:::: MENU ::::

lunes, 20 de octubre de 2014

  • 20.10.14
La Junta de Andalucía ha iniciado la campaña de vacunación de la gripe entre la población considerada de riesgo en un total de 145 puntos de vacunación de la provincia de Córdoba, con la adquisición de 139.104 dosis. En el total de la comunidad autónoma se han distribuido 1,2 millones dosis que han supuesto una inversión de 4,2 millones de euros.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales recuerda que la prevención es clave, especialmente en los colectivos más vulnerables, como son las personas mayores de 65 años, con patologías crónicas y profesionales que trabajan con esta población considerada de riesgo, además de mujeres embarazadas.

En Andalucía, concretamente, y desde que se iniciaran las campañas de vacunación en 1985, se han suministrado más de 29 millones de dosis, consiguiendo evitar el contagio de esta enfermedad o minimizar sus complicaciones.

Como novedad en esta campaña, las personas mayores de 65 años podrán solicitar cita para vacunación a través de la app móvil Salud Responde, que se encuentra disponible para descargar de manera gratuita en todos los sistemas operativos.

Dicha aplicación pone a disposición de la persona usuaria la posibilidad de realizar sus gestiones de cita, guardando los datos para un acceso rápido y directo y con opción de almacenamiento en el propio calendario de su teléfono móvil.

El objetivo con la puesta en marcha de este nuevo canal de acceso a las citas de vacunación es seguir mejorando la cobertura de la vacunación y aumentar la accesibilidad a este programa gratuito de prevención.

Con esta misma finalidad, en la campaña 2013-2014 se incorporó como novedad que las personas mayores de 65 años pudieran solicitar su cita para la vacuna de la gripe a través de la oficina de atención virtual del Servicio Andaluz de Salud (SAS) InterS@S, una herramienta que permitió gestionar 18.543 citas.

Estos canales abiertos para las personas mayores de 65 años se suman al servicio de atención telefónica de Salud Responde (902 505 060), operativo a cualquier hora, todos los días del año, incluido festivos, o al mail saludresponde@juntadeandalucia.es.

Durante la campaña anterior, Salud Responde gestionó 86.824 citas para vacunación y envió mediante SMS recordatorios de vacunación a un total de 1.950 personas inscritas en este servicio de aviso.

Asimismo, recibió peticiones de atención sanitaria, de las que el 98,79 por ciento fueron resueltas por enfermeras de este servicio de atención a la ciudadanía y sólo un 1,21 por ciento fueron derivadas a un centro coordinador de Urgencias.

Las personas usuarias del servicio de Teleasistencia en Andalucía también recibirán información relativa a la campaña de vacunación y gestionarán con los centros sanitarios de referencia la cita para vacuna cuando así se solicite por la persona interesada.

Para el resto de población considerada de riesgo, la cita de vacunación se gestiona en el centro de salud de zona.

Población de riesgo

En el grupo de población de riesgo, se incluye a las personas mayores de 65 años, así como a los ciudadanos y ciudadanas de cualquier edad con determinados problemas crónicos de salud, ya que la gripe podría agravar su patología con complicaciones respiratorias severas.

Junto a esto, es recomendable la vacunación de personas que estén en contacto frecuente con estos colectivos y de profesionales de la salud y de los servicios comunitarios, tanto para su propia protección como para evitar el riesgo de contagio hacia las personas usuarias que atienden; además de las mujeres embarazadas, en cualquier momento de su gestación, con el objetivo de prevenir la gripe en ella y en su futuro hijo o hija.

Asimismo, y por cuarto año consecutivo, se cubrirá en la población de personas mayores de 65 años la vacunación frente al neumococo, ofreciéndose en esta campaña un año más de cobertura, para llegar hasta los 72 años.

De este modo, se seguirá ofertando esta inmunización frente a una de las principales bacterias productoras de otitis media, sinusitis y neumonía a mayores de 65 años que conviven en residencias y a personas de entre 65 y 72 años que no hayan sido vacunadas en años anteriores, ya que la inmunidad es más duradera que la de la gripe.

Difusión de la campaña

La difusión de la campaña 2014-2015 se ha previsto mediante la edición de un tríptico y carteles, disponibles en formato pdf en el portal web de la Consejería. Asimismo, se difundirá información entre sociedades científicas y profesionales, asociaciones de personas que puedan beneficiarse de la vacuna.

Igualmente, se ha contactado con la Delegación del Gobierno en la Comunidad Autónoma de Andalucía, Delegaciones Territoriales y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) entre otros. Todo ello, con el objetivo de seguir incrementando la captación de los colectivos con mayor riesgo ante la gripe e informar a la población general sobre la enfermedad.

Balance 2013-2014

La actividad gripal en España en la temporada pasada, al igual que en Andalucía, fue moderada y se asoció a una circulación predominante de virus de la gripe AH1N1pdm09. Concretamente, la tasa acumulada en el periodo 2013-2014 fue de 1.272 casos por 100.000 habitantes, lo que supuso un descenso del 21% en comparación con la temporada previa (tasa de 1.601 por 100.000 habitantes).

Por sexo, el 53% de personas afectadas fueron mujeres y el 47% hombres. El momento de mayor incidencia se produjo en la semana 4 (a finales de enero, cuatro semanas antes que en 2012-2013), con una tasa de 253,6 casos por cada 100.000 habitantes.

El grupo de mayores de 65 años volvió a ser el menos afectado, gracias a su inmunidad adquirida y la vacunación sistemática de esta población.

La vacuna antigripal recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es nuevamente trivalente, es decir, que ha demostrado su capacidad protectora tanto para el virus AH1N1 (gripe porcina o gripe A), como frente a otras dos cepas estacionales (una segunda del tipo A y otra del tipo B).

La gripe: síntomas, recomendaciones y vigilancia

La gripe es una enfermedad infecciosa aguda de las vías respiratorias producida por el virus influenza, con la máxima incidencia en las estaciones de otoño e invierno. El proceso gripal se inicia tras un periodo de incubación de unas 48 horas y suele manifestarse con un comienzo brusco de dolores de cabeza, fiebre, escalofríos, dolor muscular, malestar general y síntomas de afectación respiratoria, como tos seca y dolor de garganta.

Los síntomas de la gripe pueden confundirse con los de otras patologías respiratorias, como el catarro común. Es una enfermedad autolimitada con una evolución de cinco a siete días, aunque algunos de sus síntomas suelen durar hasta dos y tres semanas.

Al transmitirse por el aire, al toser y estornudar, las medidas higiénicas fundamentales que deben tenerse en cuenta para evitar la transmisión del virus son taparse la boca al toser o estornudar, usar pañuelos desechables y lavarse con frecuencia las manos.

Los antibióticos nunca resultan efectivos para combatirla, mientras que la vacunación ha demostrado ser la principal estrategia para su prevención, evitando hospitalizaciones y fallecimientos por complicaciones tras la enfermedad.

La presentación estacional de la gripe varía cada temporada y entre los factores que pueden influir en su forma de presentación están aquellos que favorecen la transmisión del virus en la comunidad (frío, hacinamiento, etc.), la cepa circulante cada temporada y la concordancia o no de las cepas circulantes con la cepa vacunal.

La OMS dispone de un sistema de vigilancia epidemiológica mundial. En este sistema se incluye la información facilitada por el Grupo Centinela de Vigilancia de la Gripe en Andalucía, constituido por un laboratorio de referencia situado en Granada y una red de 117 profesionales que, distribuidos por toda la comunidad, informan semanalmente de la situación epidemiológica de la enfermedad durante toda la temporada –desde principios de octubre hasta mediados de mayo–.

Para ello, este equipo de expertos y expertas recogen muestras aleatorias de secreciones que aportan información sobre el tipo de virus circulante, con el fin de incluirla en la composición de la vacuna que se recomendará en la siguiente temporada.

REDACCIÓN / CAMPIÑA DIGITAL

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos