:::: MENU ::::

lunes, 11 de febrero de 2019

  • 11.2.19
El Instituto de Medicina Legal de Córdoba será el encargado de determinar hoy la causa de la muerte de las dos vecinas de Santaella cuyos cadáveres fueron hallados ayer en el interior de su domicilio, ubicado en la calle La Palmera de la Urbanización Los Olivos, un barrio de reciente construcción situado entre las carreteras CO-9021 y CP-269, a escasos 500 metros del Parque Municipal Federico García Lorca.



Según detallaron a Santaella Digital varios residentes en la zona, fue un vecino de las fallecidas –madre e hija, de 80 y 58 años de edad respectivamente– el que decidió alertar a la Policía Local tras comprobar que permanecía encendida en el interior de la vivienda una luz que no había sido apagada desde el pasado jueves.

"Se trataba de dos personas que salían muy poco a la calle y apenas se relacionaban con los vecinos, por eso tampoco nadie las ha echado en falta", aseguró, por su parte, otra inquilina de la urbanización, ubicada cerca del Pabellón Polideportivo Municipal "Felipe Reyes".

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron de inmediato agentes de la Policía Local de Santaella y una patrulla de la Guardia Civil que, tras acceder al interior de la vivienda, localizaron los dos cadáveres "sin aparentes signos de violencia".

El levantamiento de los cuerpos tuvo lugar pasadas las 17.30 de la tarde de ayer y deberá ser la autopsia que se practique hoy en el Instituto de Medicina Legal de Córdoba la que pueda determinar la causa exacta de ambos fallecimientos.

No obstante, las fuentes consultadas por este periódico apuntaron a que el deceso de la hija, que padecía problemas de sobrepeso, pudo producirse tras sufrir una caída accidental por unas escaleras, cuando presumiblemente acudía a auxiliar a su madre, cuyo cadáver fue hallado en el suelo de otra estancia del domicilio, junto a una silla y una lámpara que también habían caído.

Tal y como explicaron los vecinos de la zona, las dos mujeres eran naturales de Barcelona, aunque residían desde hacía más de dos décadas en Santaella, a donde habían decidido trasladarse por ser la localidad de origen del marido de la hija, que falleció hace unos años.

En declaraciones a Santaella Digital, el alcalde de la localidad, José Álvarez Rivas, manifestó su "tristeza" y "consternación" por todo lo sucedido y se mostró "confiado" en que el trabajo de los forenses del Instituto de Medicina Legal "ayuden a clarificar las causas de este triste suceso".

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos