:::: MENU ::::

miércoles, 14 de noviembre de 2018

  • 14.11.18
El inicio de la campaña de recogida de la aceituna registra un importante retraso con respecto a ejercicios anteriores ante el bajo rendimiento que ofrece el fruto en la mayoría de las explotaciones cordobesas como consecuencia de las fuertes lluvias de la pasada primavera, y un verano de temperaturas muy suaves. Por todo ello, según ha informado la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Córdoba, el primer mes de campaña se ha saldado con una producción de sólo 600 toneladas de aceite.



El presidente de Asaja-Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, subrayó que el retraso generalizado en el inicio de la campaña en la provincia está provocado por unos rendimientos que, hasta el momento, "son bajos y por tanto la mayoría de los olivicultores estén decidiendo esperar algunos días más para comenzar con la recogida".

De esta forma, la producción de 603 toneladas de aceite registrados durante el pasado mes de octubre según los datos de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), supone la cifra más bajas de cosecha en un mes de octubre de los últimos años y muy por debajo de las 3.310 toneladas producidas en octubre de 2017.

Asimismo, el presidente de Asaja-Córdoba destacó que el retraso de la cosecha ha hecho que los excedentes acumulados en este año, que permiten servir de enlace con la siguiente campaña, son menores que los del ejercicio anterior lo que, acompañado a las excelentes salidas al mercado de aceite de oliva en el primer mes de campaña de comercialización, supone contar con el aceite "muy justo" para cumplir con las necesidades del mercado.

"Con tan pocas disponibilidades, teniendo en cuenta que este año el aforo mundial se sitúa por debajo de la campaña pasada, debe haber unos precios razonables para los olivareros ya que, teniendo en cuenta un consumo externo e interno similar, se llegará a octubre de 2019 con un enlace como el actual o incluso menor", sostuvo Fernández de Mesa

En concreto, las salidas de aceite se sitúan en 12.906 toneladas, frente a las 17.041 del año pasado, y las existencias finales en 17.361 toneladas en comparación a las 21.455 toneladas de octubre de 2017. "Las salidas de octubre son una muestra más de que el mercado del aceite es capaz de absorber todo lo que se produce, máxime cuando durante todo el año anterior se han mantenido unos precios razonables en todas las categorías de aceite", señaló el presidente de Asaja-Córdoba.

Con todo, el aforo que estimó la Junta de Andalucía a principios de la nueva campaña prevé una producción de 280.006 toneladas de aceite en Córdoba, creciendo un 9,9 por ciento respecto a la campaña anterior. Además, la producción prevista para Andalucía será de 1,33 millones de toneladas, un 39 por ciento más que el año pasado, y en España, 1,55 millones de toneladas (un 23% más).

Por su parte, la producción la mundial prevista por el Consejo Oleícola Internacional (COI) es de 3,064 millones de toneladas, lo que implicaría un 7,6 por ciento menos de producción mundial debido a las bajas estimaciones de cosecha de los países tradicionalmente productores como Italia, Grecia o Túnez.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos