:::: MENU ::::

sábado, 8 de noviembre de 2014

  • 8.11.14
Me gusta que me recomienden libros. Sobre todo, me gusta que me hablen de esos libros que a cada uno nos emocionan. Y si las circunstancias me lo permiten, los leo. A veces coincido con la persona que me aconseja la lectura, y otras veces, no. En el caso de este libro, comparto el criterio del lector que me habló de él. No sé si recuerdo bien quién fue... Es broma: sé quien lo hizo. Además, me consta que me lee.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Hace poco tiempo publiqué un artículo sobre otro libro de Luis Sepúlveda, el autor de esta novela, y fue a raíz del mismo como me llegó este regalo. Para empezar, el tema me parece precioso. Me enternece que una persona mayor quiera seguir emocionándose y siga creyendo en el amor.

El cine y la literatura nos proporcionan vivencias y emociones que quizás no tengamos en nuestras vidas, o que aún no hayamos vivido, o que no vayamos a vivir nunca. Por eso entiendo y empatizo con este viejo, con apellido de libertador de la patria, que se escapa de la cotidianeidad, de la fealdad humana y de sus penas buceando en novelas de historias de amor truculentas que siempre tienen un final feliz.

Me ha recordado a mi padre, que siempre me preguntaba cuando una empezaba una película que yo ya había visto: “¿Al final se casan?”. Y si yo le decía que no, no la veía.

La historia transcurre en algún lugar de la selva ecuatoriana llamado El Idilio. El nombre de la localidad no puede estar puesto más apropósito.

Con esta novela, Luis Sepúlveda trata de despertar nuestra conciencia para que vivamos en equilibrio con la naturaleza. El mensaje podría ser que si no la dañamos, ella nos cuidará y nos proveerá de lo necesario para vivir. El viejo Bolívar, el protagonista, vive un tiempo con los indios shuar y de ellos aprende a estar en armonía con el ecosistema que le rodea.

Me ha deleitado la forma de escribir de este autor chileno. Su lenguaje rico y culto, unido a su sensibilidad, hacen que su lectura sea muy amena.

Desde aquí querría hacer un llamamiento para que me aconsejéis lecturas de novelas cortas, ya que dispongo de poco tiempo. Las largas las reservo para el verano. Y bueno, ya que estamos, preparemos el coctel perfecto: la lectura de estas páginas y la canción Fragile de Sting. Como resultado tendremos un vaso de sensibilidad que nos ayudará a disfrutar del momento presente.



Ficha literaria

Título: Un viejo que leía historias de amor.
Autor: Luis Sepúlveda.
Género: Narrativa. Novela.
Título original: Un viejo que leía historias de amor.
Fecha de publicación: 1993.
Editorial: Tusquets Editores.
ISBN: 978-84-7223-655-4.

MARÍA JESÚS SÁNCHEZ / REDACCIÓN

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos