:::: MENU ::::

sábado, 23 de enero de 2016

  • 23.1.16
El Hospital Comarcal de Montilla registró a lo largo de 2015 un total de 516 nacimientos, 16 más que en 2014, siendo enero, con un 10,9 por ciento y 56 bebés, el mes con más partos, y mayo el mes de menor índice, con 35 recién nacidos (un 6,8 por ciento del total). La media diaria de alumbramientos fue de 1,4. Asimismo, una de cada cuatro mujeres –un total de 138– optó por un parto natural, es decir, de baja intervención o no medicalizado, sin epidural y usando en algunos casos métodos alternativos para el control del dolor como duchas de hidromasaje o pelotas de bobath.



En total, tuvieron lugar 515 partos –uno de ellos, gemelar– de los que 413 fueron partos vaginales y 102 fueron mediante cesárea, lo que supone una tasa inferior al 20 por ciento. En este sentido, el jefe de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Montilla, José Garriguet, explica que de todas las cesáreas, el 38 por ciento han correspondido a electivas, es decir, la indicción clínica no podía ser el parto vaginal (debido a circunstancias como presentaciones de nalgas del bebé, placenta previa, etc.). Igualmente, en torno a cuatro de cada 10 gestantes con antecedente de cesárea previa han conseguido parir vía vaginal.

"En cualquier caso, uno de los principales objetivos es que los profesionales sanitarios puedan asistir a las gestantes durante el embarazo y el parto, procurándoles toda la información necesaria para que puedan elegir el modo en que quieren dar a luz, siempre que no existan indicaciones clínicas que imposibiliten su elección, y para ello la formación continua de los profesionales y su orientación al parto humanizado es clave", apunta Garriguet.

Cabe resaltar también que el 20 por ciento de mujeres que han parido en el centro montillano, a lo largo de 2015, procedían de fuera de su área de referencia y han optado libremente por dar a luz en este centro público.

Igualmente, las madres que han tenido un parto con anestesia epidural durante el año pasado fueron 330, es decir un 64 por ciento del total. También se han producido nueve donaciones de cordón umbilical.

Elegir el modo en que la mujer desea dar a luz es una de las prestaciones incluidas en el Plan de Parto y Nacimiento de la Consejería de Salud, que también es ofrecido por el Hospital de Montilla. Para ello, cuenta en su área de paritorio con distintas opciones y materiales como sillas de partos para simular parto en cuclillas, cama de parto que permite el cambio de posición durante la dilatación así como el parto en posición vertical, semisentada o lateral, pelotas de fitnes para facilitar la movilidad durante la dilatación y monitor de registro cardiotocográfico con telemetría. En este sentido, se han contabilizado ocho planes de parto en el Hospital de Montilla durante 2015.

Parto Humanizado

Asimismo, desde el centro montillano se promueve que el parto sea de baja intervención; es decir, que los profesionales dejan que éste evolucione de forma natural, minimizando el empleo de tecnologías o medicación que rompen su curso normal. Este tipo de medidas se enmarcan dentro del Plan de Humanización de la Atención Perinatal de la Consejería de Igualdad Salud y Políticas Sociales, que el hospital viene desarrollando desde 2008.

Así, se han reducido sustancialmente prácticas tradicionales que no aportan calidad en la asistencia y que pueden dificultar la recuperación de la madre. En 2015, sólo el 9,7 por ciento de los partos no instrumentales han sido con episiotomía, (realizada únicamente para garantizar la seguridad del niño). Igualmente, cabe destacar que durante 2015 siete de cada diez mujeres que dieron a luz en el hospital montillano lo hicieron mediante parto eutócico o normal, es decir sin necesidad de cesárea ni ayuda de instrumental como fórceps o ventosa.

El Programa para la Humanización de la Atención Perinatal de la Junta de Andalucía tiene varios objetivos específicos, como la participación de la embarazada y la adecuación del entorno físico para su comodidad y seguridad durante el alumbramiento, la promoción de la lactancia materna desde el respeto de la decisión de la madre, la disminución de las intervenciones innecesarias en el uso de las ecografías, las cesáreas, las episiotomías y el rasurado perineal, la promoción de una atención multicultural del embarazo, parto y puerperio, además del desarrollo de medidas que contribuyan a fomentar la participación del padre tanto en el nacimiento como en el proceso de crianza, y la cohabitación madre-hijo.

Esta iniciativa pretende informar, facilitar, proponer y respetar la experiencia natural del parto. Las mujeres tienen la capacidad de decidir con antelación la posición que quieren adoptar para dar a luz y pueden dejar constancia de sus preferencias en cuanto a la participación de su pareja, el tratamiento y el manejo del dolor. Una vez que se haya producido el parto, también lo pueden hacer sobre la higiene y la alimentación de su bebé.

Cabe resaltar que el hospital montillano se encuentra actualmente inmerso en la acreditación de la IHAN –la Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia, lanzada por la OMS y UNICEF–, encontrándose en la tercera de las cuatro fases de las que se compone este proceso, creado para animar a los centros sanitarios a adoptar prácticas que protejan, promuevan y apoyen la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento, estableciéndola como forma óptima de alimentar a los bebés.

La directora de Cuidados de Enfermería del Hospital de Montilla, Carmen Alba, destaca que “el objetivo de estos años ha sido que la mujer recupere el protagonismo de su parto, de forma que los profesionales orientan su práctica clínica a acompañarla en el proceso atendiendo a las preferencias y expectativas de las madres, y garantizando su seguridad y la del recién nacido”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos