:::: MENU ::::

viernes, 20 de enero de 2017

  • 20.1.17
La Junta de Andalucía y las organizaciones agrarias coincidieron ayer en la necesidad de elaborar un plan especial que contemple más personal y más medios contra los robos en el campo, y de endurecer la normativa contra las sustracciones de productos.



Así se puso de rel¡eve en la reunión que mantuvo el delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Francisco Zurera, con el presidente de Asaja, Ignacio Fernández de Mesa; el secretario general de Córdoba y de Andalucía de la UPA, Miguel Cobos; la secretaria general provincial de COAG, Carmen Quintero; y el gerente de la Federación de Cooperativas Agroalimentarias de Córdoba, Joaquín García.

Todos los presentes en la reunión coincidieron en valorar muy positivamente el trabajo que desarrollan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y particularmente la Guardia Civil por estar presente en todos los territorios, si bien señalaron la necesidad de aumentar el número de efectivos y de medios con los que cuenta el Instituto Armado.

Los representantes agrarios agradecieron a la Delegación de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural su respaldo para realizar un análisis de la situación y para aumentar la seguridad en el campo. El presidente de Asaja, Ignacio Fernández de Mesa, lamentó "no solo el perjuicio, sino la desmoralización que los robos causan en los agricultores" y propuso que la Guardia Civil pida a todo vehículo sospechoso la guía Conduce, que recoge el origen y destino de los productos.

El secretario de UPA, Miguel Cobos, señaló el esfuerzo que hacen los agricultores con guardería privada y reclamó un plan especial de vigilancia y control contra los robos, que, según indicó, "ponen en peligro a los agricultores". Por su parte, la secretaria de COAG, Carmen Quintero, reivindicó que el control y vigilancia se extienda a los centros de compra, para evitar que los productos robados puedan venderse.

Finalmente, el representante de las cooperativas, Joaquín García, criticó la "escasa punidad" de las medidas contra el robo de productos agrarios y pidió una modificación del Código Penal para aumentar las sanciones.

Campaña de aceite

En la reunión también se analizó la marcha de la campaña olivarera. El delegado de Agricultura indicó que "en este momento va con unas tres o cuatro semanas de retraso". Se han recogido 608.000 toneladas de aceituna, que han producido 102.000 toneladas de aceite de oliva con un rendimiento del 17 por ciento. A finales de año ya habían salido 55.358 toneladas de aceite y permanecían en existencias otras 81.000 en la provincia.

Zurera afirmó que las causas de los bajos rendimientos de este año están en las condiciones meteorológicas, porque las lluvias de primavera y otoño no fueron suficientes para paliar los efectos del invierno seco y de un verano muy caluroso y largo.

A pesar de ello, el delegado afirmó que "el precio del aceite de oliva no tiene por qué subir" y valoró el "esfuerzo que el sector lleva realizando desde hace muchos años en la defensa del aceite de oliva, apostando por la calidad y la exportación".

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos