:::: MENU ::::

miércoles, 6 de septiembre de 2017

  • 6.9.17
Las numerosas actividades que a lo largo del mes de septiembre se desarrollan en los diferentes municipios que conforman la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles con motivo de la vendimia generan un incremento del interés de los turistas por conocer la zona que se sitúa en torno al 30 por ciento. Así lo detalla el portal Turismodevino.com, que apunta al esplendor del paisaje del viñedo, a las labores de recolección de la uva y a las fiestas enoturísticas como principales atractivos turísticos para los visitantes en estas fechas.



En concreto, según apunta Turismodevino.com, durante los meses de septiembre y octubre, las búsquedas en Internet vinculadas a actividades de enoturismo crecen hasta un 30 por ciento, lo que implica, asimismo, un incremento en la demanda de alojamientos, servicios de hostelería y otras actividades complementarias en las zonas de tradición vitivinícola.

Asimismo, el informe destaca que en comarcas como Montilla-Moriles, donde las condiciones climáticas han provocado un adelanto en la recolección de la uva, se ha abierto en los últimos años una oportunidad para que las bodegas sumen el enoturismo a su oferta turística a los períodos tradicionalmente de vacaciones estivales.

"La vendimia es una oportunidad única para conocer y participar del proceso de elaboración del vino desde sus orígenes. Más allá de ofrecer visitas guiadas y productos, durante la recolección de la uva, las bodegas buscan que los turistas vivan una experiencia única y sean partícipes de la elaboración del vino", destacó Luis Lechuga, CEO de TurismodeVino.com.

Más pernoctaciones y mayor gasto

El creciente interés por el enoturismo también se ha trasladado en los últimos meses a un incremento en el gasto medio y número de pernoctaciones por visitantes, según el último informe sobre la demanda del turismo del vino durante el segundo semestre de 2016 y el primero de 2017 desarrollado por la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin), realizado a través del Observatorio Turístico de las Rutas del Vino de España.

Acevin destaca que el gasto medio del enoturista que visita alguna de las Rutas del Vino de España se ha incrementado en el último año hasta los 156,60 euros al día, frente a los 144,30 del informe anterior. A su vez, la estancia media alcanza ahora los 2,65 días, frente a los 2,19 anteriores.

Asimismo, el informe destaca que el 53,7 por ciento de enoturistas pernoctan en destino, lo que refleja la importancia del turismo de proximidad. De este modo, los alojamientos hoteleros de las Rutas del Vino siguen siendo los más demandados por los enoturistas, siendo los hoteles de 4 estrellas (con 24,7%) y los de 3 estrellas (con 21,2%) los preferidos, a la vez que se registra un notable aumento de los alojamientos rurales (16,3%), duplicándose la demanda en los últimos cinco años.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos