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía comunican hoy 31 pruebas positivas en la última semana (tres más que el viernes). La cifra se eleva a 69 si se extiende el margen temporal a los últimos catorce días. En total, la localidad de la Campiña Sur cuenta desde el pasado mes de marzo a un total de 699 vecinos afectados por el covid-19 (19 más que el viernes), con 580 personas curadas y quince fallecidos.

Por su parte, las autoridades sanitarias registran hoy en La Rambla siete afectados por coronavirus en los últimos siete días (siete más que el viernes), y ocho en las últimas dos semanas. La localidad alfarera ha alcanzado, desde el inicio de la pandemia, los 228 vecinos infectados por covid-19, de los que 212 ya han superado la enfermedad. A su vez, el municipio contabiliza un fallecido.

Por último, en lo que respecta a Santaella, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica no recoge ningún positivo por covid-19 en la última semana (igual que el viernes), y uno en las dos últimas semanas. De esta forma, en Santaella se elevan a 42 los vecinos afectados por coronavirus desde que comenzó la pandemia a causa del SARS-CoV-2, mientras que se registra un fallecido y 36 vecinos que han superado la enfermedad.

Un sistema "caótico"

Tal y como avanzó este periódico, el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) denunció el "caos" que está provocando la metodología por la que se dan a conocer los datos oficiales sobre la incidencia real del coronavirus, lo que a juicio de la entidad, “puede obstaculizar el control de la pandemia y la toma de decisiones por parte de la ciudadanía y de las propias instituciones”.

En ese sentido, el CPPA instó a la Consejería de Salud y Familias a "poner el máximo celo en la transmisión de unos datos de absoluta relevancia pública que, por lo general, no coinciden con los que aportan otros organismos o instituciones públicas como distritos sanitarios, centros de salud o ayuntamientos, generando confusión entre la ciudadanía y una alarma social innecesaria".

De igual manera, el CPPA reclamó al Gobierno andaluz una "mayor diligencia" a la hora de hacer públicos los datos sobre la incidencia real del coronavirus que, según fuentes sanitarias, acumulan hasta 72 horas de retraso, un "margen temporal excesivo en una realidad tan cambiante como la actual", según defendió la entidad.

Por otro lado, y con respecto a las tablas que gestiona el Sistema de Vigilancia Epidemiológica, en colaboración con el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, el CPPA reclamó que se añada "en un lugar visible" la fecha y hora de actualización de los últimos datos disponibles para que, de este modo, "se puedan evitar errores en un futuro".

 
J.P. BELLIDO / I. TÉLLEZ
  • 11.1.21
El municipio de Montemayor ha perdido en la última década un total de 258 vecinos empadronados, lo que ha supuesto una caída de un 6,27 por ciento en los últimos diez años. De esta forma, según la actualización del padrón publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), se contabilizó al cierre de 2020 un total de 3.856 vecinos, una cifra que no se registraba desde finales de la década de los 2000.


La tendencia negativa, que ha supuesto pasar de una población de 4.114 habitantes en el año 2010 a 3.856 en el último ejercicio, no ha sido una constante desde que comenzará el siglo XXI pues, lejos de los datos registrados en los últimos nueve años, desde el año 2000 a 2011 la población local creció, pasando de 3.813 personas a 4.143.

En cuanto a la distribución por sexos, la población de mujeres ha descendido en la última década un 6,17 por ciento, pasando de 2.058 en 2010, a 1.931 empadronadas, lo que supone el 50,1 por ciento de los ciudadanos registrados en el municipio en 2020.

Por su parte, Montemayor contabilizó en 2020 un total de 1.925 hombres, el 49,9 por ciento de su población, lo que supone una caída de 6,37 puntos con respecto a las cifras de principios de década, cuando la población masculina estaba formada por un total de 2.056 personas.

La pérdida de población ha sido, asimismo, una tendencia generalizada en la provincia de Córdoba pues, a nivel provincial, 2020 ha sido el noveno año consecutivo en el que ha descendido la población (más de 24.000 habitantes desde 2011). Así, se contabilizan 781.451 habitantes, lo que supone 1.528 menos que en el 2019.

Asimismo, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, en el último año solo en 14 municipios han registrado un crecimiento (18%), mientras que en el 80,5% restante se produjo una reducción del número de personas respecto al 2019.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

domingo, 10 de enero de 2021

  • 10.1.21
FACUA-Consumidores en Acción ha exigido al Gobierno que no mire hacia otro lado ante la "auténtica salvajada" tarifaria que se está produciendo en el mercado eléctrico en plena ola de frío, por lo que ha solicitado que se emprendan medidas regulatorias urgentes para frenar la especulación. Así, la organización de consumidores ha recordado que el precio del kilovatio hora (kWh) ha alcanzado los 22,14 céntimos este pasado 8 de enero, casi el doble que la media de 2020, que fue de 12,14 céntimos.


Tras el nuevo incremento de este pasado viernes, la subida interanual en el precio del kilovatio hora con el semirregulado PVPC en los primeros 8 días de enero alcanza ya el 30,9 por ciento. En lo que va de año, el kWh representa una media de 17,50 céntimos (impuestos indirectos incluidos), frente a los 13,36 céntimos el mismo periodo de 2020, un incremento que FACUA ha calificado de "salvajada tarifaria".

Subida interanual del 22,2 %

Tomando como referencia la tarifa media del kWh en estos primeros 8 días de enero, la factura eléctrica del usuario medio se situaría ya en 83,24 euros, lo que representa un incremento del 22,2 por ciento sobre los 68,11 euros de las mismas fechas del año pasado.

En este sentido, desde FACUA han señalado que para encontrar una factura tan elevada hay que remontarse a septiembre de 2018, cuando alcanzó los 83,55 euros. Según los análisis de la organización sobre decenas de miles de facturas de viviendas habitadas, el usuario medio consume 366 kWh mensuales y tiene una potencia contratada de 4,4 kW.

Legislatura tras legislatura, FACUA viene reclamando a los sucesivos Gobiernos que modifiquen el sistema de fijación de tarifas mayoristas del mercado eléctrico, consistente en una subasta que fomenta la especulación. También pide una bajada en el IVA que se aplica en el recibo de la luz de las familias, que sumado al impuesto especial sobre la electricidad provoca que los impuestos indirectos encarezcan la factura un 27,2 por ciento.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 10.1.21
Estamos entrando en el 2021 y, definitivamente, dejamos atrás al 2020. No voy a explicar lo que ha significado el año que hemos abandonado, ya que todos lo sabemos y ahora vivimos con la esperanza de encontrar una salida al cerco de un virus que nos mantuvo y nos mantiene aún sin tregua y sin pausa.


A pesar de todas las dificultades, la música continuó grabándose y editándose, para regocijo de quienes consideramos que no es posible vivir sin un mundo que hemos creado para el disfrute de nuestros sentidos. Bien es cierto que han desaparecido revistas que llevaban años editándose, caso de la mítica Rockdelux, pero han aparecido alternativas digitales para cubrir estas ausencias.

A partir de lo indicado, tengo que apuntar que esta serie que llevo adelante continúa y que en este número voy a presentar diez discos que aparecieron en el 2020. Creo que son álbumes muy buenos, al tiempo que sus portadas me parecen excelentes, por lo que se sigue valorando el diseño gráfico como parte de la industria musical.

En esta ocasión, aparecen discos nacionales e internacionales. No es ningún top-10, puesto que, como he apuntado, he buscado una selección propia basada tanto en la música como en el diseño de las portadas: selección que paso a presentar y a comentar brevemente.


El cuarto álbum de Tame Impala, The Slow Rush, grupo australiano liderado por Alan Parker, se inscribe dentro del pop neo-psicodélico. La portada de corte surrealista ha sido diseñada por Neil Krug. En ella aparece una habitación de color rojo con las ventanas abiertas, de modo que va penetrando la arena hasta cubrir con amplitud los suelos.


La neoyorquina Lady Gaga publicó su sexto álbum de estudio a mediados del año pasado. Chromatica se inscribe en la línea house en el que la diva se mueve con facilidad. Magnífica portada que nos recuerda a los trabajos del diseñador suizo H. R. Giger, aunque en este caso se sale del cromatismo negro y gris, dando protagonismo al rosa magenta del fondo.


A pesar de sus 79 años, parece que Bob Dylan no puede vivir sin sacar un disco con el que ampliar su enorme repertorio grabado. El problema (o no) es que Roug And Rowdy Ways es un magnífico disco que hay que escuchar completo para entender que su vena creativa no para. Para la portada acudió al fotógrafo Josh que nos muestra una escena ‘retro’ que pudiera producirse en un bar de carretera con jukebox incluida.


Si miramos a nuestro país, me parece que El regreso de Abba, el décimo álbum del grupo catalán Sidonie, merece la pena ser destacado, pues contiene 23 temas articulados en lo que podemos llamar un trabajo conceptual. Por otro lado, los barceloneses han optado por una portada naif, en el que aparece un árbol con trazos que parecen dirigidos a los niños.


Robert Plant: otro de los grandes artistas que parece que han nacido para nadar dentro de los sonidos. Lejos quedan sus tiempos en Led Zeppelin, dado que a partir de 1982 cuando inicia su carrera en solitario nos ha dejado magníficos trabajos como este último titulado Digging Deep Subterranea. La portada se debe al diseñador británico Richard Evans, que trabajó en Hipgnosis, el equipo que creó gran parte de las portadas de Pink Floyd.


Volvemos al suelo patrio para presentar el último disco de larga duración, Ventanas, de los granadinos de Niños Mutantes. Si tenemos en cuenta que su primer trabajo, Mano, parque, paseo, apareció en 1998 podemos comprobar que ya tienen una larga trayectoria detrás. El diseño de la portada se inscribe dentro del geometrismo y del op-art, dando énfasis a la tipografía y a el uso de colores puros.


En la antítesis gráfica del disco de los Niños Mutantes se muestra The New Abnormal del quinteto de Nueva York The Strokes. No es la limpieza, sino la suciedad visual, característica de los grafitis y las pintadas urbanas, lo que predomina en la portada. Dos décadas después de que apareciera su exitoso Is This It nos ofrecen otro trabajo que supone la continuidad de aquellos lejanos sonidos.


Algún día se reconocerá que en este país hay excelentes diseñadores gráficos. Esto lo digo porque el segundo disco de Ànteros, …Y en paz la oscuridad, tiene una magnífica portada, en la línea del art Nouveau que predominó a comienzos del siglo pasado y la que se refleja el significado del título del álbum. La formación barcelonesa articula el rock instrumental de algunos de sus temas con otros de fuerza dentro del denominado post hardcore.


La banda estadounidense The Killers, formada en Las Vegas, en el año 2001, publicó su sexto álbum Imploding the Mirage en el año pasado. Como dato relevante, quisiera apuntar que todos sus discos han alcanzado el número uno en el Reino Unido. En este caso, me ha parecido oportuno seleccionarlos no solo musicalmente sino también por el diseño de la portada que recuerde a los murales que realizó el mexicano David Alfaro Siqueiros.


Como no podía ser de otro modo, cierro esta selección con el álbum Homegrown de mi admirado Neil Young. Y se trata de un disco que ha tenido que esperar nada menos que 45 años para que viera la luz, ya que estaba prevista su salida en 1975, pero que se prefirió que saliera el mercado Tonight the night. Incluso esa portada, de estética tan hogareña y con aires art déco, que ahora vemos estaba realizada por Tom Wilkes, el mismo que hizo Harvest, el disco más exitoso del canadiense.

AURELIANO SÁINZ
  • 10.1.21
La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha confirmado hoy, a través de un comunicado emitido a las 13.35, 85 nuevos casos positivos por coronavirus en la provincia de Córdoba en las últimas 24 horas. De este modo, el número total de afectados en toda la provincia asciende a 27.393, de los que 2.528 han estado ingresados en algún centro hospitalario –263 de ellos en alguna Unidad de Cuidados Intensivos (UCI)–. La provincia registra además 577 fallecidos por covid-19 (igual que ayer) y cuenta ya con 23.518 personas que habrían superado la infección (14 más que ayer).


Actualmente, 145 pacientes confirmados con covid-19 permanecen ingresados en los hospitales cordobeses, 18 de ellos ingresados en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). La Comunidad Autónoma, por su parte, contabiliza oficialmente a 278.632 personas afectadas por coronavirus (1.100 más que ayer) y 5.362 fallecidos (ocho más en las últimas 24 horas). Según la Junta, el número de personas curadas se sitúa hoy en el conjunto de Andalucía en 237.252 (225 más que ayer).

Con respecto a la evolución de la pandemia por municipios, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía no actualiza durante los fines de semana el estudio pormenorizado que ofrece en colaboración con el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, por lo que hasta el lunes no será posible ofrecer esta información con más detalle. En cualquier caso, los datos –se pueden consultar a través de este enlace– "no se corresponden realmente con las cifras que se registran en estos momentos", según sostienen diversas fuentes oficiales.



En ese sentido, desde el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) han denunciado el "apagón informativo" al que "las autoridades sanitarias someten a la población, dejando en suspenso los sábados y los domingos la actualización del registro de datos", lo que, a juicio de la entidad, “puede obstaculizar el control de la pandemia y la toma de decisiones por parte de la ciudadanía y de las propias instituciones”.

"Es inaudito que ante una nueva oleada de positivos por coronavirus, la Junta de Andalucía cierre los fines de semana el único canal informativo del que disponen los ciudadanos y los propios ayuntamientos, en lugar de reforzar con más personal y más medios técnicos este servicio que consideramos esencial para la ciudadanía", apuntaron desde el CPPA.

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos