:::: MENU ::::

miércoles, 5 de julio de 2017

  • 5.7.17
Los 161 niños y niñas participantes en el programa Vacaciones en Paz y sus familias de acogida visitaron durante la jornada de ayer el Palacio de la Merced, sede de la Diputación de Córdoba. El presidente de la institución provincial, Antonio Ruiz, agradeció la labor realizada por la Asociación Cordobesa de Amistad con los Niños y Niñas Saharauis (ACANSA) y el compromiso de las familias que “cada año hacen posible la puesta en marcha de esta iniciativa”.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Para Ruiz, “a través de este tipo de programas la Diputación de Córdoba pretende sumarse a la construcción de un mundo más solidario, en el que cuestiones como la inmigración no sean un mero intercambio de cifras, sino que tomemos conciencia real de estos problemas, y que desde las instituciones trabajemos para eliminar desigualdades”.

“Son muchos los motivos por los que cada uno de estos niños y niñas están aquí, entre ellos, cuestiones de salud, ya que vuestra estancia en Córdoba os aleja del riguroso clima, además de prevenir y curar ciertas dolencias”, explicó Ruiz, quien insistió en que también se contemplan razones de intercambio cultural y de justicia política, “puesto que nos encontramos ante embajadores de la causa del pueblo saharaui”.

Por su parte la delegada de Igualdad y Cooperación al Desarrollo de la institución provincial, Ana Guijarro, señaló que “esta iniciativa de ACANSA, en el que estarán implicados 37 municipios de la provincia durante los meses de julio y agosto, no sólo va a favorecer el mejor desarrollo de sus participantes, sino que nos van a recordar la situación del pueblo saharaui”.

Guijarro hizo hincapié en que “desde el área de Cooperación se ha reforzado el compromiso con ACANSA a través de convenios de colaboración que facilitan la ejecución de su proyecto en los campamentos de refugiados”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos