:::: MENU ::::

miércoles, 23 de julio de 2014

  • 23.7.14
La zona Montilla-Moriles no ha sido ajena al paulatino descenso del consumo de vino que viene acusando el sector vitivinícola español desde hace más de una década. No en vano, la comercialización de caldos envasados y amparados por la denominación de origen cordobesa ha caído en torno a un 5 por ciento en el último año, cifra que baja hasta el 20 por ciento en el caso de las ventas a granel.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

"Se está retrayendo la venta de vino en general y eso, lógicamente, lo sufrimos", declaró ayer el presidente del Consejo Regulador de la zona Montilla-Moriles, Javier Martín, minutos antes del pleno que tuvo lugar en el Centro de Arte Contemporáneo y Vino "Envidarte".

Los datos hablan por sí solos. Según la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), el consumo por persona al año ha caído en España más de un 15 por ciento en la última década, lo que sitúa a los consumidores nacionales en el puesto 19º del ranking mundial, muy por detrás de otras grandes zonas productoras de vino como Francia, Portugal o Italia.

Por este motivo, Javier Martín abogó ayer por redoblar esfuerzos en materia de promoción. "Debemos hacer un esfuerzo por comercializar la marca Montilla-Moriles y que, luego, cada bodega tenga la habilidad de saber vender sus vinos", señaló el presidente del Consejo Regulador, quien defendió la necesidad de "hacer una apuesta firme por que la gente pida Montilla-Moriles".

El responsable del máximo órgano de control de los caldos cordobeses hizo hincapié en la extraordinaria calidad de los caldos amparados por la denominación de origen cordobesa. "Si comparamos los precios de nuestros vinos con los de otras regiones, somos sumamente competitivos, pues vendemos un producto de una calidad excepcional a un precio muy razonable", indicó.

Sin embargo, la diferencia de precios que puede observarse en los lineales de las grandes superficies entre los vinos cordobeses y los producidos en otras zonas pueden suponer un hándicap a la hora de que los consumidores se decanten finalmente por la marca Montilla-Moriles como vino para consumo.

Pero el descenso en las ventas de vino se ha dejado notar más en el mercado de graneles. Y es que, como precisó el gerente del Consejo Regulador, Enrique Garrido, el marco Montilla-Moriles logró agotar sus existencias al comienzo del pasado verano, lo que ha determinado que el nivel de comercialización de vinos a granel no haya podido remontar aún.

Con todo, el presidente del marco vitivinícola cordobés restó importancia al descenso de ventas a granel. "A la zona le interesa potenciar la comercialización del producto envasado, que es el que llega al consumidor con la marca Montilla-Moriles y el que la gente identifica", dijo Javier Martín, quien subrayó el "importante esfuerzo" que han realizado las bodegas y las cooperativas para incrementar la presencia de vinos envasados, que representan ya el 70 por ciento de la producción total amparada por la DOP.

"Montilla-Moriles era una comarca que se dedicaba fundamentalmente a vender sus vinos a granel. Cambiar la mentalidad para potenciar la venta de vino envasado no es fácil, pues supone la puesta en marcha de unos equipos comerciales y un gran desembolso para bodegas y cooperativas", dijo el presidente del Consejo Regulador, quien insistió en que "la única manera de conseguir presencia de la marca Montilla-Moriles es mediante la venta de vinos envasados".

Todo listo para el inicio de la vendimia

La recolección de las variedades de uva blanca sauvignon blanc y chardonnay, ideales para la elaboración de vinos jóvenes, marcará esta misma semana el inicio de la vendimia 2014 en los viñedos de la Denominación de Origen Montilla-Moriles que, un año más, volverá a protagonizar la primera vendimia del mundo en viñedos amparados por una Denominación de Origen.

"Vamos a tener una vendimia espléndida", apuntó el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, Javier Martín, para quien "las circunstancias climatológicas son bastante favorables y las perspectivas, si seguimos insistiendo en la comercialización de nuestros vinos, son bastante óptimas".

Tras la cosecha del pasado año, que alcanzó los 55 millones de kilos, el marco Montilla-Moriles espera recolectar este año en torno a un 20 por ciento menos de uva, "pero de una magnífica calidad", tal y como subrayó ayer el presidente del Consejo Regulador, durante el transcurso del pleno en el que se dio luz verde al presupuesto de la entidad, que se eleva hasta los 698.000 euros, de los que el 21 por ciento -en torno a los 150.000 euros- se destinará a campañas promocionales.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN

DEPORTES - MONTEMAYOR DIGITAL

FIRMAS
Montemayor Digital te escucha Escríbenos