:::: MENU ::::

jueves, 20 de julio de 2017

  • 20.7.17
La Fundación para el Control de la Calidad Agroalimentaria de Andalucía, de la que forma parte la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, ha puesto en marcha una nueva aplicación móvil dirigida a favorecer la comunicación entre los consumidores de vino y los productores. De esta forma, #Dejatuhuella pretende poner en valor la experiencia del consumidor ante un vino de calidad y el valor de sostenibilidad en su producción por parte de las bodegas.



La Consejería de Empleo, Empresa y Comercio, junto a la de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, colaboran con #Dejatuhuella, una herramienta de base tecnológica basada en una app para dispositivos móviles a partir de la información que se facilita en el corcho de las botellas de vino. Esta aplicación permite que cualquier persona que adquiere un vino pueda facilitar su experiencia particular respecto al mismo, lo que posibilita a los productores acceder a una información que redundará en una mejora permanente de su calidad.

Así, esta conexión con el consumidor facilita a éste poder dejar su huella en la historia de este vino. De la misma forma, la bodega tiene la capacidad de transmitir al cliente el valor medioambiental de este producto por tratarse de vinos elaborados con prácticas culturales ancestrales a partir de cultivos sostenibles, algo que es cada vez más demandado por los mercados.

En este sentido, la directora general de Industrias y Cadena Agroalimentaria de la Junta de Andalucía, Rosa Ríos, destacó durante la presentación de este proyecto la capacidad de esta actuación para que el concepto "huella" pueda "apreciarse en una doble perspectiva, la ambiental y la emocional, creando espacios comunes entre el destinatario final del vino y la bodega de origen de éste".

Este intercambio entre el productor como proveedor de un valor y el consumidor a partir de su experiencia como usuario supone, además de una conexión entre ambos, la posibilidad de formar parte del ciclo de vida del producto, en este caso el vino, conforme a los objetivos de la Fundación para el Control de la Calidad Agroalimentaria de Andalucía de proporcionar información sobre los aspectos que figuran en el etiquetado.

Asimismo, la directora general resaltó que este proyecto entronca con la política de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de "alcanzar nuevos mercados y adaptarnos a los gustos y tendencias de los consumidores", al tiempo que se aumenta el valor añadido de los productos agroalimentarios andaluces.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos