:::: MENU ::::

viernes, 21 de abril de 2017

  • 21.4.17
Más de 1.600 jóvenes de entre 14 y 16 años han analizado qué modelos de masculinidad, de amor y de sociedad pueden derivarle hacia la violencia machista, a través de 64 talleres impartidos durante los dos últimos meses en institutos de Educación Secundaria de Andalucía. La iniciativa ha formado parte de la campaña No te pierdas, sin libertad no hay amor, para prevenir la violencia de género desde las primeras relaciones de pareja, impulsada de manera conjunta por el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) y el Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ).



En cada taller se han proyectado los dos vídeos de la campaña, que muestran, desde dos puntos de vista, uno de la chica y otro del chico, cómo se desarrolla el proceso de la violencia de género en parejas jóvenes, atendiendo especialmente a las conductas iniciales de dominio, con el fin de que el alumnado aprenda a identificarlo y pueda prevenirlo. A partir de los vídeos, cada taller ha trabajado con actividades y dinámicas de grupo en la búsqueda de estrategias para saber responder ante la violencia de género.

La iniciativa se ha dirigido especialmente a los grupos de iguales o amistades, base de apoyo de las personas adolescentes en momentos de conflictos, y que, según ha detectado el equipo de profesionales de IAM, suelen respaldar al maltratador en el momento de la ruptura, debido a la manipulación de éste.

Así, mientras las campañas anteriores trabajaron en mostrar las relaciones tóxicas, en identificar roles sexistas y en aprender modelos de pareja respetuosos, esta nueva edición ha buscado dar un paso más dirigiéndose al entorno de amigos y amigas que pueden ayudar a salir de la violencia de género. Esta iniciativa viene a responder al hecho de que muchas jóvenes sufran acoso de su entorno tras romper con el maltratador, una situación que ha sido detectada por el equipo de profesionales del Servicio de Atención Psicológica a Víctimas Adolescentes del IAM.

En este sentido, la campaña impulsada por el IAJ y el IAM, que arrancó en el mes de noviembre en redes sociales, pretende lograr una respuesta positiva del grupo de iguales en la detección de la violencia; en el apoyo a la chica que la sufre; y en el aislamiento social al agresor.

Tanto el logo, un laberinto, como el lema, No te pierdas, sin libertad no hay amor, hacen referencia al laberinto invisible que va construyendo el agresor y en el que va viéndose atrapada la víctima, casi siempre sin darse cuenta, al camuflar los primeros comportamientos bajo las falsas ideas sobre el amor y la pareja. El material de la campaña sigue disponible en la web del IAM para toda la comunidad educativa para su uso durante el curso escolar, así como para la ciudadanía, a través de las redes sociales.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos