:::: MENU ::::

martes, 19 de agosto de 2014

  • 19.8.14
La cooperativa San Acacio de Montemayor, una de las entidades de referencia en la elaboración de vino dulce Pedro Ximénez (PX), duplicará este año la producción de este tipo de vino para atender la demanda de sus clientes, según confirmó a Montemayor Digital Juan Antonio Aguilar, gerente de la entidad, que comercializa su vino dulce bajo la marca Alamis.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

El tímido chubasco que se registró a primera hora de ayer en la comarca generó el lógico nerviosismo entre las cooperativas que elaboran el vino dulce Pedro Ximénez (PX) y que, desde hace varios días, desarrollan una actividad frenética en varias paseras enclavadas en distintos puntos de la Denominación de Origen Protegida.

Y es que la gran enemiga de las paseras es la humedad. La aparición de las primeras lluvias –que, según la Agencia Estatal de Meteorología podrían volver a repetirse tímidamente el próximo jueves- puede afectar al peculiar proceso de elaboración del PX, que comienza con la exposición de los racimos de uva al sol durante algo más de una semana, con el objetivo de procurar la deshidratación de los frutos y la concentración de sus azúcares.

Por lo general, las uvas que se destinan a la elaboración de vinos dulces proceden de viñedos tradicionales, de cepas de porte bajo que, al contar con una producción menor, garantizan una mayor graduación Baumé.

Pero el proceso de pasificación de las uvas requiere, esencialmente, calor y falta de humedad. No en vano, un exceso de agua en el ambiente puede provocar la proliferación de hongos en los frutos y, consecuentemente, la aparición de podredumbre gris, una enfermedad criptogámica que complica el proceso de crianza del vino, haciendo la fermentación más compleja.

No obstante, el lógico nerviosismo que genera la lluvia en las personas que trabajan en las paseras del marco Montilla-Moriles se deja notar menos en Montemayor, donde la naturaleza arenosa de sus terrenos ayuda a drenar rápidamente el agua, reduciendo al mínimo el riesgo de podredumbres.

"Los viñedos de nuestros socios se ubican en terrenos arenosos, lo que hace además que las uvas maduren entre una semana y diez días antes que en el resto de la zona Montilla-Moriles", explicó Juan Antonio Aguilar, quien confirmó que la pasera de San Acacio, que se ubica junto a las instalaciones de la cooperativa, en las proximidades de Las Cabezas del Rey, albergará este año en torno a 800.000 kilos de uva.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos