:::: MENU ::::

viernes, 23 de junio de 2017

  • 23.6.17
El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, anunció ayer que "tras el verano" se convocarán nuevas líneas de subvenciones para autónomos dentro del Programa de apoyo a la creación, consolidación y mejora de la competitividad de estas empresas, y que también se está trabajando para convocar ayudas por valor de 5,6 millones de euros dirigidas a potenciar el sector de la economía social, de las que este miércoles el BOJA ya publicaba el primer conjunto de incentivos, dotado con 1,2 millones de euros.



Ramírez de Arellano, en una intervención ante el Pleno de la Cámara andaluza sobre economía social y autónomos, el consejero destacó la importancia de estos dos colectivos empresariales y subrayó que su departamento trabaja para reforzar ambos sectores, dos de los pilares de la economía andaluza a través de diversas acciones, entre ellas los incentivos. “Estamos trabajando a la velocidad máxima en cuanto al impulso de las medidas”, aseguró.

Por lo que respecta a los autónomos, Ramírez de Arellano señaló la “enorme importancia” de este colectivo, que Andalucía asciende a 516.000 personas (datos a mayo de 2017) y su conexión con el mundo de la economía social, de forma que en los incentivos a autónomos se mantienen las ayudas si se evoluciona hacia una cooperativa o si el autónomo pasa a encargarse de la dirección o la gerencia de una sociedad laboral; además de existir una línea específica de apoyos a la cooperación empresarial entre autónomos mediante la creación de cooperativas.

El consejero anunció que tras el verano se convocarán nuevos incentivos dentro del Programa de apoyo a la creación, consolidación y mejora de la competitividad de las empresas de trabajo autónomo y que complementarán a las subvenciones que ya se están tramitando. En conjunto, el programa cuenta con un presupuesto de 41 millones de euros.

En la actualidad ya se están tramitando ayudas correspondientes a tres líneas de incentivos, con las que se está “cumpliendo el procedimiento administrativo” el cual culminará en verano. El consejero explicó que las delegaciones territoriales de la consejería están trabajando con “intensidad”, y que el 80 por ciento de las solicitudes presentadas han requerido subsanaciones a raíz de que los peticionarios han ejercido su derecho de presentarlas mayoritariamente en papel en lugar de a través de la aplicación telemática, lo que está alargando el proceso.

Ramírez de Arellano pidió un acuerdo entre las administraciones para encontrar fórmulas “más ágiles y adecuadas a los objetivos” para los que se establecen las ayudas, modificando los procedimientos con el fin de evitar “retrasos indeseables” que hacen que las ayudas lleguen con “un notabilísimo retraso”. En este sentido, advirtió que “no podemos pretender que los funcionarios se salten los procedimientos administrativos”.

Así, en la actualidad las delegaciones territoriales de la Consejería están ultimando la revisión de las solicitudes de las líneas 2 y 3 con el fin de resolver los listados provisionales de personas beneficiarias en las próximas semanas.

De hecho, todas las delegaciones están en las últimas fases, exceptuando Sevilla que está en requerimiento de subsanación y Málaga que es la más avanzada y ya se encuentra en orden de pago. La Línea 2 está orientada a la consolidación de empresas, mientras que la Línea 3 se dirige a respaldar la creación y consolidación de empleo.

En relación a la Línea 1, creada para fomentar la creación de empresas y la más numerosa con 21.121 peticionarios, están en fase de subsanación las provincias de Jaén, Cádiz, Málaga y Córdoba y Granada. La línea 1.1 en la provincia de Almería ya está en fase provisional.

Economía social

Por lo que respecta a la economía social, el consejero señaló que su departamento está activando un conjunto de medidas para dinamizar este sector, en las que se enmarcan el conjunto de incentivos que se está poniendo en marcha. Así, se han publicado ya en BOJA las ayudas a la Difusión y promoción de la Economía Social, el Fomento del emprendimiento social, la innovación y la competitividad empresarial, tres líneas de actuación que suman 1,2 millones de euros.

Además, se están tramitando dos nuevas convocatorias, entre las que destaca las ayudas directas para el Fomento del empleo en cooperativas y sociedades laborales, que este año ha multiplicado por más de 2,5 su cuantía hasta situarse en tres millones de euros. Por último, se abrirá la línea destinada al respaldo del Asociacionismo, que cuenta con 1,4 millones de euros de presupuesto. En conjunto, los tres incentivos suman 5,6 millones de euros.

El consejero destacó el peso de la economía social en la comunidad autónoma, cuyas empresas que destacan por “haber resistido bien a la crisis, por su vinculación con el territorio sobre el que se asientan y por su contribución a la creación de empleo de calidad”. Andalucía, es la región con mayor presencia de este tipo de empresas, agrupando a un 20,1 por ciento del total nacional, y también en número de trabajadores.

En cuanto al resto de medidas en las que se está trabajando, Ramírez de Arellano subrayó el impacto que tendrá la modificación de la Ley de Cooperativas –cuyo texto está tramitándose–, que “de forma pionera” reducirá de tres a dos el número de socios necesarios para constituir una entidad. Como consecuencia, comenzar a emprender por esta vía será más ágil y operativo.

Un segundo texto legislativo pone especial interés a la economía social, la Ley Andaluza de Fomento del Emprendimiento, que le dedica un apartado específico y donde establece que el Consejo de Gobierno regulará un conjunto de programas y medidas para impulsar la cultura y la actividad emprendedora, en el ámbito de las entidades de emprendimiento social.

Otra actuación en la que se está trabajando es la creación del Consejo Andaluz de Economía Social, que implicará de forma transversal a todas las consejerías de la Administración autonómica, incluirá a todas los tipos de empresa del sector y será instrumento esencial para el diálogo permanente.

Además, se está elaborando en colaboración con las organizaciones de economía social un Programa de Actuación hasta 2020 que englobará a las distintas formas jurídicas de las entidades de economía social (cooperativas, sociedades laborales, mutualidades, fundaciones que lleven a cabo actividad económica, asociaciones que lleven a cabo actividad económica, empresas de inserción, centros especiales de empleo, cofradías de pescadores y sociedades agrarias de transformación).

Por último, se abordará el desarrollo normativo de la Ley de Sociedades Cooperativas Andaluzas y su reglamento, mediante órdenes, cláusulas sociales, contratos de reserva y la aplicación con rapidez de las nuevas directivas europeas sobre contratación pública y concesiones.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos