:::: MENU ::::

domingo, 25 de febrero de 2018

  • 25.2.18
El Hospital Comarcal de Montilla ha llevado a cabo esta semana el primer Taller de Reanimación Cardiopulmonar (RCP) dirigido a pacientes y familiares incluidos en el programa de Rehabilitación Cardíaca que posee el centro. La actividad ha sido organizada por el Área de Rehabilitación Cardíaca, en colaboración con la Unidad de Críticos del hospital ubicado en el paraje de La Retamosa.



"Entre los objetivos que se pretenden alcanzar están reducir el miedo de familiares y pacientes sobre la enfermedad cardíaca, además de concienciarlos sobre los factores de riesgo cardiovascular, para que puedan evitarlos y prevenir posibles recaídas", explicaron desde el centro hospitalario.

Del mismo modo, se han ofrecido conocimientos básicos de cómo actuar ante una situación de emergencia como es una persona inconsciente y "aprender que una actuación prematura y sin demoras salva muchas vidas, realizando una correcta reanimación cardiopulmonar ante una parada cardíaca".

Los encargados de impartir el taller han sido Rafael Muñoz y José Antonio Guzmán, junto al fisioterapeuta Javier Flores. Según detallaron, “este grupo de pacientes es especialmente sensible a cualquier actividad de promoción de la salud, sobre todo a aquellas relacionadas con la patología cardíaca, de ahí que sea necesario reforzar ciertos conocimientos, fomentando además que se haga para compartir sus experiencias entre iguales”.

Las recomendaciones internacionales indican que una de las estrategias para disminuir la mortalidad de los pacientes que han sufrido una parada cardiorrespiratoria es enseñar a la población en general las medidas básicas que deben aplicar a estos pacientes mientras llegan los equipos sanitarios, y que han demostrado que aumentan la supervivencia en estos casos.

Cadena de supervivencia

Durante este tipo de sesiones formativas en materia de soporte vital básico, los asistentes ponen en práctica los consejos y recomendaciones de los profesionales sanitarios para realizar la reanimación cardiopulmonar sobre maniquíes o pacientes simulados, al tiempo que aprenden la secuencia de actuaciones que determinan un aumento de la supervivencia tras sufrir una parada cardiorrespiratoria, lo que se ha llamado la Cadena de Supervivencia.

Esta cadena consta de cuatro eslabones bien diferenciados y todos a su vez imprescindibles. En primer lugar, hay que alertar con rapidez al servicio de emergencias sanitarias llamando al número 061 (112), para posteriormente comenzar con las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica (RCP) de forma eficaz y hasta que llegue el equipo sanitario que atenderá al paciente.

En tercer lugar, se efectuará la desfibrilación precoz, que se refiere al tratamiento eléctrico de la arritmia que ha producido la parada. Por último, el equipo de emergencias sanitarias realizará la asistencia y traslado al hospital correspondiente.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos