:::: MENU ::::

domingo, 2 de noviembre de 2014

  • 2.11.14
La profunda crisis económica, social y moral en la que se encuentra sumido este país da lugar a que podamos pensar que los cimientos sobre los que se construyeron la denominada Transición se están hundiendo irremisiblemente. Y que para más de uno sea necesario una profunda transformación que dé lugar a una regeneración en esos tres órdenes que he citado, tarea verdaderamente titánica, pues la quiebra de credibilidad en la que nos han sumido los responsables políticos y económicos del desastre es verdaderamente grave.

® C0MUNICA / INNOVACIÓN SOCIAL ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Esta situación da lugar a que ahora veamos con un enorme distanciamiento a los líderes políticos que protagonizaron y llevaron adelante el cambio de la dictadura a la democracia. Incluso, llegamos a sospechar que todo el entramado edificio montado desde aquellos años tenía espacios oscuros de los que no intuíamos su existencia, y que ahora afloran con toda su ferocidad.

Sin embargo, y a pesar de la carga de incertidumbre en la que nos vemos envueltos, no me resisto a cerrar este breve recorrido por algunas de las imágenes obtenidas de las campañas electorales que por aquellos años pudimos vivir una parte de la población.

En los dos artículos precedentes, echamos una mirada hacia los políticos que fueron los mayores protagonistas de los años nacidos de la Transición política. En esta tercera entrega quisiera fijarme en otros “pequeños dioses” que también participaron, aunque a otro nivel, en las campañas electorales y que fueron bastante conocidos en su momento. Y para no hacer un tanto agotador el recorrido, me centraré en cuatro de esos protagonistas.

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIAR
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIAR

A los lectores más jóvenes, quizás no les suene el nombre del primero que traigo a colación, puesto que el liderazgo de la Unión de Centro Democrático lo acaparó, en gran medida, Adolfo Suárez.

Sin embargo, Landelino Lavilla llegó a ser ministro de Justicia a la muerte del dictador, entre 1976 y 1979. Por otro lado, ejerció de presidente en el Congreso de Diputados los tres años posteriores a aquel cargo, de lo que se deduce que presidía esta institución cuando se produjo la intentona del Golpe de Estado del 23-F en 1981.

Este cartel que muestro corresponde a las Elecciones Generales de 1982. En aquellos momentos, la UCD pasaba por una gran crisis, pues comenzaba a derrumbarse por la moción de censura que el PSOE había presentado contra al presidente Adolfo Suárez. La credibilidad de la UCD era paupérrima, ya que Suárez en estas elecciones lideraba el nuevo partido que había formado: el Centro Democrático y Social.

Finalmente la UCD, encabezada por Landelino Lavilla, conseguiría solo 12 diputados, lo que dio lugar a su posterior desaparición, puesto que ya no se presentaría a las Elecciones Generales de 1986.

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIAR
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIAR

Un caso verdaderamente curioso y camaleónico es el que lleva adelante el protagonista de este segundo cartel. A Miquel Roca se le conoce en la actualidad por haber sido contratado por la Casa Real en abril de 2013 para defender a la infanta Cristina en relación con el Caso Nóos; caso judicial que tantos ríos de tinta ha generado (y que posiblemente continuará generando).

Pues bien, Miquel Roca Junyent se lanzó a la aventura de crear la formación denominada Partido Reformista Democrático (PRD), teniendo como logotipo una especie de rayos de sol anaranjado en el que dentro aparecen las siglas.

En la campaña de las Elecciones Generales de 1986 (que son las que corresponden a este cartel) había que disimular las raíces catalanas del líder de esta formación, ya que es un tanto difícil imaginar que un catalán fuera el presidente del Estado.

Pues bien, la agencia publicitaria encargada de la campaña creó el lema “La otra forma de hacer España”, al tiempo que al líder de la formación solo le ponen el primer apellido, que suena muy contundente, aunque evitando que apareciera el nombre o su segundo apellido. Por otro lado, el fondo es anaranjado, mezcla del rojo y el amarillo de la bandera española.

¿Y cuántos diputados sacó este partido? Pues cero. Nadie creyó que Miquel Roca sería la alternativa de la derecha centrista que haría frente a la fuerza que por aquellos años presentaba el PSOE de Felipe González.

Pero como casi todo en la vida tiene remedio, mira por dónde ha vuelto a ocupar recientemente las primeras páginas de la prensa española; no porque retome otra aventura política-electoral, sino porque al encargarse de la defensa de la infanta sigue con “la otra forma de hacer España”.

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIAR
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIAR

Otro caso verdaderamente sorprendente, por razones muy distintas al del anterior, es el de Jorge Verstrynge, el que fuera secretario de Alianza Popular, el partido de Manuel Fraga, entre 1979 y 1986, y que actualmente se encuentra entre los que apoyan las candidaturas de Podemos.

Cuando he apelado como sorprendente el caso del actual profesor en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid se debe a que tras su salida de Alianza Popular empezó a caminar por la izquierda, puesto que ingresa en el PSOE, aunque pide la baja unos años después. Posteriormente, fue asesor político del PCE y de Izquierda Unida. En la actualidad, tal como he indicado, se encuentra dentro de los planteamientos del nuevo partido emergente de este país.

El cartel que presento de Verstrynge es el que se publicó en las elecciones municipales a la alcaldía de Madrid de 1983, compitiendo con Enrique Tierno Galván, que era quien encabezaba la del PSOE.

En el cartel se nos muestra al candidato en primer plano, con mirada frontal y una leve sonrisa. Llama la atención que el lema utilizado fuera “Jorge con todos”, pues, en su caso, la idea de proximidad acudiendo solo al nombre es un tanto artificial, ya que nadie le nombraba políticamente por su nombre de pila si no iba acompañado por su apellido (muy poco hispano).

Finalmente, esas elecciones fueron ganadas por Tierno Galván, con once puntos de diferencia de distancia con el aspirante de la coalición liderada por Alianza Popular.

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIAR
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIAR

Cierro este periplo de tres entregas con un cartel bastante insólito, pues el lema que utiliza es casi imposible aplicárselo electoralmente a los políticos que hemos conocido tras la llegada de la democracia. Hay que tener las manos y el corazón suficientemente limpios para que sea una única palabra la que configure el lema y que lleve por título “Honradez”.

Pero para el que fuera el fundador del Partido Socialista Popular (PSP), que más tarde se integraría en el PSOE, no había problemas de que esa escueta palabra se situara por encima de una imagen suya, tomada en ángulo picado, trabajando sobre una humilde mesa de trabajo. Cartel de una gran sencillez y austeridad, cualidades del profesor que había accedido a la política a edad avanzada para ofrecer sus conocimientos a sus ciudadanos; no a lucrarse del cargo.

Bien es cierto que Enrique Tierno Galván se presentaba con esta imagen a las reelecciones a la alcaldía de Madrid en 1983, puesto que ya había accedido a este cargo en 1979, por lo que contaba con la experiencia y el claro apoyo de los madrileños que lo reconocían como el gran alcalde que tenía la ciudad.

Desgraciadamente falleció en enero de 1983. Conviene recordar que su entierro constituyó un auténtico duelo para el pueblo de Madrid que inundó las calles y colapsó la ciudad entera el día en que despedían al mejor alcalde que ha tenido la ciudad en la democracia, aquel que era capaz de presentarse con una palabra que hoy parece olvidada del panorama político español.

AURELIANO SÁINZ

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos